sábado. 16.01.2021

AHORROS DE HASTA EL 40% FRENTE AL DIÉSEL

Fiat Ducato GNC Natural Power, una solución ECO para el transporte

Gama Fiat Ducato GNC. | Foto: Página web Fiat.
Gama Fiat Ducato GNC. | Foto: Página web Fiat.
Habiendo sido Fiat desde siempre un pionero del uso de combustibles alternativos, la furgoneta Ducato GNC, con motor de gas, ofrece una opción muy interesante para el transporte en ciudad o carretera. Casi con las mismas prestaciones que una diésel, alcanza ahorros del 40% en el combustible.
Fiat Ducato GNC Natural Power, una solución ECO para el transporte

No vamos a descubrir aquí lo que es una Fiat Ducato, uno de los vehículos más conocidos y utilizados por los transportistas y por muchos otros autónomos. Una de sus ventajas es la inmensa variedad de cajas que ofrece -e incluso tiene una versión de chasis cabina para la  transformación en auto caravana-, aspecto en el que es líder del mercado, aunque en los últimos tiempos otras marcas hayan tomado también fuerza.

Pero ahora, además, dispone de otras opciones bajo el capó y es la posibilidad de utilizar un motor a gas que permite ahorros considerables en combustible sin perder  excesiva autonomía ni potencia respecto a, por ejemplo, modelos más convencionales que utilizan el diésel.  

El modelo que nos ocupa lleva un motor atmosférico de cuatro cilindros, de tres litros y 136 CV, con un par de 350 Nm a 1.500 revoluciones. Lo primero que nos sorprende es el sonido fino, sin vibraciones, redondo, del motor de gas, con una rumorosidad muy baja, incluso desde el exterior. En el interior, el ruido y las vibraciones son prácticamente imperceptibles.

Este motor responde tan sorprendentemente bien y nos cuesta pensar que no lleva turbo. Permite velocidades de crucero muy interesantes, con una conducción semejante a un diésel, aunque con diferencias que le separan de un motor con este tipo de combustible.

La primera, muy positiva, es el coste por kilómetro. Los depósitos de gas permiten un llenado 36 kilos, lo que quiere decir que con unos treinta y tres euros nos permite una autonomía de 400 kilómetros aunque, en un uso habitual, debe estar más cerca de los 320/330. El motor elige de forma automática el combustible a usar. Es decir, si tiene gas, usa gas, y si el gas se agota, pasa de manera automática a la gasolina sin ninguna intervención del conductor, lo que aumenta la autonomía unos 90 o 100 kilómetros más.

La segunda, es inherente al hecho de no disponer de un turbo acoplado al motor. En adelantamientos y, sobre todo, al subir pendientes con carga, nos veremos obligados a reducir de sexta a quinta para mantener la velocidad. En modo gasolina, la velocidad está limitada a 90 kilómetros por hora para protección del motor. No es un reproche, ya que el funcionamiento general es muy bueno. Por autonomía y sobre todo por disponer de la etiqueta ECO,  su entorno natural está más en las ciudades y transporte interurbano, paquetería, uso profesional en reparto y hostelería,....Por supuesto, cualquier otro uso está perfectamente indicado para este motor, siendo conscientes de que debemos repostar y por tanto tener una gasolinera a mano cuando sea necesario.

El coste por kilómetro es alrededor de un 40% más bajo que el de un diésel, así que el beneficio para el usuario es evidente y hace que sea una opción muy a considerar por aquellos profesionales y autónomos que se planteen una compra. En estos tiempos, cualquier ahorro, va a ser poco.

Gran variedad de tipos de cajas que se adaptan a cualquier necesidad

Como hemos indicado anteriormente, la variedad de cajas es muy grande. Dos distancias entre ejes diferentes (3,45 metros o 4,03m), distintas longitudes al poder añadir voladizo trasero en las versiones XL, una o dos puertas laterales de carga, tres alturas de techo (normal, elevado o sobre elevado), versiones chasis cabina para carrozar, microbús, etc.  Quien necesite una furgoneta grande, evidentemente, puede elegir una combinación adecuada a sus necesidades en la gama Ducato, incluida esta versión alimentada por GNC.

La caja viene presentada en chapa viva, como es habitual, con un panelado plástico en la parte inferior, pudiendo opcionalmente optar a un panelado completo para protección de la caja, con múltiples ganchos de y agujeros para enganchar pulpos de sujeción.

Los depósitos de gas, cinco en total, se ubican debajo de la caja de carga, muy bien protegidos, y situados de manera que no resta capacidad de carga, importante para el transportista, con una distancia al suelo levemente superior a una Ducato diesel.

Unos interiores muy probados

La cabina es común a todas las versiones y en ella encontramos tres plazas, conductor y dos pasajeros, en configuración de banqueta corrida, que irán cómodamente sentados con cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje, siendo los de los laterales regulables en altura. Bajo el asiento de los pasajeros, se ubica un pequeño maletín con las herramientas para cambiar las ruedas.

Dispone de dos amplias guanteras abiertas, muy prácticas para llevar objetos a mano, y una guantera cerrada convencional, que este caso sí es un poco pequeña, pero combinada con otra refrigerada en la parte superior del salpicadero. Sin embargo, estos huecos quedan un poco alejados del conductor en una cabina tan grande, así que algo tan habitual como dejar nuestro teléfono móvil a mano durante la conducción no es tan sencillo ni cómodo como debiera, salvo que se use la enorme guantera en visera de la que dispone.

En el centro del salpicadero destaca el equipo de música con una pantalla bastante atractiva y al que se puede conectar un Smartphone mediante una toma USB, teniendo también una toma auxiliar. Situada en la parte inferior, la climatización es similar a la de otros modelos de la marca, resultando eficiente para una cabina de un volumen grande, como es ésta.

La palanca de cambios con seis velocidades, situada en la parte baja del salpicadero, está cerca del volante y permite un manejo preciso y cómodo. La instrumentación es clásica, con una pequeña pantalla central en la que podemos ver, no demasiado bien todo sea dicho, el indicador del depósito de gas. El depósito de gasolina auxiliar de 15 litros que nos ayuda en caso de no estar cerca de una gasolinera en la que se pueda repostar el GNC, también lleva un indicador de agujas incorporado en el salpicadero.

Fiat Ducato GNC Natural Power, una solución ECO para el transporte