Jueves. 21.03.2019

YA HAN VENDIDO 1.700

Una startup aragonesa vende canciones personalizadas

Una startup aragonesa vende canciones personalizadas

Componer canciones a medida es el modelo de negocio de una startup aragonesa. Son capaces de proporcionar a sus clientes una sintonía personalizada para que puedan utilizarla, por ejemplo, para hacer un regalo. En sus tres años de vida han conseguido vender 1.700 canciones y estar presentes en España y América Latina.

Una startup aragonesa vende canciones personalizadas

Acertar con un regalo es complicado, pero puede resultar más fácil si el obsequio es emocional. Esta es la tesis principal de una startup aragonesa que compone y vende canciones a medida: Singerfy.

Javier Lozano y Daniel Martín, músicos y compositores, son los emprendedores que lanzaron hace tres años al mercado este modelo de negocio, que ya han vendido 1.700 canciones personalizadas en España y en América Latina. Estos emprendedores explican en una entrevista a EFE Emprende que a la gente les ha gustado Singerfy porque al final es un regalo emocional, y no hay nada más emocional que la música. Además han encontrado su hueco en el mercado mediante una ecommerce en la que el usuario elige la temática de la canción (aniversario, cumpleaños, amistad...); también escogen el cantante, que puede ser de voz femenina o masculina; o el estilo musical, desde guitarras acústicas, piano y voz, rock o pop. Hay incluso hasta en formato jota.

La letra también se personaliza mediante un desplegable donde el usuario elige entre varias opciones. Si ninguna cuadra, existe la opción para que el que se atreva pueda escribirla. "Nosotros la revisamos siempre al final para que quede perfecta", apuntan.

El usuario puede escucharla antes de comprarla. Ellos mismos componen y producen los temas musicales que después ponen en venta en su página web. "Es una composición especial, porque es como componer múltiples canciones en una sola para que luego al usuario le sea fácil personalizarla", indica el emprendedor Daniel Martín. Una de las cantantes que pone voz a las canciones es Paula Pérez, quien se muestra entusiasmada con su trabajo. "El hecho de regalar música me parece precioso", ha comentado.

En busca de financiación

Ahora los promotores de Singerfy buscan inversores que apuesten por su empresa. Por ello, se han apuntado a la plataforma Araban, una red que pone en contacto a startups e inversores aragoneses para favorecer el tejido empresarial autonómico. Uno de sus impulsores, Alex Dantart, quien definía así la iniciativa. "Lo que buscamos es que las startups no tengan que coger el AVE para buscar financiación fuera. Y que los inversores de aquí sepan que no sólo existen inversiones bancarias y de bolsa, sino que en el mundo de las empresas tecnológicas emergentes también hay muchas oportunidades".

Si conectan, ambas partes pueden salir beneficiadas y contribuir, con su relación, a generar riqueza en el territorio. Porque emprender es un camino "duro, es una montaña rusa, en la que al principio sólo se trabaja para pagar la cuota de autónomo", precisa Lozano al recordar su propia experiencia.

Algo que conocen muy bien los emprendedores y creadores de Jobtodron, otra de las startup que se ha apuntado a Araban en busca de financiación para expandirse a América Latina. Promueven una plataforma que pretende concentrar a toda la industria del sector del dron en España. Detrás de esta empresa, creada hace tan solo cuatro meses, está Javier Martínez, de 27 años, y su socio.

De momento, esta plataforma pionera en España, que ha sido finalista en el Salón internacional de Innovación y Emprendimiento (SIE) de Huesca, tienen más de 1.200 usuarios registrados, entre operadores, pilotos y empresas. "Ahora necesitamos un impulso más fuerte para crecer porque queremos desembarcar en América Latina en enero de 2019", ha precisado. Para ello, confían en la metodología Business Angel Network que promueve Araban, la del inversor que, además de poner dinero para desarrollar una idea, aporta también su conocimiento para lograr que la iniciativa prospere. Es decir, invierte, pero además, y esto es fundamental, se implica. 

Una startup aragonesa vende canciones personalizadas