viernes. 03.07.2020

A BUEN PRECIO Y BIEN EQUIPADO

Llega a España el DR F35, el SUV chino pero que ostenta marca italiana

Llega a España el DR F35, el SUV chino pero que ostenta marca italiana
No es la primera vez que marcas de automóviles chinas intentan desembarcar en Europa y concretamente en España. En esta ocasión, y de la mano de la casa italiana DR, llegara a nuestro país antes de finalizar el año un nuevo SUV a precio muy competitivo que está fabricado en China.
Llega a España el DR F35, el SUV chino pero que ostenta marca italiana

Intentemos presentar al DR F35 adecuadamente. DR es una marca italiana, pequeña, nacida en 2006 y que, desde entonces, vende SUVs en el mercado transalpino. Ha desarrollado también coches de competición pero actualmente dirige sus esfuerzos hacia el desarrollo de productos más cercanos a las demandas del mercado con valores como la simplicidad, la practicidad, y un espíritu vagamente eco friendly con la introducción de variantes bifuel gasolina/GLP o gasolina/metano.

Esta marca ha tomado como punto de partida el SUV chino Chery Tiggo 7, un vehículo que se ha convertido en un éxito de ventas en países de Latinoamérica, y ha desarrollado un SUV algo más en línea con lo que exigen los mercados en Europa. Lo ha hecho aumentado notablemente la calidad que acostumbra en sus coches, incluyendo un equipamiento bastante completo y unos acabados muy aceptables, con profusión de plásticos acolchados en su interior, con ajustes y guarnecidos que logran transmitir una sensación agradable. Este es el DR F35.

Un coche que viene a competir con el Dacia Duster

En cualquier caso, para muchos no deja de ser un producto low cost, bueno para mercados emergentes y que en España tendrá un rival prácticamente en exclusiva dentro del mercado SUV: el actual low cost estrella, el Dacia Duster. Competirá por los mismos clientes, aquellos que necesitando o deseando un coche de este tipo de carrocería, no puedan o no quieran gastarse el dinero que piden otras marcas, optando por un coche que dentro de su categoría podemos calificar de barato.

Y para ello, ofrecerá a partir del final de este año en España una carrocería muy atractiva, con un diseño exterior que llama la atención, como es común en los modelos chinos que no son copias directas de coches occidentales. Con reminiscencias coreanas y europeas en sus líneas maestras.

Su carrocería mide 4,47 metros de largo; 1,84 de ancho y 1,67 de altura. Con una estética dinámica y cuidada y un coeficiente aerodinámico de 0,33 Cx, que es realmente bueno en un coche de este tipo. La distancia entre ejes es de 2,67 metros, lo que indica que el espacio interior, sin ser sobresaliente, no va a ser malo. Posee un maletero que cubica unos aceptables 414 litros de capacidad.

El frontal presenta una parrilla trapezoidal y unos faros de diseño muy actual, con un paragolpes voluminoso en color de la carrocería en cuya parte inferior se alinean cuatro entradas de aire cromadas, dando un aspecto muy personal al conjunto.

La línea lateral presenta una cintura muy elevada, con poco cristal, como está de moda, con los pasos de rueda cubiertos por plásticos oscuros. La trasera, que recuerda a otros modelos coreanos ya presentes en España es también atractiva. Monta llantas de aleación de 19 pulgadas, con opción de solicitarlas de 20.

El interior presenta un salpicadero y unos guarnecidos en un color gris oscuro casi negro, que, unido a los materiales blandos, ofrecen un aspecto de cierta calidad, incluso superior a otros modelos que recurren a colores grises más claros que desmerecen el conjunto.

Como hemos dicho, el equipamiento es completo, disponiendo de una pantalla central táctil para los sistemas multimedia como Apple Car Play y Android Auto, cámara trasera, climatizador bizona (en este caso sólo en combinación con el cambio automático), freno de estacionamiento eléctrico, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sistema de monitorización de la presión de los neumáticos o asistente de descenso en pendientes.

Todo este equipamiento contrasta con la falta de sistemas, tan populares hoy, de asistencia a la conducción o la posibilidad de montar faros de LED, que no se pueden incluir ni siquiera de manera opcional. De alguna parte hay que ahorrar para abaratar el precio.

Un sólo motor de gasolina o GLP y exclusivamente en tracción delantera.

En cuanto a su mecánica, sólo podemos encontrar una única opción: el motor de gasolina de 1.5 litros turboalimentado de 156 CV y 230 Nm de par, que puede tener en alternativa una variante de gas licuado de petróleo (GLP). Pueden asociarse bien a un cambio manual de seis relaciones o bien a uno automático, también de seis marchas, con unos consumos según el ciclo WLTP por debajo de los 8 litros en el caso de los gasolina y por debajo de los 10 en el caso de los GLP, estando las emisiones aún en fase de homologación pero en el entorno de los 140/150 gramos de CO2 a los 100 kilómetros. En cualquier caso, sólo podremos tener tracción delantera, ya que la total 4X4 no se ofrece ni como opción, quedando aquí descolgado del Dacia Duster que sí la tiene opcionalmente.

Dispone de cuatro colores a elegir en su carrocería y pocas opciones, ya que como hemos dicho, el equipamiento de serie es bastante completo. Este aspecto contribuye a estandarizar la producción, abaratando los costes, que es la principal razón de ser de este coche.

Aunque aún no se han publicado precios oficiales en España, si extrapolamos la fiscalidad en Italia, debería estar alrededor de los 21.000 euros en nuestro país. Así que, quizá, un vehículo chino (en origen, pero italiano en su concepción final) tendrá por primera vez un hueco en el mercado español.

Llega a España el DR F35, el SUV chino pero que ostenta marca italiana