jueves. 09.07.2020

EL VEHÍCULO DE LAS MIL POSIBILIDADES

El camión ligero Fuso Canter, un Mitsubishi que realmente es un Mercedes

Imagen del Fuso Canter.
Imagen del Fuso Canter.
Las apariencias engañan. Mitsubishi Fuso Truck Europa, una fábrica de camiones situada en Tramagal, a unos 150 kilómetros al noroeste de Lisboa, fabrica unos excelentes camiones ligeros de Mercedes Benz. La empresa de  Stuttgart es su propietaria y el Fuso Canter hoy es el líder de ventas de la marca alemana.
El camión ligero Fuso Canter, un Mitsubishi que realmente es un Mercedes

Pocos saben que una de las marcas del grupo Daimler AG, como Smart, Maybach, Setra o la propia Mercedes Benz es Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation. Daimler AG posee el 90 % de esta empresa. ¿Un poco complicado? Sin duda, pero lo importante es que este Fuso Canter, por mucho que le veamos tres rombos en su parrilla delantera, realmente es un Mercedes y es comercializado por la red de la marca de Stuttgart desde 2015. Además es líder de ventas en su segmento, ya que casi un 40 % de los camiones Mercedes que transitan por el mundo son de la marca Fuso, Eso hace que sean los camiones más vendidos del grupo Daimler.

Un camión duro y polivalente

Este camión ligero, que aúna la experiencia que aportan estas dos marcas, ofrece además de unos estándares elevados de calidad, tanto en la chapa de su carrocería, como en su montaje y tecnología. La carrocería en bruto es producida en japón, la pintura se realiza por inmersión cataforética y una capa de pintura en polvo, lo que garantiza su protección contra la corrosión

Además, es tecnológicamente muy avanzado, habiendo sido el primer camión ligero del mundo en introducir un cambio de doble embrague automatizado, el DUONIC. Si unimos a esto que se presenta en cinco diferentes segmentos de peso, tres variantes de cabina, tres motores térmicos y uno eléctrico, la posibilidad de dos tipos de cambio, que existe en 6 distintas distancias entre ejes y que posee un patrón universal de orificios en el bastidor para poder adaptarle todo tipo de carrozados, hace muy complicado que no podamos encontrar en el Fuso Canter una solución adecuada a nuestras necesidades. Esta polivalencia le permite ofrecer 73 variantes posibles en su catálogo.

Por supuesto, entre estas variantes se encuentran todo tipo de adaptaciones para vehículos de uso público, como pueden ser camiones de bomberos, quitanieves y muchos más. Pero para los transportistas autónomos y para otras muchas otras actividades por cuenta propia existe una enorme gama de posibilidades.

Una gran variedad de motores

Podemos encontrar motores diferentes, por supuesto diésel, common rail, turboalimentados y cumpliendo las normas anticontaminación Euro VI, con función start / stop de serie, con 130 CV, 150 CV y 175 CV. Además, Fuso tiene en su catálogo el eCanter, que monta un motor eléctrico de 156 CV, ideal para uso urbano sin emisiones acústicas ni gases de escape.

Se ofrece con cabina estándar, de 1,70 metros de ancho; cabina confort, de dos metros para tres pasajeros; y con cabina doble donde se pueden transportar hasta siete personas en configuraciones para 3,5 toneladas, 6 toneladas, 7,49 toneladas y 8,55 toneladas. Destacan en todas ellas  la capacidad de carga útil y su maniobrabilidad, incluso en ciudad, donde la cabina estándar le permite callejear por lugares donde otros camiones ligeros no podrían.

Ofrece también una versión con tracción total y otra eléctrica.

Cabe destacar para trabajos especiales, la versión Canter 4X4, con tracción total acoplable y unos buenos parámetros para su uso fuera del asfalto: ángulo de ataque de 35º,  ángulo de salida de 25º, unos buenos 21 centímetros de altura libre desde el suelo delanteros y 18,5 centímetros traseros. Es muy difícil encontrar competencia para esta versión con cabina simple o doble y en dos distancias entre ejes.

Pero para un uso más común y urbano, está el eCanter, un camión ligero eléctrico que ofrece ausencia de emisiones y un ahorro muy importante de costes: un 30 %, según la marca, lo que permitiría amortizar el sobrecoste del precio de un vehículo eléctrico en tres años. Asimismo, la marca declara para esta versión de propulsión eléctrica una autonomía, con carga máxima, superior a los 100 kilómetros, suficientes para muchos transportistas en la ciudad. Si añadimos que se puede recargar con un enchufe convencional de 230 V y que su tiempo de recarga es de apenas 7 horas (es posible una carga rápida en sólo una hora), las ventajas son más que evidentes.

En cualquier caso, es una opción para transportistas y autónomos que busquen una herramienta de trabajo dura, confiable y que cuente con el soporte técnico de la extensa red de talleres de Mercedes Benz Trucks. Es obligado indicar que aporta igualmente la ventaja de que pueda disponer de cajas abiertas y cajas volquete disponibles de fábrica, pudiendo los carroceros trabajar fácilmente en su estructura estandarizada, tanto en cajas de carga cerradas, isotermos, configuraciones especiales para construcción, jardinería, etc. sumando así mayor versatilidad a la ya indicada y proveniente de la oferta de fábrica.

El camión ligero Fuso Canter, un Mitsubishi que realmente es un Mercedes