martes. 15.10.2019

MÁS DE CUATRO MILLONES ACUDEN A INTERNET

Los mayores de 45 años compran ya como si fueran millenials

Los mayores de 45 años compran ya como si fueran millenials

Más de cuatro millones de personas de entre 45 y 54 años realizaron compras por internet el pasado año, según el portal Statista. Otro estudio de The Valley indica que, durante el mismo periodo, uno de cada cuatro clientes de comercios con más de 45 años pagaron sus compras con el móvil. Además, la CNMC revela un crecimiento de las compras por internet de más del 25% interanual.

Los mayores de 45 años compran ya como si fueran millenials

¿Son los milenials los que tiran del carrito del comercio electrónico? La respuesta no es tan sencilla como a priori puede parecer. Varios estudios ponen de manifiesto que tanto los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964), como los cuarentañeros de la generación X (nacidos entre 1965 y 1980) están cada vez más conectados con las nuevas tecnologías.  

Más de cuatro millones de españoles de entre 45 y 54 años realizaron sus compras por internet el pasado año. Un volumen que les sitúa en segunda posición entre los e-buyers, grupo compuesto por quienes tienen una década menos. De hecho, entre las dos franjas de edad, suman 9,18 millones de compradores, casi la mitad del total (48,7%), según las cifras del portal Statista.

“Los e-buyers senior están cada vez más convencidos de las ventajas del comercio electrónico. Poco a poco hemos pasado de la reticencia a una extraordinaria fidelidad, debido a la progresiva digitalización de los mayores”, explica Manuel Montesinos, director de marketing de MActual.

La compañía especializada en la venta online de productos tecnológicos, informática e imagen y sonido, ha experimentado en los últimos cinco años un crecimiento de 12 puntos en entre sus clientes particulares mayores de 55 años.

Sorprende también el dato de un estudio de The Valley sobre los clientes fintech. Uno de cada cuatro clientes mayores de 35 años pagaron sus compras en tienda física a través de una aplicación móvil.

Perfil de los compradores senior

Ahora bien, ¿cómo es el perfil de los e-buyers senior? Prudencia en el gasto, fidelidad y multicanalidad – recurren indistintamente al canal físico como al digital para realizar sus compras- son algunos de los rasgos comunes que destacan desde MActual. Además, son menos sensibles a la seducción y priorizan los mensajes claros, honestos y directos, explican en un comunicado. En síntesis, “compran menos productos, menos a menudo, de gama más alta y de mayor precio”, concluye Montesinos.

The Valley, por su parte destaca la causas que han motivado el que los mayores de 35 años opten por gestionar sus finanzas a través de empresas tecnológicas. La más destacada es el ahorro en comisiones debido a la ausencia de oficinas comerciales o la posibilidad de acceder a un modelo bancario mixto por un precio más bajo que el de la banca tradicional. Además, consideran que operar vía online es más sencillo y ágil ya que permite acceder a los servicios las 24 horas, 7 días a la semana y en cualquier parte del mundo. Transparencia y un modelo fallido con la crisis económica son otras dos de las razones que están inclinando la balanza hacia las fintech.

Digitalizar el comercio minorista

Los últimos datos de la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de Valores), correspondientes a julio de 2017, revelan que el comercio electrónico superó en España los 30 millones de euros, con un incremento del 25,7% interanual.  

Este avance obliga al comercio minorista a adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores. De lo contrario el panorama futuro tendrá tintes más que grisaceos. De hecho, hay informes que apuntan que la falta de digitalización del comercio minorista tiene como consecuencia una pérdida del 40% de su competitividad. Con el objetivo de impulsar la digitalización del pequeño comercio, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo quiere poner en marcha, cuanto antes, el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista que tiene como objetivo el desarrollo de actuaciones para la digitalización del comercio de proximidad y su adaptación a los nuevos hábitos de consumo y a programas que favorezcan el relevo generacional. “Si no actuamos muchos tendrán que echar el cierre y se perderá vida en las calles”, afirmaba la ministra Reyes Maroto, durante un desayuno informativo a principios de semana. Estas actuaciones darán continuidad a las que se pusieron en marcha en 2017, cuyo presupuesto ascendió a 6,4 millones de euros y que Comercio tiene intención de duplicar para el próximo bienio.

Los mayores de 45 años compran ya como si fueran millenials