jueves. 02.04.2020

EL 500 Y EL PANDA MILD HYBRID

Fiat se une a la electrificación con dos de sus famosos iconos urbanos

Imagen del Fiat 500 eléctrico y el Panda Mild Hybrid. | Foto:Fiat.
Imagen del Fiat 500 eléctrico y el Panda Mild Hybrid. | Foto:Fiat.
Fiat llega tarde a la electrificación, pero llega con dos iconos de su gama en vehículos urbanos, grandes en ventas en Europa y muy adecuados para los profesionales que necesitan adaptarse a la movilidad sostenible.
Fiat se une a la electrificación con dos de sus famosos iconos urbanos

El nuevo Fiat 500 eléctrico y el Panda Mild Hybrid son dos modelos híbridos que la marca italiana acaba de presentar. Ambos de clara vocación más urbana, primos muy cercanos, y que en su versión clásica ya eran los más vendidos en Europa dentro del segmento A.

En realidad, se trata de unas microhibridaciones. Llevan un pequeño motor DSG de 3.6 kilovatios, instalado en la correa del bloque del motor FireFly de un litro de cilindrada, tres cilindros y 70 CV de potencia. Enfocado a disminuir el consumo y las emisiones, esta micro hibridación apenas modifica el comportamiento dinámico de estos vehículos.

Para celebrar el lanzamiento, se ha presentado en ambos modelos una serie especial llamada Launch Edition Hybrid. Exteriormente, lucen un color verde azulado específico de la versión que según la marca, recuerda el color del agua de la lluvia y un logotipo de una H con dos hojas, representando la hibridación y el espíritu verde y ecológico que les caracteriza.

En el interior, el color del salpicadero replica el mismo tono verde del exterior, con un resultado muy atractivo y, en absoluto  de furor ecológico. La tapicería en los asientos, también exclusiva de la versión, está hecha en hilo SEAQUAL, una empresa que promueve la limpieza de los océanos y el reciclaje de los plásticos recogidos del mar.

Con estos plásticos se produce tereftalato de polietileno, el conocido PET, y con él, un hilo que Fiat afirma proviene en un 10% de plásticos recogidos del mar y un 90% de otros plásticos reciclados, que es igualmente tintado de manera limpia para el ambiente y sostenible energéticamente. Una iniciativa merecedora de ser mencionada.

Es muy difícil encontrar diferencia alguna entre esta versión híbrida y las convencionales, aparte de las mencionadas en el aspecto interior de los coches, excepción hecha del indicador de carga de batería, discreto en ambos casos y en la batería de 12 amperios, fuera de la vista, colocada bajo el asiento del conductor. Pero, según mediciones en ciclo WLTP, las emisiones descienden hasta los 121 gramos de CO2 por kilómetro gracias a la hibridación, mejorando las prestaciones en el arranque y las aceleraciones, como adelantamientos, reduciendo las emisiones del  500 en un 20%, y un 30% en el Panda, siempre según Fiat.

Tienen, igualmente, un modo de conducción llamado Sailing en el que, por debajo de 30 kilómetros hora al acercarnos decelerando a un semáforo, y con la caja de cambios en punto muerto, apaga el motor y lo vuelve a conectar al engranar de nuevo la marcha para arrancar.

Incorporan un  sistema Start/Stop sofisticado que también ahorra combustible, con unos consumos medios en ciclo NEDC de 3,9 litros a los 100 kilómetros. Como este sistema de medición ha quedado en ocasiones en evidencia, no parece que menos de cinco ó seis litros sean consumos reales, es decir, algo menos que sus versiones convencionales de combustión.

Las cotas, interiores y exteriores, no varían con respecto al resto de versiones de sus respectivas gamas, de las que para diferenciarlas, apenas el color distintivo de la Launch Edition y el discreto símbolo de la H, son las referencias. Los asientos son cómodos, como ya eran, atractivos con su ecológica tapicería, fácilmente regulables y más que adecuados para el uso habitual de estos coches.

El motor, muy orientado a las bajas emisiones, es incluso más eficiente que sus homólogos gracias a la micro hibridación, aunque, apretándolo un poco, sigue siendo rumoroso. El aislamiento acústico no es el punto fuerte de ninguno de estos  modelos, pero es ideal para su uso en ciudad e incluso para viajes ocasionales, en los que no llevemos demasiado equipaje, pues sus maleteros apenas cubican 185 litros en el caso del 500 y 225 litros en el Panda, eso sí, con buenas bocas de carga, maleteros ambos ideales para dos coches ciudadanos como éstos.

El cambio, que ya era bueno, incluso ha sido mejorado, siendo muy directo y pudiendo engranar las marchas sin dudas, aunque existe también con cambio automático

Los precios, sin descuentos ni ofertas promocionales empiezan en los 15.650 euros del Fiat 500 Hybrid Pop, hasta los 18.950 euros del 500 Hybrid Launch Edition, que se coloca como tope de la gama, o los 21.750 euros en el caso de elegir la carrocería cabrio.Ya lo podemos ver en los concesionarios.

Por su parte, el Fiat Panda Hybrid Launch Edition tiene un precio de 16.350 € y llegará a los concesionarios a mediados del mes de marzo.

La diferencia de precio respecto a sus versiones no híbridas equivalentes es de apenas 1.000 euros, margen que, en teoría, debe ser rápidamente amortizado con las ventajas de consumo de la micro híbrida.

Ambos modelos, desde dos posiciones casi antagónicas -el Panda más simple y práctico y el 500 con el glamour retro de sus líneas-  son dos interesantes opciones a tener en cuenta para las cada vez más restrictivas normas anti contaminación de las grandes ciudades, por tamaño, eficiencia y por disponer de la etiqueta ECO de la DGT que les permite moverse sin restricciones. Puede resultar un coche muy atractivo para las empresas de rent a car así como para autónomos  que se mueven por ciudades y desean un coche más adecuado a las tendencias de sostenibilidad actuales.

Fiat se une a la electrificación con dos de sus famosos iconos urbanos