martes. 12.11.2019

FACEBOOK, INSTAGRAM, TWITTER Y LINKEDIN

Cómo sacar el máximo partido a una campaña de marketing en las redes sociales

Cómo sacar el máximo partido a una campaña de marketing en las redes sociales

No hay una fórmula matemática para conseguir el éxito de contenido se vuelva viral en redes sociales, pues lo que funciona en un negocio falla para otro. No obstante, hay pequeños consejos y trucos que los autónomos pueden utilizar para hacer que las publicaciones promocionadas en redes sociales sean más efectivas.

Cómo sacar el máximo partido a una campaña de marketing en las redes sociales

Administrar una cuenta, tener un buen ojo para escoger la imagen, hacer un presupuesto publicitario basado en clics o impresiones y seguir una estrategia. Estos son los elementos que un autónomo debe tener en cuenta para poner en marcha una campaña de marketing en redes sociales.

La publicidad o las publicaciones promocionados en las redes sociales han posibilitado que las pequeñas empresas puedan implementar estrategias de marketing digital a sus negocios a un coste reducido, ya que -por ejemplo en Facebook- se pueden realizar inversiones publicitarias por tres euros. Además, estas facilitan, si se hacen bien, llegar directamente al público interesado y, en el mejor de los casos, crear una comunidad de usuarios que sigan la página y están pendientes de las últimas novedades del producto/servicio anunciado.

No hay publicación, ni mensaje, ni contenido, ni hora específica… que proporcione a las campañas de marketing una eficacia total, lo que ha funcionado una vez puede fallar otra. Pero sí hay una serie de pautas y recomendaciones que todas las publicaciones que un autónomo o empresa haga en nombre de su negocio en las redes sociales deben cumplir para sacarle el máximo partido a estas nuevas plataformas. Sylvia Barragán, diseñadora web del Centro Comercial Abierto de Teruel (CCA) y especialista en posicionamiento SEO, sugiere atender a estos consejos: 

1.- Crear una página asociada una cuenta personal. En redes como Facebook o LinkedIn, el autónomo deberá crear una página de su negocio asociada a un perfil personal, de esta manera podrá administrar la página y realizar los pagos publicitarios de los anuncios y los contenidos promocionados. En el caso de otras redes que no permiten la creación de una página de negocio, como es el caso de Twitter, simplemente habrá que crear el perfil como si de una cuenta personal se tratase.

2.- Publicidad y contenidos promocionados. La mayoría de las redes sociales cuentan con plataformas para realizar publicidad dentro de ellas (Facebook Ads, Twitter Ads...). Éstas permiten gestionar las campañas publicitarias a través de anuncios o contenidos patrocinados (publicaciones en las que se invierten cierta cuantía monetaria para alcanzar a un público interesado, por ejemplo invirtiendo 25 euros en una de estas publicaciones, acotando por ejemplo a las ciudades de Teruel, Zaragoza y Valencia, se puede llegar a obtener un alcance entre 15.000 y 30.000 personas).

redes sociales app

3.- La segmentación. Es fundamental para obtener un buen resultado de las inversiones publicitarias realizadas en las redes sociales. Para ello el autónomo debe conocer muy bien el perfil de su cliente, pues cuanto más lo conozca mayor impacto tendrán las campañas de publicidad. La mayoría de estas plataformas permiten segmentar los anuncios y los contenidos patrocinados por ubicación, edad, sexo e idiomas. Asimismo, también permiten -como en el caso de Facebook- acotar de forma más precisa a través de la:

  • Segmentación detallada: es decir incluir o excluir a personas dentro de la segmentación en función de su comportamiento online como el contenido que comparten, los anuncios en los que hace clic, las páginas con las que interactúa, sus comportamientos de intención de compra -búsquedas en Amazon, por ejemplo-, las aplicaciones que utilizan, el tipo de dispositivo móvil que tienen…
  • Conexiones: segmentar en función de la relación que mantienen los usuarios de la red con el negocio, es decir, si han interactuado con ella o es amigo de una persona que lo ha hecho. Ésta también se puede hacer en negativo, es decir, excluyendo a ese público o el tipo de conexión.
  • Públicos personalizados: estos se crean a través de las personas que conocen el negocio y se crean a partir de los datos obtenidos de la propia página del negocio.

A la hora de segmentar hay que tener cuidado con ser muy específico y acotar mucho los parámetros, pues el resultado puede ser muy pequeño y la inversión publicitaria ineficaz. Como siempre, en las estrategias de marketing en redes sociales, es todo a base de prueba y error.

4-. No hacer spam: el autónomo debe tener en cuenta que Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram… son redes sociales, es decir, la gente no entra a comprar, entra a compartir su vida, a ver la de sus amigos, etcétera, por lo tanto si la empresa a la que decide seguir solo hace publicaciones destinadas a que le compren un producto o contraten un servicio es probable que la dejen de seguir porque siente que solo le están haciendo spam.

Ofrece información y contenidos de interés sobre el sector, procura solucionar problemas o incidencias que un usuario pueda tener y si encaja, que sea a través de tu producto, cuenta y explica los diferentes usos del producto… En general, se trata de crear una pequeña comunidad digital a la que vender los productos y para ello es necesario ofrecer otro tipo de contenidos relacionados.

5-. La imagen: es lo más llamativo y de ella dependerá que el usuario de una red social haga clic sobre las publicaciones promocionados u anuncios. Procura que sea una foto que llame la atención, que esté cuidada y ofrezca información útil sobre el producto. Aunque siempre hay excepciones, dado que lo principal es adaptar la publicación al cliente. Por ejemplo, si el cliente de un producto prefiere la naturalidad y la improvisación, a una foto preparada, estudiada y con filtros.

Apostar por la creación de un contenido patrocinado en redes sociales es un gran mecanismo efectivo y rentable para llegar a los clientes o futuros clientes. Pero estas campañas online no lo son todo para conseguir captar la atención del cliente en redes sociales. La calidad de los productos, el buen trato al cliente (online y offline), el tiempo de respuesta en los mensajes, la originalidad del resto de las publicaciones… deben estar cuidados e ir acordes con ese anuncio y la filosofía de la empresa, porque influyen igualmente en la decisión final de compra de un cliente.

Cómo sacar el máximo partido a una campaña de marketing en las redes sociales