Lunes. 10.12.2018

LA EXPERIENCIA DE UN AUTÓNOMO

Lo malo que es (a veces) vender a través de Amazon

Lo malo que es (a veces) vender a través de Amazon

Vender mucho y ganar poco por las condiciones que impone el gigante de la venta por internet o estar expuesto a que te cierren la cuenta y tu negocio si no cumples las reglas, son algunas de los riesgos a los que se expone un autónomo que apuesta por distribuir sus productos o servicios a través de Amazon. Esta es la experiencia y consejos de uno de ellos.

Lo malo que es (a veces) vender a través de Amazon

Cualquier persona que rellene un formulario y pague una cuota -que varía en función del sistema escogido- puede convertirse en vendedor de Amazon. Es sencillo vender a través de la plataforma que más vendió online en España en 2017. Según el ranking que elabora anualmente la revista oficial de eShowMagazine, la compañía facturó el año pasado 4.241.1 millones de euros, por delante de otros gigantes como AliExpress o el Corte Inglés.

Sin embargo, los vendedores que han apostado por Amazon se han encontrado con que el gigante digital es una moneda de doble cara pues aunque la plataforma les permite llegar a más clientes y de diferentes partes del mundo, también les obliga a cumplir con una serie de condiciones y requisitos que muchos no pueden soportar.

“Lo que tienes que entender cuando trabajas con Amazon es que no es tu empresa. Es la empresa Amazon y ésta te deja estar mientras tenga unos estándares de calidad increíbles. Pero en el momento en el que no los cumplas, te cierran la cuenta y se acabó el negocio”. Así resumen, Roberto Augusto, fundador de letraminuscula.com -una página que ofrece servicios editoriales y de autoedición a autores para publicarlos en KDP - su experiencia como vendedor a través de Amazon.

Augusto señala que “hay dos mundos muy diferentes. Uno es ser cliente y otro vendedor. Para el cliente, la plataforma es buenísima, le ofrecen un servicio y una política de devolución increíble, pero para el vendedor es distinto”. Tan mala fue la experiencia que tuvo como vendedor, que no recomienda para nada a los autónomos y emprendedores que trabajen con Amazon y les aconseja “que monten su propio negocio, aunque les lleve más tiempo, dinero y esfuerzo. Porque así el cliente es suyo y la empresa también es suya”.

Los vendedores de Amazon tienen hacer frente en su día a día a una serie de problemas que Roberto Augusto detalla a raíz de su propia experiencia.

1.- La obligación de 2.99 euros por gastos de envío.

Amazon obliga, según Augusto, a sus vendedores a fijar en 2,99 euros los gastos de envío. Un precio  que hace perder en muchos casos dinero al vendedor, pues “igual te cuesta más enviar el producto. Entonces, aunque vendas mucho, como las comisiones son altas y los gastos de envío que se cobran al cliente son inferiores a lo que te cuesta, al final ganas muy poco” apuntó el fundador de letraminuscula.com

Esto, según señala Augusto, es algo que le ocurre también con las empresas de logística. Amazon acuerda con ellas un volumen de envíos, para que su coste sea lo mínimo posible. Sin embargo, las empresas de reparto tienen mucho  trabajo, pero no tanto beneficio.

2.- La política de devolución

Si un cliente pide a Amanzon la devolución de un producto, el vendedor, aunque el cliente no tenga razón, tiene que aceptar esa devolución y devolver el dinero al cliente. Se trata de una forma de actuar que ha dado lugar a estafas: “Hay clientes que compran, por ejemplo, un iphone. Piden la devolución y el vendedor la acepta, tramita y devuelve el dinero. Y cuando llega el cambio, la caja está vacía o tiene un teléfono viejo dentro” detalló Roberto Augusto.

3- Un comentario negativo pueda acabar con un negocio

Los clientes en Amazon tienen mucho poder, su valoración y comentarios tienen tanta importancia que “un par de comentarios negativos” pueden llegar a cerrar la cuenta de los vendedores. Algo que le pasó a Augusto: “Tenía muy buenos comentarios, pero hubo una clienta que no estaba contenta y me puso un comentario negativo. Amazon me envío un email en el que ponía que por no cumplir con el protocolo la cuenta como vendedor había sido retirada. Me cerraron la cuenta y me retuvieron el dinero durante tres meses”.

El fundador de letraminuscula.com denuncia el hecho de que "en segundos" Amazon puede acabar con tu negocio “para siempre” y a través de un simple correo electrónico. Detalla que incluso existe gente que ha montado su propio negocio en torno a este problema y que se dedica a intentar recuperar las cuentas canceladas de vendedores.

4.- Guerra de comentarios

Los vendedores conocen cómo funciona el sistema, saben el poder que tienen los comentarios en Amazon y hacen lo que Augusto ha denominado como, ‘Guerra de Comentarios’. Consiste en que negocios de la competencia hacen comentarios negativos sobre un producto de una compañía adversaria para que le cierren la cuenta.

También ha problemas de KDP

KDP es una plataforma de Amazon que permite a los escritores publicar sus obras a coste cero, para que cualquiera las pueda comprar tanto online como en papel. Es lo que se conoce como autopublicación y es al sector al que se dedica Roberto Augusto con letraminusucla.com, y en el que también se han encontrado una serie de problemas:

5.- No se puede eliminar

Un libro se sube a la plataforma y si por cualquier cosa una persona lo desea eliminar no puede, siempre va a quedar constancia de que ese libro ha estado ahí y lo único que aparece es que están sin stock.

Lo malo que es (a veces) vender a través de Amazon