miércoles. 30.09.2020

PARA LOGRAR UN MEJOR PRECIO

Consejos útiles que pueden ayudarte si decides poner a la venta tu vehículo

Consejos útiles que pueden ayudarte si decides poner a la venta tu vehículo
Hace poco hablamos aquí mismo de una serie de trucos para comprar un vehículo usado. Ahora te los damos si eres tú el que decide ponerlo en venta. Hay una serie de pequeños consejos que pueden ser muy útiles para lograr realizar la transacción antes y mejor.
Consejos útiles que pueden ayudarte si decides poner a la venta tu vehículo

Queremos vender nuestro vehículo. Puede que necesitemos dinero o que ya no nos haga falta o que consideremos que tasación que nos han realizado en el concesionario para comprar otro nuevo no cumple con nuestras expectativas y prefiramos venderlo por nuestra cuenta. Siempre podemos hacerlo nosotros mismos, pero como cualquier otra actividad en la vida en la que vayamos a obtener beneficio, una inversión previa es imprescindible. Un poco de tiempo y de dinero seguramente ayudará a que vendamos nuestro coche en menos tiempo y que obtengamos un mejor precio por él.

Lo primero es preparar el coche adecuadamente. Tanto si lo vamos a vender en persona como si lo vamos a publicitar, el aspecto es fundamental. Hay que imaginar el coche usado que estaríamos nosotros dispuestos a comprar y así saber como debería estar el que ofrecemos..

Un buen lavado, completo, profundo, exhaustivo, tanto de exterior como de interior. Una limpieza de tapicería y un aspirado a conciencia. Todo ello es imprescindible. Aprovechemos para vaciar el maletero que muchas veces se ha convertido en una sucursal de nuestro trastero. Tanto si alguien lo va a ver físicamente como si vamos a publicar sus fotos en internet, sólo tenemos una oportunidad de causar una buena primera impresión. Hay que esforzarse. No olvidemos las llantas, que siempre presentan esa carbonilla tan fea y que tanto estropea el aspecto.

Una revisión en un taller de confianza ofrecerá al posible comprador una radiografía exacta del estado del coche, de manera transparente, creando confianza y habiendo resuelto algún pequeño problema que pudiera presentar el coche.

Hay que documentarlo todo. Los papeles del coche y la ITV al día, impuestos municipales de circulación pagados, el libro de garantía con las revisiones selladas e incluso las facturas. Es bueno ser meticuloso y ordenado lo que, además de informar adecuadamente del estado del mantenimiento del coche, dice mucho sobre nosotros y sobre el cuidado al vehículo que vamos a vender.

No inflemos el precio, vigilemos la competencia

Las webs del sector son muchas y publicar unas fotos en ellas es conveniente. Incluso más que conveniente. Hoy todo el mundo consulta estas páginas web antes de comprar un coche usado para saber el estado del mercado.

Debemos publicar fotos de calidad (las de cualquier teléfono actual lo son) además de estudiadas. Las mínimas necesarias incluyen el frontal, la trasera, los laterales y las vistas delanteras y traseras en tres cuartos del coche. Aprovechemos lugares vacíos, donde nuestro coche sea el protagonista de las fotos y que ocupe el mayor espacio posible. Una foto lejana no aporta nada. Evitemos sombras, personas que pasan y basura en la calle. No añaden nada bueno a lo importante, nuestro vehículo.

Los asientos y el salpicadero deben ser también fotografiados, así como el cuadro de mandos con los kilómetros del coche en el momento de publicar la foto. No sería honrado que apareciera del año pasado cuando le hicimos la última revisión. Por cierto, evitemos las fotos verticales.

Fotografiar también el maletero y el motor da una imagen del estado de conservación del coche y nos llevará apenas unos minutos más.

Algunas webs de coches usados ofrecen una tasación gratuita si facilitamos el modelo, los kilómetros y el estado de nuestro vehículo. Pueden servirnos de referencia para el precio. Siempre somos libres de pedir lo que consideremos pero puede que el comprador no comparta nuestra opinión, de manera que ajustar el precio a la oferta existente, incluso mejorarlo, nos ahorrará tiempo y visitas. Lo normal es que antes de comprar nustro vehículo quieran verlo e incluso probarlo.

También en algunas de estas webs como Carfax, te puedes descargar el historial del coche con sus características, lo que hará que el comprador obtenga visión transparente del mismo. Todo ello, añade valor al coche. Simplemente pensemos la tranquilidad que nos aportaría a nosotros.

Gastos y papeleos

Los gastos de la transferencia, habitualmente, van a cargo del comprador, pero no existe una norma fija para ello. Todo es negociable. Eso sí, si es una compraventa entre particulares, el consejo es hacer la transferencia del vehículo inmediatamente, bien en la Jefatura de Tráfico, con ambos presencialmente, o en una gestoría. Evitará problemas.

Serán necesarios los DNI del comprador y del vendedor, ficha técnica y permiso de circulación del vehículo, ITV al día, recibo del ultimo impuesto municipal de circulación pagado, contrato de compraventa firmado por ambas partes (se puede descargar de internet, no existe un modelo único) y realizar la transferencia en el acto, para que el comprador pueda recibir la documentación definitiva en pocos días.

Y lo más importante, aceptemos que quizá nos ofrezcan menos de lo que pedimos por nuestro vehículo. Eso no debe ser excusa para aumentar el precio artificialmente. Puede que eso impida venderlo si la diferencia de precio es excesiva. Lo mejor es tener paciencia y buen humor.

Consejos útiles que pueden ayudarte si decides poner a la venta tu vehículo