jueves. 09.07.2020

VEINTE AÑOS DE ESPERA NO ES NADA.

El gran Toyota Highlander llegará por fin a Europa y también a España

Imagen del Toyota Highlander.
Imagen del Toyota Highlander.
Después de cuatro generaciones y tras veinte años vendiéndose en otros mercados, Toyota ha decidido por fin enviar unidades a Europa y a España de su modelo Highlander, el más grande de su gama SUV.
El gran Toyota Highlander llegará por fin a Europa y también a España

El Highlander es un modelo de Toyota bien conocido en muchas partes del mundo. Asia, Estados Unidos, son mercados en donde, desde su aparición hace 20 años, se vende muy bien. Sin embargo, la marca japonesa no había entendido hasta ahora que los europeos también podemos ser buenos clientes para este coche.

En realidad, la razón fundamental de su llegada a Europa es que el nuevo Highlander comparte la actual plataforma modular TNGA-K con otros modelos como la nueva berlina Camry o el SUV RAV 4. Una plataforma desarrollada para que ser utilizada en los vehículos híbridos. Y los híbridos que Toyota ofrece dentro de su gama como una opción más en otros mercados, en Europa son esenciales ya que su demanda es grande. No olvidemos que, en España, los motores diésel han desaparecido del catálogo de Toyota en beneficio de los híbridos.

Un nuevo SUV de gran tamaño para nuestro mercado

Así pues, el motor V6 de gasolina de 295 CV no se distribuirá en España y la única opción mecánica en nuestro mercado será un motor híbrido convencional con 244 CV. El mismo de los RAV 4 y Camry, levemente potenciado para que sus características se adecuen mejor a este tipo de SUV. La combinación de un motor térmico de 2.5 litros y dos motores eléctricos se acompaña con la tracción a las cuatro ruedas, ya que el motor eléctrico trasero se encarga de propulsar al eje posterior.

Con este conjunto mecánico, y según el ciclo WLTP, ofrecerá un consumo medio de 6,6 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de 140 gr de CO2, cifras muy atractivas a todas luces.

En España habrá una única combinación de asientos de siete plazas por lo que no llegará la versión de 8 plazas que se ofrece en Estados Unidos.

El habitáculo es especialmente amplio, como corresponde a un vehículo que mide nada menos de 4,95 metros de longitud, 1,94 de anchura y 1,73 de altura, con una distancia entre ejes de 2,85 metros.

Con aires y matices muy americanos

Las plazas delanteras y las de la segunda fila son generosas, con anchura y altura más que suficiente para albergar adultos de estatura elevada, sin problemas de espacio para las piernas. La tercera fila, como es habitual, queda reservada para los niños. Aún así, el maletero es francamente grande, cubicando 658 litros en la configuración de siete plazas que aumenta hasta los 1.909 si abatimos los respaldos de la fila central.

El puesto de conducción tiene un diseño que recuerda poderosamente al del Toyota CH-R, presentando una zona central elevada sobre el salpicadero en la que se ubica una pantalla digital de gran formato, 12,3 pulgadas, que da acceso a un sistema multimedia bastante completo. Éste incluye navegador y la compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto, que, de forma inexplicable, permanece ausente en otros modelos de la marca.

En cuanto a equipamiento de seguridad puede incluir el head up display, el asistente de pre-colisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico o el retrovisor interior digital conectado a la cámara trasera, entre otros.

El diseño general es muy atractivo, con evidentes reminiscencias estéticas del RAV 4, pero con matices muy americanos, como el frontal muy vertical y el paragolpes delantero.

Un vehículo para grades viajes y algunas pistas

Con este Highlander, Toyota añade un vehículo más a su gama de todo terrenos, SUVs y crossovers en España. Ya era muy nutrida con el recientemente presentado Yaris Cross, el CH-R, el RAV 4 y, aunque sea un todo terreno puro, el indestructible Land Cruiser, que, a pesar de ser muy grande, no es mayor en tamaño que el Highlander.

De hecho, este nuevo Toyota no está pensado abandonar  mucho el asfalto sino más bien para realizar largos viajes de autopista o autovía con la mayor comodidad. Su capacidad off road es limitada pese a poseer tracción permanente a la cuatro ruedas, ya que sus ángulos de ataque y de salida son de 18º y 23º respectivamente, aunque la altura libre al suelo sea de unos respetables 20 centímetros. Estas cifras, semejantes a otros SUV de la marca y de la competencia nos permitirían circular por pistas y firmes no preparados, pero no para atacar obstáculos complicados.

El Toyota Highlander saldrá a la venta en España en los primeros meses del año que viene y la marca aún no ha comunicado los precios definitivos.

En cualquier caso, sumado el creciente mercado del SUV en España y la calidad contrastada de los productos de Toyota, estamos seguros de que serán una buena carta de presentación para el reñido segmento al que viene a competir después de 20 años de espera.

El gran Toyota Highlander llegará por fin a Europa y también a España