Viernes. 22.06.2018

LA DIGITALIZACIÓN DE SECTORES TRADICIONALES

Ya se puede comprobar por el móvil si el pescado es fresco

Ya se puede comprobar por el móvil si el pescado es fresco

Comprobar la frescura del pescado de la pescadería de siempre, que te traigan carne de vacas irlandesas desde la carnicería del pueblo, poder comprar el medicamento prescrito en una comunidad autónoma en cualquier farmacia del país o enviar un documento a la Administración sin moverse del sillón son acciones que son, o están camino de ser, una realidad. Sectores tradicionales del comercio, el transporte o la sanidad se están digitalizando a pasos agigantados y, sin perder la esencia de su actividad, ofrecen a sus clientes y a sus propios profesionales soluciones a través de la tecnología.

Ya se puede comprobar por el móvil si el pescado es fresco

Nada hay más tradicional que la pescadería al lado de casa donde se compra el pescado de las mesas de los hogares o la carnicería donde ya conocen hasta los gustos culinarios de los clientes habituales. Pescaderías y carnicerías son comercios de toda la vida. Pero que nadie se engañe. Que pescaderos y carniceros sean tradicionales no significa que no se estén adaptando a la sociedad en la que viven y que no estén digitalizando su actividad como el que más. Como el resto de sectores de actividad de autónomos en los que la transformación se está viviendo intensamente.

El gremio de pescaderos es hoy por hoy tremendamente activo en adoptar la tecnología adecuada para relacionarse tanto con los mayoristas como con los consumidores. Entre las acciones que está promoviendo Fedepesca, la asociación que agrupa a los empresarios detallistas del sector, destaca una aplicación, aún poco conocida, que permite que el cliente conozca todos los detalles sobre un determinado producto a la venta en su pescadería más cercana: la fecha de captura, la trazabilidad o las condiciones. En definitiva, el cliente va a poder saber en su móvil el grado de frescura del pescado que desea. Otro proyecto que ya está bastante completado también permite a los pescaderos disponer de información en momento real sobre las compras a los mayoristas.

 Estos comerciantes están impulsando todo tipo de iniciativas para llevar la tecnología a sus establecimientos. Vender sus productos a través de las redes sociales, digitalizar los numerosos puestos que hay en los mercados municipales de toda España, asistir a jornadas y mesas de innovación o ponerse al día sobre las ventas online por medio de campañas y visitas organizadas por Fedepesca son actuaciones que forman parte ya del día a día del gremio. Porque este sector, al igual que muchos otros, “necesita gente joven, tanto al frente de los negocios como en la clientela”, asegura Francisco Abad Picazo, presidente de Fedepesca.

Las carnicerías españolas van por el mismo camino. Es otro sector en el que el relevo generacional se está haciendo a duras penas pero en el que también abundan las actividades tendentes a digitalizar su labor. La utilización de internet se está implantando en muchas pequeñas carnicerías, tanto para vender sus productos como para encontrar proveedores dentro y fuera de España. Donde hace una década sólo se encontraban artículos procedentes de la ganadería y los corrales y granjas de los alrededores ahora es posible encontrar, por ejemplo, carne de razas británicas en boga, como la Hereford. La digitalización está contribuyendo a cambiar los gustos de los consumidores y a diversificarlos, ya que sin moverse de casa pueden adquirir productos de todo tipo.

Lo mismo ocurre con las ventas. Gracias a una página web bien manejada una pequeña carnicería de pueblo puede vender su mercancía en cualquier rincón de España o incluso fuera de nuestras fronteras. Así está ocurriendo, sin ir más lejos, con una carnicería de un pequeño pueblo de Navarra, que hoy exporta a países de Europa y a Estados Unidos. El vicepresidente de Fedecarne (Federación Madrileña de Detallistas de la Carne), Javier Morán, lo resume así: “La tecnología digital está rompiendo fronteras, el mercado ya no está en el barrio o en el pueblo, con una página web se puede ampliar el negocio y de hecho así se está haciendo”.

Farmacias interconectadas

Si hay un sector, considerado tradicional, que ha tenido que digitalizarse de año de año es el de las farmacias. Ya desde 2005 los farmacéuticos han debido adoptar diversas recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o de la Unión Europea y, a día de hoy, “el 100% de las farmacias españolas están informatizadas”, según el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar. En España estos profesionales autónomos tienen un reto añadido, la diferencia de regulaciones en las recetas entre las comunidades autónomas. De ahí que el proyecto piloto de Receta Electrónica Privada sea un hito para ellos. Este proyecto digital, mediante el cual cualquier medicamento prescrito en el ámbito privado puede ser dispensado en cualquier oficina de farmacia de España, va a suponer un avance importante en las relaciones con los consumidores y con los propios agentes de la Sanidad, tanto públicos como privados. “Somos el único país en el mundo que va a contar con un instrumento tan unificador”, señala Aguilar. farmacia interior

Además, la plataforma Novofarma, en la que se está trabajando para desarrollarla por completo, pretende ser la base de datos por excelencia de las farmacias, de forma que todas tengan centralizada en red la información. De esta forma, por ejemplo, los problemas de desabastecimiento de cualquier medicamento son detectados al minuto. Jesús Aguilar destaca como otro cambio estructural debido a la digitalización la llamada verificación de medicamentos, por la cual un farmacéutico hace la lectura de un producto en su propio establecimiento “para que no haya falsificaciones".

Los retos del transporte

Los transportistas de mercancías agradecen a la digitalización, especialmente, las mejoras en su seguridad. Pero este sector también está experimentando los avances en la relación con los clientes, que se está agilizando en gran manera, y hasta con la Guardia Civil pues los partes son mucho más rápidos. La tecnología digital está ayudando incluso a que los camiones reduzcan sus emisiones de carbono. En Fetransa, la asociación representativa de los transportistas de mercancías, son conscientes de que el gran problema es la media tan elevada de edad que hay en el sector de los transportistas. Su presidente, Víctor González Pastor, reconoce que “nos está costando adaptarnos pero ése es el camino”. La consecuencia es que “la formación es nuestro caballo de batalla, por eso estamos trabajando mucho para ofrecerla online y los fines de semana, cuando los transportitsas están libres”.

Otro sector del transporte, esta vez de viajeros, que vive una transformación absoluta es el del taxi. Los trabajadores sí están en proceso de digitalización pero el problema está en la irrupción de ésta en la movilidad urbana. “Se está creando un nuevo mercado porque ha surgido un pasajero tecnológico que tiene nuevas demandas”, afirma el secretario técnico de Fedetaxi, Emilio Domínguez. La asociación más representativa de los taxistas españoles defiende que la digitalización “ha favorecido mejores prácticas por nuestra parte”, pero a cambio se ha producido “una burbuja”. El conflicto que enfrenta al sector del taxi con los servicios de transporte de viajeros que ofrecen plataformas digitales como Uber y Cabify requiere “una regulación más moderna, porque la que hay está obsoleta, y que el árbitro de la situación, es decir las Administraciones públicas, también se digitalicen y se renueven para controlar a su vez a las plataformas digitales”, afirma Domínguez.

Relaciones con la Administración

Un sexto sector tradicional de trabajadores autónomos que se está sumergiendo a buen ritmo en la era digital es el de los gestores administrativos, los profesionales encargados de llevar los trámites burocráticos de los ciudadanos con las distintas Administraciones. Esta figura profesional existe en España desde 1847, con lo que ha sido necesaria una constante adaptación a los tiempos. La abundancia de legislación es el hándicap tanto del ciudadano de a pie como de los gestores que le asesoran y tramitan, por lo que trabajar de forma electrónica es la solución. Todos los papeles que lleva un gestor van a tener que estar digitalizados por imposición de la Unión Europea con lo que “el paso del papel a la nube no lo va a parar nadie”, asegura Fernando Jesús Santiago, presidente del Consejo General de Colegios Administrativos de España. Añade que lo que toca ahora es “culturizar” a la gente, en el sentido de que los medios digitales facilitan la labor de los distintos sectores pero también sirven de puerta de entrada a todo tipo de intrusismo.

Todos los representantes de los sectores mencionados formados por trabajadores por cuenta propia, asistentes a una mesa redonda de debate sobre digitalización en el III Foro Emprendedores y Autónomos organizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), concluyen que la era tecnológica es imparable y que todos sus sectores respectivos, con mayor o menor dificultad, están ya siguiendo el camino digital en sus actividades y negocios porque todos son conscientes de que la digitalización es el presente, no ya el futuro.

Ya se puede comprobar por el móvil si el pescado es fresco