jueves. 12.12.2019

EXISTEN MUCHAS HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LOS CULTIVOS

El sector agroalimentario sigue reacio a implementar las nuevas tecnologías

El sector agroalimentario sigue reacio a implementar las nuevas tecnologías

Son muchos los emprendedores que están apostando por el sector primario. Desarrollan innovaciones que van desde aplicaciones para mejorar el cultivo, hasta la robotización para recolectar. Pero la mayoría de estas herramientas no llegan al campo.

El sector agroalimentario sigue reacio a implementar las nuevas tecnologías

La digitalización, monitorización, robotización o aplicación del Big Data,  parecen tecnologías exclusivas del sector industrial o, del terciario. Nada más lejos de la realidad. A día de hoy,  existen multitud de proyectos desarrollados por emprendedores en los que se aplica la tecnología al campo, al sector primario. El problema está en que, en muchas ocasiones, los dueños de las explotaciones son reacios a cambiar sus métodos de trabajo e introducir innovaciones como, por ejemplo, el control del riego de sus cultivos a través de una aplicación.

“Se están desaprovechando los proyectos e iniciativas de muchos emprendedores” afirmó Victoria Iriarte, directora de inversiones en la Sociedad de desarrollo de Navarra (Sodena) y responsable de la aceleradora de startups de sector agroalimentario, Orizont, que va ya por la quinta edición de su programa de aceleración de este tipo de proyectos tecnológicos.

Iriarte conoce de primera mano cómo las ideas de estos emprendedores, que intentan mejorar con sus aportaciones el sector primario y el día a día de los agricultores, no terminan de aplicarse en la agricultura. “Lo que la tecnología puede aportar al sector primario es muy importante. Pero ésta, es una actividad tradicional con más aversión al riesgo, que otros sectores como el industrial” afirmó. Aún así, también incidió en que cada sector tiene sus particularidades y  sus propios tiempos, y que, aunque la llegada de la tecnología al campo no ha terminado de llegar, tarde o temprano lo hará.

Una de las formas en las que están trabajando desde Sodena, en Navarra, para acelerar ese proceso es mediante pilotos. “Nosotros animamos a los operadores del sector agroalimentario a que prueben las herramientas que desarrollan los emprendedores” explicó Iriarte . Lo hacen mediante la creación de pruebas pilotos, en las que los emprendedores tienen la oportunidad de demostrar al dueño de la explotación, cómo funcionará y mejorará su trabajo con la innovación que proponen. “Así, ellos mismos pueden ver, por ejemplo, que se pueden ahorrar un 15% utilizando su aplicación para conocer las mejores y óptimas horas de riego”.

A través de estas demostraciones, consiguen materializar las mejoras que prometen y calculan los emprendedores. Otro de los factores importantes que facilitarán la llegada de las startups al campo es el revelo generacional que se va a ir produciendo dentro de las propias explotaciones de cultivo. Iriarte reconoció que “conforme se va incorporando gente joven, y se va produciendo ese relevo generación, es más fácil aplicar la tecnología”.

También señaló que dónde será más fácil encontrar esa innovación será en las grandes explotaciones o cooperativas, “porque es más sencillo convencerles a ellos, que a un pequeño negocio, de que apuesten por esa innovación”. A pesar de ello, la predisposición de las empresas de mayor envergadura va a ir condicionando al resto, provocando un efecto dominó, y el sector poco a poco va a ir modernizándose.

En cuánto a lo que le va a acostar a los agricultores y dueños de la explotación la incorporación de estas innovación, Iriarte aseguró que “hay ahora mismo en el mercado desarrollos tecnológicos a precios muy competitivos. La mayoría son servicios que se pagan en función de su uso, y con cuotas muy pequeñas”. Además, la mayoría de estos servicios ahora están disponibles para usarse a través de un smartphone.

Por último, la encargada de la aceleradora Orizont, animó a los pequeños y medianos agricultores a que apostasen por implementar las soluciones que están desarrollando los emprendedores, “que permiten trabajar el cultivo de una forma más eficiente y que además, ahora, prácticamente están especializados en cualquier tipo de cultivo”.

¿Cómo están revolucionando el campo los emprendedores?

Los emprendedores que apuestan por desarrollar una innovación en el sector primario, no lo hacen utilizando una tecnología o metodología distinta a los que lo hacen en el sector de la industria o las telecomunicaciones. De hecho, la base es la misma, lo único que cambia es el área de aplicación. Por lo que en el campo se está empezando a hablar de digitalización, de robotización, de Big Data, de Machine Learning y un largo etcétera de tecnologías.

Iriarte apuntó que una de las mayores tendencias que hay actualmente entre los emprendedores,y que se han observado desde la aceleradora, es la apuesta por la digitalización y la monitorización sensórica del campo. Esto es la existencia de compañías que están trabajando en la mejora del uso del riego, o en el análisis de los datos -Big Data- de los propios cultivos, para poder mejorar las plantaciones o adelantarse a las previsiones climáticas.

Otra tendencia que resaltó fue la relacionada con la sostenibilidad y en la que están trabajando tanto emprendedores, como agricultores. “Hay un recorrido inmenso en el sector por sustituir y reducir el uso del plástico” afirmó. Esta tendencia por el cuidado del campo y medio ambiente, está muy relacionada con la investigación en la que llevan años trabajando compañías del sector para crear abonos y herbicidas que sean menos agresivos con la tierra.

Además, están todo los proyectos cuyo objetivo es la robotización del campo. Iriarte aseguró que había emprendedores trabajando en máquinas para que realizasen y automatizasen las tareas de recolección de algunos cultivos, como los viñedos o algunos árboles frutales.

Ejemplos de cómo las startups revolucionan el campo

 Además Iriarte señaló algunas startups, a modo de ejemplo, que ya están revolucionando el sector primario en algunos nichos específicos:

  • Osigris: una aplicación “gratuita” que ayuda a gestionar los cultivos digitalizándolos. A través de ella, se puede hacer un seguimiento del cuaderno de campo, conocer la información meteorológica y recibir alertas de posibles plagas y enfermedades.
  • Bioagro: o como ellos la denominan “inteligencia móvil para el cultivo”. Se trata de un sistema de monitorización del cultivo durante 24 horas, a través del cuál el agricultor puede ver el tiempo, las principales variables que pueden afectar a su cosecha e intervenir para mejorar el estado de sus cultivos.
  • AlcuzApp: es una aplicación que proporciona a las almazaras un canal de comunicación entre los agricultores. Esto permite, según aseguraron en su dossier de presentación, que “se minimicen los tiempos que el personal de oficina dedica a atender las solicitudes de información de los agricultores durante la campaña, realizándolas de forma automática”.
  • eFoodPrint: este software permite a los agricultores obtener una serie de indicadores sobre la sostenibilidad ambiental, como la huella de carbono en agricultura.

El sector agroalimentario sigue reacio a implementar las nuevas tecnologías