viernes. 17.09.2021

PROPONE CREAR UNA MONEDA DIGITAL PÚBLICA Y ESTABLE

Los cambios en las criptomonedas que baraja el Gobierno y cómo podrían afectar a los autónomos

congreso-sesion-autonomos
Foto del Congreso de los Diputados
El Partido Socialista trasladó al Congreso una Proposición No de Ley para la creación de una criptomoneda pública y estable que, entre otras cosas, permitiría tener más fiscalizados los ingresos y gastos de los autónomos, según los expertos.
Los cambios en las criptomonedas que baraja el Gobierno y cómo podrían afectar a los autónomos

España quiere crear su propia criptomoneda estatal, un medio de pago estable que, según los expertos, podría frenar la volatilidad que tienen ahora mismo las divisas digitales, y que también permitiría al Gobierno dar un paso más en su objetivo de reducir al máximo el uso del dinero en efectivo y la economía sumergida. A finales de junio, el Partido Socialista llevó al Congreso una Proposición No de Ley para crear una moneda digital pública. La divisa se articularía en forma de CBDC (siglas que en español significan Moneda Digital de un Banco Central), ligada a la moneda europea.

Según recoge el propio texto, "el Congreso de los Diputados insta al Gobierno a impulsar, en colaboración con el Banco de España, la creación de un Grupo de Estudios para evaluar la posible implantación de un euro digital como moneda pública digital (CBDC) que permita ofrecer una mayor estabilidad financiera tanto a la economía española como al conjunto de la eurozona, y recupere el carácter del dinero como bien público y bajo control democrático".

En realidad, las criptomonedas cumplen distintas funciones, pero una de las que más llaman la atención es la de la especulación. Normalmente bitcoin y otras criptomonedas son utilizadas tanto en exchanges como en plataformas de trading para tratar de generar beneficios. En cada plataforma se hace de forma distinta, ya que en las primeras se trata de obtener una plusvalía tras la venta y en las segundas se utilizan los CFDs o derivados financieros y el apalancamiento, algo que por sus riesgos exige precaución y conocimiento. 

El euro digital, "un producto más cercano que la criptomoneda española"

Al parecer, la propuesta del Partido Socialista se apoya en dos cuestiones: "la primera, va en línea con la voluntad que tienen la mayoría de los Estados de defender la seguridad de un activo estable y respaldado por el gobierno, pero que difícilmente restará cuota de mercado a las criptomonedas descentralizadas, ya que las unas y las otras tienen orígenes y objetivos distintos. La segunda es que una moneda digital eliminaría totalmente la evasión de capitales, ya que todas las entradas y salidas estarían perfectamente fiscalizadas por el órgano que los emite", apuntaron fuentes expertas. 

El euro digital "agilizaría la llegada de ayudas europeas" y reduciría todavía más el uso de efectivo

Sin embargo, para los expertos, la aparición del euro digital, en el que ya se está trabajando, es ahora mismo "mucho más plausible" que la creación de una criptomoneda estatal en nuestro país. Ésta permitiría crear a los autónomos y ciudadanos en general una cuenta directamente vinculada con el Banco Central Europeo, lo que permitiría reducir la dependencia de las entidades bancarias e incluso los eliminaría como intermediarios en el cobro de ayudas europeas, que ya no tendrían por qué estar vehiculadas a través de bancos y gobiernos nacionales.  

Por otro lado, un euro digital eliminaría totalmente la evasión de capitales, ya que todas las entradas y salidas estarían perfectamente fiscalizadas por el órgano que los emite,  lo que, según los expertos, reduciría todavía más el uso de efectivo en los negocios. Aún con todo, desde el BCE se insiste que la llegada de un euro digital no supondrá la supresión del euro físico. Pero la última reforma aprobada en el Congreso sí limita los pagos en efectivo a 1.000 euros, un límite que hasta ahora se encontraba en los 2.500 euros, y que afecta también a los autónomos, que no podrán realizar pagos en efectivo de más de esta cantidad ni entre empresarios. 

En todo caso, la creación de una criptomoneda pública española no sería, de llegar a producirse, la primera criptomoneda controlada por un Estado, ya que, desde el auge de este tipo de activos, ha ido creciendo el interés de los Estados por crear su propia criptomoneda. El Petro venezolano fue una de las primeras criptomonedas en aparecer. A pesar de su escaso éxito, el Gobierno de Venezuela mantiene en la página del Banco Nacional un convertidor que permite conocer el valor en Petros de bolívares, euros y dólares.

Los cambios en las criptomonedas que baraja el Gobierno y cómo podrían afectar a los autónomos