jueves. 22.08.2019

5 HÁBITOS DE USO QUE DEBEMOS EVITAR

Manual práctico para alargar la batería del móvil y no quedarte a medias con un cliente

Manual práctico para alargar la batería del móvil y no quedarte a medias con un cliente

En la mayoría de los casos simplemente hay que aplicar ciertos trucos para que el smartphone aguante más sin cargar.

Manual práctico para alargar la batería del móvil y no quedarte a medias con un cliente

Muchos emprendedores realizan buena parte de sus actividades profesionales desde el smartphone, sin necesidad de recurrir al ordenador. De hecho, el 77% de los millennials lo utilizan como herramienta de trabajo. Uno de los principales problemas de estos dispositivos reside en la duración de la batería: salir por la mañana de casa con la carga a tope y que dure todo el día se ha convertido en un reto.

Por muy avanzado que sea el teléfono inteligente, uso tras uso, la propia vida de la batería parece acortarse de manera inexorable hasta que finalmente muere y hay que llevar una fuente de alimentación externa o un cargador. Esto se debe en muchos casos a los malos hábitos de uso que perjudican seriamente la salud de su batería. Por ello, CaixaBank nos da una serie de consejos prácticos con el objetivo de alargar lo máximo posible la batería del terminal:


1. Evitar cargarlo durante toda la noche

Es cierto que no hay nada más placentero que levantarse por la mañana y ver ese 100% en la barra de batería. Sin embargo, esta costumbre es una de las principales culpables de que estemos acortando la vida de nuestras baterías. Los propios fabricantes recomiendan huir de los extremos en lo que se refiere al nivel de carga, es decir, ni exprimirla al máximo y dejarla al 0% cada jornada, ni olvidarnos del móvil durante toda la noche. Lo más recomendable es que la batería oscile siempre entre el 20% y el 80%. 

2. Utilizar el cargador adecuado

Los expertos aseguran que la mejor opción es utilizar el cargador de la propia marca: por rapidez y por salud. No es un capricho ni una estrategia para que la empresa fabricante venda más cargadores, es que los suyos están específicamente diseñados para respetar los voltajes y demás requisitos técnicos de una batería específica.

3. Usar la carga rápida sólo cuando sea imprescindible

La carga rápida es una funcionalidad que cada vez incluyen más dispositivos. Pese a que puede venir muy bien en ciertas ocasiones, es mejor usarla solo cuando sea necesario y no convertirlo en norma, ya que según diversos estudios de Battery University reducirá notablemente la vida de la batería.

4. Mantener el smartphone a una temperatura adecuado

En cuanto a la temperatura también hay que huir de los extremos: lo más adecuado es mantener siempre el teléfono en una franja normal de temperatura que va de los 0 grados hasta los 45, para que así no sufra.

5. Evitar usar el móvil mientras se carga

Para prolongar la vida de la batería hay que evitar, en la medida de lo posible, utilizar el terminal mientras está conectado a una fuente de alimentación externa, ya que es negativo.

Además, para conseguir que la batería aguante lo máximo posible es importante reducir el brillo de la pantalla porque es, de lejos, lo que más energía consume. Otra acción muy sencilla es cerrar aplicaciones en segundo plano y utilizarlas cuando se necesiten en cada momento, es decir, cuando no se use la localización GPS, el wifi o Bluetooth, desconéctalos. Además, es mejor tirar de wifi siempre que sea posible, no solo para ahorrar datos, sino porque acceder a internet de esta manera es mucho más barato en términos energéticos que hacerlo a través del 4G.

Manual práctico para alargar la batería del móvil y no quedarte a medias con un cliente