viernes. 17.09.2021

PROMOCIONES Y DEDUCCIONES DISPONIBLES

Las otras ventajas que tiene para los autónomos comprar un ordenador portátil para su negocio en septiembre

hp
Las ventajas que tiene para los autónomos comprar un ordenador portátil en septiembre
Septiembre puede ser un buen momento para que los autónomos compren un ordenador para su negocio, si lo necesitaban. En primer lugar porque algunas marcas, como HP, lanzan descuentos por 'la vuelta al trabajo'. En segundo lugar, por las deducciones disponibles.
Las otras ventajas que tiene para los autónomos comprar un ordenador portátil para su negocio en septiembre

Faltan pocos días para que empiece otoño, y los autónomos encaren la recta final del ejercicio. Septiembre es un mes clave, no sólo por la vuelta al trabajo, sino porque marca también el comienzo de algunas obligaciones fiscales, como la declaración del tercer trimestre y la preparación del cierre del año fiscal. Muchos trabajadores por cuenta propia se han acostumbrado a trabajar en casa o en cualquier parte. Algunos incluso lo han hecho en vacaciones desde algún lugar remoto donde descansaba su familia. De ahí que no sólo sea útil tener un ordenador en el negocio, sino tener uno portátil.

Por otro lado, este mes es uno de los mejores momentos para hacer algunos desembolsos que los autónomos tenían pendientes para su negocio. Pueden ser en productos de tecnología, que permiten aumentar la productividad de la empresa, e incluso su seguridad.  

Septiembre suele ser el momento en que las grandes marcas ofrecen algunas de las mejores ofertas y descuentos que pueden resultar interesantes para el colectivo. Es el caso por ejemplo de HP que realiza una campaña por la 'vuelta al trabajo', donde ofrece grandes descuentos en la compra de ordenadores. De hecho, esta marca cuenta con una amplia gama de portátiles diseñados específicamente para los negocios con características que se adaptan a las necesidades del entorno empresarial, que no son otras que seguridad, rendimiento y durabilidad. 

Tampoco hay que perder de vista que, a partir de septiembre, puede ser un buen momento para hacer algunos desembolsos ya que todas las inversiones realizadas hasta diciembre entrarán en la campaña de la RENTA que empezará en mayo del año que viene. Además, si el gasto se realizara en septiembre, el autónomo podría deducírselo directamente en la declaración de IVA del tercer trimestre, que se presenta en octubre.

Promociones y deducciones al comprar un portátil para el negocio en septiembre 

Durante este mes, HP ofrece un 15% de descuento en su gama de portátiles HP 200/300, promoción que puede suponer más de 100 euros de ahorro al adquirir uno de estos ordenadores. 

Estos ordenadores, además de estar adaptados al bolsillo de los autónomos, pueden ser una buena opción para un negocio ya que ofrecen tres años de garantía, y la duración de la batería en muchos casos supera las diez horas. Esto es clave, ya que la autonomía del ordenador es lo que permite a los autónomos moverse y trabajar desde casi cualquier lugar sin necesidad de un enchufe. Además, a la hora de elegir uno u otro ordenador también hay que tener en cuenta la velocidad y seguridad, que dependen del procesador, la memoria RAM, o la unidad de almacenamiento. Por lo que es muy recomendable no recortar en ninguno de estos tres aspectos a la hora de elegir un portátil.  

Deducciones en IRPF e IVA

En cuanto a las deducciones, los últimos meses del año, y especialmente septiembre, pueden ser un buen momento para realizar cualquier inversión relacionada con el negocio. Todavía más si es un ordenador, ya que es una de  las pocas deducciones a las que puede acceder un autónomo, tanto en el IVA como en el IRPF, sin tener problemas a la hora de justificarlo ante Hacienda.

En el caso del IVA, si el autónomo hiciera la compra en septiembre, podría incluirlo como deducción en las casillas 30 y 31 de la declaración trimestral del IVA. Eso sí, como las demás compras, habrá que justificar mediante cualquier prueba admitida en derecho que el ordenador está directamente relacionado con la actividad, y se va a utilizar sólo para el negocio.  Cuestión que no es difícil de acreditar en la mayoría de actividades que utilizan el ordenador para casi cualquier aspecto contable, de relación con el cliente, de desarrollo del producto y hasta para prestar sus servicios. Si así fuera, el autónomo podrá deducirse un 21% del importe pagado a la hora de adquirir el ordenador. 

En el IRPF, habitualmente, la deducción se hará mediante amortización. Lo más común es amortizarlo en la campaña de la RENTA del año que viene, que arrancará entorno al mes de mayo. Cabe recordar que Hacienda fija que la amortización de un ordenador se debe realizar al 26%. Por lo que en la declaración anual, en caso de que se gastara en la compra del portátil 749 euros, podrá incluir en concepto de amortización anual 194,7 euros. 

Las otras ventajas que tiene para los autónomos comprar un ordenador portátil para su negocio en septiembre