viernes. 05.06.2020

LAS FASES PARA DEVOLVER LA NORMALIDAD AL SECTOR

Los concesionarios de automóviles comienzan también su desescalada

Los concesionarios de automóviles comienzan también su desescalada
Los concesionarios de automóviles, regentados en buena parte por autónomos, intentan regresar a la normalidad lo antes posible. Ya tienen un programa para recuperar todo lo perdido en los últimos dos meses..
Los concesionarios de automóviles comienzan también su desescalada

Con las fases de la desescalada asimétrica y el retorno a algo parecido a la normalidad que un día tuvimos, el sector del automóvil, tanto en fabricación como en distribución, intenta adaptarse a la nueva realidad. Es un sector que supone el 11 % del Producto Interior Bruto de España y, junto al turismo, representa el mayor motor económico del país. Por ello, el regreso a la normalidad es necesario, tomando todas las precauciones posibles.

Lo primero obviamente es la desinfección, aplicar estrictas medidas de seguridad y procurar el distanciamiento entre personas para reabrir. En aquellas zonas donde nos encontremos en la fase 1 de la desescalada, los concesionarios han abierto sus puertas y reanudado su actividad. Durante la semana anterior prepararon todas las medidas de seguridad para acoger a sus clientes, e incluso, bajo cita previa, se entregaron algunos coches que habían sido vendidos antes de la pandemia.

La patronal Faconauto anunció esta vuelta con todas las medidas de seguridad necesarias, incluyendo la desinfección de las instalaciones y un personal preparado para minimizar el riesgo de contagio, indicando que las instalaciones están ya protegidas frente al COVID 19 

Los concesionarios y tiendas de compra venta, habitualmente espacios grandes y donde no se suelen dar aglomeraciones de clientes, no deberían tener problemas para establecer y mantener las distancias de seguridad por lo que el gobierno ha aprobado una excepción a la norma de que los comercios de más de 400 metros cuadrados puedan abrir durante la fase 1, no como por ejemplo, en los centros comerciales que seguirán incapacitados para hacerlo.

Para Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, la apertura de los concesionarios es vital para la recuperación del sector, para mantener los 161.500 empleos que el sector tiene y recuperar a los trabajadores que se encuentran afectados por ERTES.

La fábricas ya están en funcionamiento

En lo que se refiere a las fábricas, la actividad prácticamente ya se ha reiniciado en todas. Ford, en Almusafes retomó su actividad el día 4 de mayo; el 27 de abril lo hicieron las plantas de SEAT en Martorell, de Volkswagen en Landaben (Pamplona) y Mercedes Benz en Vitoria, sumándose así a lagunas fábricas de componentes y las de cajas de cambio en Sevilla o la de motores de Valladolid de Renault, que ya estaban en marcha desde la semana anterior. Las plantas de montaje de este fabricante francés en Valladolid y Palencia, ya lo habían hecho el día 29 de abril.

La fábrica de Nissan en Ávila también ha comenzado la producción, pero no la de la zona franca de Barcelona. Es un caso diferente. Aquí se hacen los pick up Nissan Navara, el Mercedes clase  X -un vehículo con fecha de caducidad en el mes de mayo- y la furgoneta eléctrica ENV 200, que no tiene previsto reemprender su producción. La fábrica se encuentra con algo menos del 30 % de su capacidad y la marca, con planes de retirarse un poco del mercado europeo, baraja el cierre definitivo de esta planta. Los sindicatos se mantienen en huelga para protestar por este cierre, lo que hace que la fábrica siga sin abrir.

PSA ha reemprendido la producción en Zaragoza (sólo el nuevo Opel Corsa), Vigo y Madrid desde el lunes 11 de mayo.

La familiarización con los procesos de diagnóstico y seguridad que todas las plantas españolas han establecido, tanto de protección, desinfección de herramientas compartidas o distancias de seguridad, será paulatino. De igual manera la recuperación de la capacidad de producción, que actualmente ronda el 35 % de la habitual.

Una empresa ejemplar en este aspecto, ha sido SEAT, que ha realizado test de detección PCR a toda su plantilla de 15.000 empleados, como complemento a todas las medidas establecidas, tanto en fábrica como en el resto de servicios administrativos y de logística de la compañía.

Es conveniente recordar que la mayor parte de la producción automovilística española se dedica a la exportación y que otros mercados, menos afectados o más avanzados en la desescalada, empiezan a reclamar automóviles.

Volveremos a movernos con el coche

Y también muy importante sería recordar lo podemos y podremos hacer en las distintas fases de desescalada con nuestro coche.

-FASE 0

Sólo y exclusivamente se puede utilizar el vehículo para ir a trabajar o para los desplazamientos autorizados durante el estado de alarma (banco, médico, farmacia, compra de alimentos…)

La ocupación del mismo es de una persona por fila de asientos, salvo aquellos que conviven juntos en el mismo domicilio, que pueden compartir la misma fila.

El uso de mascarillas en el transporte público y en furgonetas donde viaje más de una persona es obligatorio.

-FASE 1

Los residentes en un mismo domicilio pueden desplazarse juntos en el mismo vehículo.

Los concesionarios abren al público, adoptando las medidas de protección y distancia pertinentes para ello, incluyendo el uso obligatorio de mascarilla.

El uso de mascarillas en el transporté público y furgonetas con más de un ocupante, salvo que sean convivientes en el mismo  domicilio, sigue siendo obligatorio.

-FASE 2

Se autorizan los desplazamientos a segundas residencias, siempre que se encuentren en la misma provincia de la residencia habitual.

Podrán volver a abrir las autoescuelas, con aforo limitado y las medidas de protección pertinentes.

-FASE 3

Se podrán realizar movimientos interprovinciales, siempre entre provincias que se encuentren en la misma fase.

Los concesionarios o establecimientos de compra venta ubicados en grandes centros comerciales, también podrán abrir, ya que estos centros permanecerán cerrados hasta entonces.

Las ITV caducadas antes del estado de alarma pueden ser objeto de sanción.

En cuanto a las ITV, fundamentales para los profesionales, no están contempladas como desplazamiento autorizado por lo que, acogidas a la misma excepción de superficie mayor a 400 metros cuadrados que los concesionarios, también reabren en la fase 1, siempre con cita previa. Los plazos de la ITV están suspendidos, pero aquellos vehículos con la revisión vencida antes del 14 de marzo, pueden ser multados si no demuestran haber solicitado la revisión antes de que se decretase el estado de alarma.

Los concesionarios de automóviles comienzan también su desescalada