viernes. 03.07.2020

ENLACES POR CORREO, SMS O WHATSAPP

El temor al contagio impulsa nuevas formas de pago en el pequeño comercio

El temor al contagio impulsa nuevas formas de pago en el pequeño comercio

La crisis sanitaria ha cambiado la forma de hacer las compras. El pequeño comercio se ha visto obligado a recurrir a tecnologías de pago sin contacto e incluso a cobrar a través de nuevos medios, como enlaces por SMS, WhatsApp o correo.

El temor al contagio impulsa nuevas formas de pago en el pequeño comercio

Hasta ahora, muchos pequeños comercios no aceptaban el pago digital en sus establecimientos . Otros que contaban con esta opción, en algunos casos, imponían al consumidor un gasto mínimo de hasta 10 euros. Sin embargo, la crisis por el COVID-19 ha supuesto un cambio en todo esto y ha empujado a los comerciantes ha reinventarse y adaptarse a cualquier tendencia de pago que evite el contacto. También ha despertado el ingenio de muchos que no contaban con una página ni plataforma online, y que han tenido que pensar nuevas fórmulas para seguir vendiendo durante la crisis

El temor al contacto durante estos meses ha potenciado todas las formas de pago diferentes al efectivo. Incluso, en algunos casos, ha dado pie a nuevos métodos como el envío de enlaces al cliente vía sms, WhatsApp o correo electrónico para realizar los pagos sin necesidad de que el comerciante cuente con una plataforma online propia.

El Gobierno dio una serie de recomendaciones para la reapertura de los comercios. Entre otras cosas, aconsejó el pago con tarjeta. Por ello, las compras online se dispararon, como una alternativa segura al consumo en tiempos de confinamiento.

Esto hizo también que los autónomos que no contaban con canal de ventas por internet, buscasen nuevas alternativas que les permitieran seguir haciendo crecer su negocio. La empresa PaynoPain, especializada en transacciones digitales, señaló que este proceso de adaptación marcará la ‘nueva normalidad’ de los negocios, que han digitalizado en tiempo récord sus pagos y puesto en marcha su inventiva para poder seguir vendiendo en plena crisis sanitaria.

Pago por correo, sms o WhatsApp

Las transacciones digitales ya no son una opción sino una necesidad para los negocios, independientemente de su tamaño. Así, unos se han lanzado a vender online y otros han puesto a disposición de sus clientes el pago con tarjeta o incluso enlace.

De hecho, el pago por enlace ha sido, en pleno confinamiento, una solución intermedia para que los pequeños comercios, con independencia de su grado de digitalización, pudieran seguir dando servicio. “Durante el estado de alarma, las empresas sin presencia online se encontraban en la disyuntiva de cómo mantener su ventaja competitiva de proximidad y de atención personalizada frente a las empresas online”, afirmó Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain. “Pensar en nuevas fórmulas de pago que les permitieran retener a su cliente y, a su vez, proporcionarle total seguridad, ha sido la tabla de salvación de muchos pequeños comercios” añadió.

El correo electrónico, el SMS o el WhatsApp se han convertido en una herramienta improvisada para que este tipo de empresas sin web se adapten de una forma ágil y segura a la nueva realidad del mercado.

El pago por enlace ha permitido a estos negocios dar el salto hacia lo digital con una inversión mínima. El funcionamiento es muy sencillo e intuitivo tanto para el cliente como para el empresario: una vez que el cliente realiza el pedido bien por redes sociales o correo electrónico, recibe un SMS, WhatsApp o correo electrónico con un enlace a través del cual puede realizar abonar el importe de su compra.

Aumenta un 77% el pago sin contacto

Junto con estos nuevos medios de pago, la reapertura gradual de los comercios ha dejado también una tendencia creciente del uso de la tarjeta y de otros medios contactless en establecimientos físicos. Tanto es así que, en algunos espacios, ya ni siquiera es posible pagar en metálico.

El miedo al contagio y la obligatoriedad de evitar el efectivo en el pago de determinados servicios como, por ejemplo, el transporte público en Madrid o Barcelona favorecieron la utilización de tarjetas contactless y del móvil como medios de pago.

De hecho, según un informe sobre el impacto del COVID-19 de la consultoría tecnológica Capgemini, “el 77% de los consumidores espera incrementar el uso de tecnologías contactless para evitar interacciones que requieran un contacto físico (un 71% en España). Incluso después de desaparecida la pandemia, el 60% prevé aumentar el uso de estas tecnologías". 

Las cifras dibujan, en el medio plazo, un escenario en el que el dinero físico se puede convertir en algo residual y ganan peso las tarjetas contactless y el móvil. En este contexto, es fundamental que el autónomo abra su abanico de posibilidades con nuevos métodos que le permitan dar respuesta a las necesidades o preferencias de pago del usuario con todas las garantías de seguridad.

El temor al contagio impulsa nuevas formas de pago en el pequeño comercio