viernes. 17.09.2021

ANTEPROYECTO DE LEY

El Gobierno quiere que la factura electrónica sea obligatoria en todas las transacciones de autónomos y negocios

La factura digital será obligatoria para los autónomos
El Ejecutivo está tramitando Anteproyecto de Ley Crea y Crece en el que se pretende universalizar la factura digital para todos los autónomos con el fin de atajar la morosidad comercial.
El Gobierno quiere que la factura electrónica sea obligatoria en todas las transacciones de autónomos y negocios

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ya ha comenzado el trámite de la audiencia pública para el Anteproyecto de Ley Crea y Crece. Una norma que tiene como objetivo eliminar trabas a la hora de crear negocios y atajar la morosidad comercial. En este último punto, la futura norma plantea implantar la factura electrónica para todos los autónomos en sus relaciones comerciales. Este recibo digital aún no está muy extendido en España y, actualmente, sólo es obligatorio en aquellos trámites en los que los trabajadores por cuenta propia proveen o dan servicios a las administraciones públicas.

La factura electrónica universal es el pilar fundamental de este nuevo Anteproyecto de Ley para luchar contra la morosidad. Según el ministerio, la morosidad es una de las principales causas de los problemas de liquidez y rentabilidad del tejido productivo español, en especial de los autónomos y pequeños negocios. Por ello, la extensión del recibo digital pretende garantizar la trazabilidad y control de pagos entre empresas y trabajadores por cuenta propia. Con esta regulación, el ministerio busca conocer los plazos efectivos de pago para que se cumplan en los límites acordados a la hora de prestar un servicio.

En este sentido, el ministerio creará un Observatorio de Morosidad Nacional, que se encargará del seguimiento y evolución de los datos de pago y la promoción de buenas prácticas en este ámbito. Además, dado que muchos autónomos no disponen de la tecnología o conocimientos necesarios para confeccionar facturas electrónicas, como por ejemplo las zonas rurales o aquellos dedicados a la artesanía, se facilitará con los recursos previstos para la digitalización definidos en el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) que el Gobierno quiere poner en marcha en los próximos años.

¿Es obligatorio para los autónomos usar la factura electrónica?

Desde enero de 2015, los autónomos y pequeños negocios que presten servicios a las administraciones públicas están obligados a emitir facturas electrónicas. Sin embargo, hasta que no se haga efectiva la nueva Ley Crea y Crece, no será necesario que los trabajadores por cuenta propia formalicen sus recibos de manera digital si van a realizar actividades con otros autónomos o empresas.

No obstante, es recomendable que los autónomos vayan formándose de cara al futuro para saber cómo debe configurarse una factura electrónica. En el caso de aquellas que van destinadas a la Administración, pueden realizarse a través de un programa informático gratuito que ofrece el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en su página web. Asimismo, los trabajadores por cuenta propia, tal y como explican los organismos oficiales, pueden realizar los recibos electrónicos  mediante cualquier programa informático que realice facturas o un prestador de servicios. En cualquiera de los casos, estas deberán ir firmadas con el certificado electrónico obligatorio que poseen los autónomos para otro tipo de trámites como la autoliquidación trimestral del IVA o la declaración del IRPF.

Asimismo, para que la implantación de la factura electrónica sea efectiva, el Ejecutivo asegura que facilitará los recursos necesarios para su implantación. En particular, el Programa Digital Toolkit incluirá entre sus productos y servicios subvencionables el recibo electrónico. Ayuda que está enmarcada dentro de los fondos Next Generation para la digitalización de los pequeños negocios y autónomos definidos por la Unión Europea.

Sólo el 15% de los autónomos y negocios usan facturas electrónicas en España

Según un estudio realizado por SERES, una empresa de servicios de intercambio electrónico que está especializada en facturas digitales, aproximadamente sólo un 15% de autónomos y negocios usa facturas electrónicas en España. Datos alarmantes ante la futura obligatoriedad del uso de este tipo de documentos digitales que pone en la palestra a todos aquellos sectores que nunca han requerido facturas digitales para el desarrollo de sus actividades. En especial el primario en el que, según SERES, sólo un 3,65% del total ha implantado este sistema.

En este sentido, por Comunidades Autónomas, los trabajadores por cuenta propia de Madrid (36,69%), Cataluña (28,93%), Andalucía (9,17%) y Valencia (4,94%) lideran el ranking en volumen de emisión de facturas digitales. Una práctica que ha experimentado, a causa del confinamiento y teletrabajo, cambios respecto al año pasado, ya que Cataluña aumenta su cuota en un 17,77%.

Por otro lado, si prestamos atención a la actividad, el sector servicios es donde la factura electrónica tiene un mayor grado de implantación, tanto en emisión (64,06%) como en recepción (61,80%), con un aumento del 8,14% y el 3,35% respectivamente respecto a 2018. Le sigue Industria, con un 27,81% de empresas emisoras y un 28,07% de receptoras, pero con una reducción del 13,99% y del 8,61% respectivamente sobre 2018.

Respecto al tamaño de las empresas, según el estudio, la mayor implantación de la factura electrónica se encuentra en la mediana empresa, con el 41,96% en emisión y el 35,70% en recepción. Le sigue la pequeña empresa, con el 27,49% en emisión y el 25,70% en recepción. En tercera posición aparecen las grandes empresas, donde el 19,98% emiten facturas electrónicas y el 29,54% las reciben. Finalmente, el 10,57% de las microempresas emiten facturas electrónicas y el 9,06% las reciben.

Los nuevos cambios que trae el Anteproyecto de Ley

Además de la implantación de la factura electrónica para luchar contra la morosidad, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital pretende con esta nueva normativa impulsar la creación de empresas y fomentar su expansión a través de la mejora regulatoria, la eliminación de obstáculos a las actividades económicas y el apoyo financiero al crecimiento empresarial.

Para ello ycomo ya avanzó este diario,  una de las medidas más destacada espera impulsar la creación de empresas es la posibilidad de constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada con un capital social de tan solo un euro. De este modo, se eliminaría el mínimo legal de 3.000 euros para constituir una SL. Además, la futura norma pretende mejorar regulación eliminando obstáculos a la hora de crear un negocio. En especial, el Ejecutivo ampliará el catálogo de actividades económicas exentas de licencia e incorporará al listado de la normativa básica estatal las actividades que hayan sido consideradas inocuas por al menos una Comunidad Autónoma. Finalmente, en el ámbito del "crowdfunding", la Ley Crea y Crece adapta la regulación nacional a la normativa europea, introduciendo más flexibilidad para que estas plataformas presten sus servicios en Europa.

El Gobierno quiere que la factura electrónica sea obligatoria en todas las transacciones de autónomos y negocios