lunes. 14.06.2021

UN SECTOR CON MÁS DE 650 PEQUEÑOS NEGOCIOS

El mercado de los videojuegos creció un 18% durante el año de la pandemia

pexels-matilda-wormwood-4101004 (1)
El confinamiento y las restricciones han respaldado a la industria de los videojuegos. Un sector con muchos pequeños negocios que no deja de crecer en España y que, en su conjunto, facturó un 18% más en 2020 que en el ejercicio anterior. 
El mercado de los videojuegos creció un 18% durante el año de la pandemia

Los datos del sector de los videojuegos sitúan a esta industria como la primera opción de ocio en nuestro país por encima de la música o el cine. Según el informe anual de la Asociación Española de los Videojuegos, estas empresas y pequeños autónomos facturaron globalmente un 18% más en 2020, en total 1.747 millones de euros.

En España existen más de 650 pequeños negocios dedicados a la producción de videojuegos. Una actividad que genera más de 9.000 empleos -por cuenta propia y ajena- directos y 23.000 indirectos, en el que intervienen distintos autónomos especializados en la programación, diseño, arte, arquitectura y otros campos creativos. “El videojuego ha sido el mejor aliado en tiempos de pandemia” afirmó Alberto González Lorca, Presidente de AEVI. Durante el 2020, un año aciago para la mayoría de los sectores económicos, las actividades ligadas a los videojuegos (desarrolladoras, tiendas, etc.) vieron como la crisis no arruinó sus perspectivas de crecimiento. El confinamiento de las familias por el coronavirus propició un mayor uso de estos productos.

Por otro lado, también creció el 4,8% la venta física de videojuegos y el 32% en plataformas digitales y la venta de accesorios también se incrementó un 9,8%. Por otro lado, los españoles adquirieron en 2020  4.138.497 de periféricos, que van desde sillas diseñadas para jugadores a ratones o teclados específicos para los videojuegos. El único producto que se resintió durante el pasado año fue la venta de consolas, que cayó 5,1% (quizás debido a su precio). Asimismo, los deportes electrónicos o ESports, ingresaron 27 millones de euros en 2020.dando trabajo a 800 jugadores profesionales, de los cuales 210 son trabajadores por cuenta propia.

Las tiendas de videojuegos "retro" resisten a la pandemia

Los pequeños negocios de videojuegos con tiendas físicas en España no están tan especializados en productos masivos, que se venden en las grandes superficies. Hablamos de las tiendas de videojuegos retro, un negocio con una clientela fidelizada que en los últimos años ha sufrido un aumento considerable en sus ventas.

“A pesar de que los tres meses de confinamiento fueron un duro golpe, a todos nos ha afectado anímicamente, el sector ha crecido y se consume más”, afirmó Víctor López, autónomo propietario de El Rincón del Retro. “Muchos negocios han cerrado, en especial aquellos que no tenían tienda online. Sin embargo, nuestro volumen de ventas se ha mantenido” comentó López. Y es que tiendas como El Rincón del Retro están especializadas en productos exclusivos. Con el paso de los años, tanto los nuevos como los antiguos jugadores buscan revivir aquellas experiencias jugables del pasado, potenciado por el factor del coleccionismo.

De las vitrinas no paran de desaparecer videojuegos” comentó Juan Santos, dueño de la tienda de videojuegos Viatec. “Nuestro cliente es bastante fiel, el tipo de artículo que vendemos no es perecedero y cada día aparecen nuevos videojuegos y jugadores, por lo que cada año otros se van convirtiendo en clásicos difícil de encontrar. Además, a pesar de que todos estos juegos en muchas ocasiones los puedes encontrar digitalmente, los fanáticos no dudan en hacerse con la copia original para su colección” alegó Santos. “Algunos productos han superado 10 veces su precio original, como por ejemplo el The Legend of Zelda (1986) de la NES (Nintendo Entartaiment System) y otros siguen revalorizándose cada día como el Snow Bros. (1990) que puede alcanzar los 700 euros”, afirmó Santos.

Este emprendedor de 66 años comenzó trabajando para Espaco, una de las primeras empresas en España en distribuir videojuegos, y actualmente ha encontrado en su amor por los videojuegos un negocio lucrativo en el que considera que “tiene poca competencia”. Asimismo, este tipo de tiendas especializadas no sólo se dedican a la venta de juegos virtuales, sino que también hacen de mecánicos de aquellas consolas que con el paso de los años han sufrido alguna avería.

Pero las desarrolladoras de videojuegos bajan su facturación

A pesar de que los datos de mercado son bastante positivos para los distintos sectores dedicados a la industria del videojuego en España, las desarrolladoras han visto como la pandemia ha frenado en seco su crecimiento exponencial de los últimos años.  

“A pesar de que los titulares respalden el crecimiento de los videojuegos, esto no es realmente así”, aseguró Eva Gaspar, CEO de Abylight Studios. “Han aumentado las horas de juego, pero ello no quiere decir que las ventas hayan crecido en la misma proporción” afirmó Gaspar. “No se ha comprado especialmente. Los mensajes de hundimiento de la economía han afectado al consumidor final y también depende del tipo de videojuego. No es lo mismo un juego gratuito que un producto completo como el que vendemos nosotros” añadió Gaspar. “El 2020 nos puso contra las cuerdas, todo lo que tenía que llegar, tanto la facturación como la financiación, se congeló”, afirmó, por su lado, Eduardo Saldaña, CEO y fundador de la desarrolladora Sons of A Bit.

Estos pequeños negocios aseguran que el futuro es bastante prometedor a pesar del frenazo económico que ha supuesto la pandemia. “Las perspectivas son buenas, es una industria que en España tiene mucho recorrido por hacer.  Además, se está mejorando la formación de los futuros trabajadores del sector, debido al efecto llamada de las empresas, gracias a la inclusión de los videojuegos en formación superior o de postgrado”, afirmó Gaspar. “Dependiendo del perfil, los profesionales que se acercan a la industria encuentran una tasa de paro cero”, apuntó la CEO.

Abylight Studios cuenta con títulos tan prestigiosos en el mercado como ‘Maldita Castilla’, y es una de las pioneras en España con casi 20 años de experiencia en el sector. No obstante, este negocio con 25 trabajadores, no se dedica exclusivamente a la creación o publicación comercial de videojuegos. Las desarrolladoras también reciben encargos de terceros para la creación de aplicaciones móviles e interactivas multimedia, quizás uno de los puntos de financiación más resentidos por la pandemia.

Asimismo, desde Son Of A Bit, aseguran que en España existe “una competencia sana entre las desarrolladoras”. Con 10 trabajadores, la desarrolladora murciana cree que la competencia real es el mercado internacional. “En España no encajan tanto los videojuegos que se desarrollan en nuestro país. Con un carácter clásico (retro en el argot de los videojuegos), nuestro mercado está en el exterior donde tenemos reconocimiento” comentó Saldaña. “En nuestro territorio triunfan juegos con grandes gráficos y las desarrolladoras españolas, a excepción de unas pocas, todavía no compiten en este espectro. Premiamos la jugabilidad y el entretenimiento por encima de la experiencia visual” alegó el fundador de Son Of A Bit.

España está dentro del ranking de los 10 países con mayor facturación

Los autónomos y pequeños negocios dedicados al sector de los videojuegos generan cada año un impacto directo en la economía española por valor de más de 3.500 millones de euros.

España se encuentra en el top 10 mundial por tamaño de mercado” aseguró la vicepresidenta del gobierno Nadia Calviño en la presentación del informe anual de la Asociación Española de los Videojuegos. Sector que desde el Gobierno se plantean mejorar gracias a la ejecución de distintas ayudas y planes estatales de digitalización. En el mismo informe, el Ministerio de Cultura y Deportes puso en valor la creación del ‘Hub Audiovisual español”, que incluye el desarrollo de un programa específico de impulso de la competitividad, promoción e internacionalización de la del videojuego

Además, por primera vez, se creará una nueva línea de ayudas para el desarrollo de videojuegos y de otras formas de creación digital con una dimensión cultural, por un importe total de un millón de euros. Con esta línea de ayudas específica, el Ejecutivo busca fortalecer el tejido industrial del sector, pero también dar respuesta a algunos de los retos a los que se enfrenta. Asimismo, la intención del Gobierno es seguir reforzando cuantitativamente esta iniciativa en los próximos años y consolidarla dentro del sector creativo y cultural.

Los videojuegos: una nueva vía para ampliar tu negocio

Desde Son of A Bit han lanzado recientemente un videojuego titulado Kluest que funciona como una herramienta para ayudar a los emprendedoresmás allá del entretenimiento.

El futuro del mercado pasa por la realidad aumentada”, aseguró Saldaña. “Gracias a videojuegos como Kluest, las empresas, negocios o instituciones pueden crear eventos, juegos, exposiciones para interactuar con sus clientes y utilizarlo como una nueva forma de captación. Esta aplicación gratuita para móviles permite al usuario crear su propia aventura virtual. “En el caso de un museo o una sala de exposiciones, el emprendedor puede crear un guía virtual sin costes, así como distintas actividades que mejoren la experiencia del usuario y atraer a un nuevo público”, alegó el CEO.

El mercado de los videojuegos creció un 18% durante el año de la pandemia