lunes. 01.06.2020

MEJORES ACABADOS Y MAYOR EQUIPAMIENTO

El nuevo SsangYong Tivoli, un renovado SUV bien equipado y a buen precio

Imagen del nuevo SsangYong Tivoli. | Foto:página web SsangYong.
Imagen del nuevo SsangYong Tivoli. | Foto:página web SsangYong.
La marca coreana ofrece opciones muy interesantes para los autónomos. El Tivoli que acaba de ser renovado, es una de ellos, con mucho mejor acabado y mayor equipamiento que la anterior generación.
El nuevo SsangYong Tivoli, un renovado SUV bien equipado y a buen precio

El interés por los SUV no ha dejado de crecer desde que aparecieron hace ya bastantes años. Un coche con aspecto de todoterreno, que da sensación de seguridad, más grande que el turismo equivalente, con capacidad de carga para el trabajo y para el fin de semana, con una posición de conducción más elevada y con espacio para la familia. Todo ello sin tener que recurrir a la opción de un monovolumen.

Uno de los clásicos en este segmento es el SsangYong Tivoli, que ha recibido un gran lavado de cara, con cambios profundos en el interior, estéticos en el exterior y con un nuevo motor de gasolina. Por todo ello se postula a ocupar, si sumamos el factor precio, un lugar destacado en en este mercado.

Lo primero que nos sorprende es la bienvenida al entrar, ya que nos recibe con una suave música de violines, con la que también nos despedirá. El interior ha cambiado mucho, no en el diseño general del salpicadero o la consola central, pero la instrumentación es ahora digital, con una zona de la guantera totalmente rediseñada, cambiando la bandeja abierta que llevaba antes por una guantera convencional. En la zona central del salpicadero se ha modificando la ubicación de las salidas de aire, los botones de la pantalla central y los de la climatización que se encuentran situados por debajo de la misma. Los materiales son de mucha mejor calidad, como en vehículos de segmentos superiores, al igual que los ajustes.

Gran habitabilidad, plazas generosas y 163 CV de potencia

La habitabilidad es de las mejores de su clase. Mide 4,22 metros de largo, 1.81 de ancho y 1.61 de alto, con unas plazas traseras entre las más generosas, con un maletero de 427 litros, de los mejores también entre todos los modelos de su segmento, pudiendo alcanzar los 1.115 litros con los asientos traseros abatidos.

El nuevo motor de gasolina es un 1.5 turboalimentado, con nada menos que 163 CV. Una buena potencia, muy difícil de encontrar en vehículos parecidos. Su funcionamiento es muy suave, unido a una caja de cambios automática también muy suave, de origen japonés. Una combinación ideal para conducir en ciudad o en autopista, muy silencioso si no nos acercamos a la zona roja del cuentavueltas.

 Es un producto, de hecho, pensado para una conducción confortable y tranquila. Con un par máximo de 280 Newton/metro entre 1.500 y 4.000 revoluciones, lo que nos ofrece recuperaciones francas con buena respuesta, aunque su velocidad máxima es de sólo 175 km/h. Los 35 caballos de diferencia y el menor peso total del conjunto se notan y mejoran el comportamiento del Tivoli respecto a la versión anterior.

Una pega quizá sea el consumo. Aunque está homologado en 7.2 litros a los 100 kilómetros, alcanzar esa cifra, en ciudad o incluso en autopista, no es una tarea sencilla. Sería  más realista añadir un litro más.

El chasis también ha mejorado mucho, y ahora tanto la dirección como la suspensión han sido notablemente mejorados, siendo ahora un coche que se balancea menos que la anterior generación en una conducción algo exigente, aunque en ciudad y autopista, siempre ha sido ya agradable de conducir. Y ahora, aún más.

Tiene un modo de conducción sport pero sólo es recomendable en carreteras de montaña y trazados sinuosos, donde se adapta mejor a estas condiciones. Y también un modo Winter, para situaciones de baja adherencia, donde ayuda en la arrancada. Un buen rendimiento de motor, un cambio suave y una dirección más precisa, le acerca a los referentes del segmento, de los que se hallaba muy lejos hasta esta actualización.

Exteriormente, la imagen es más parecida a la de su hermano mayor, el Korando. Ha perdido algo de agresividad, con cambios en el frontal,  faros renovados, paragolpes más grandes y anti nieblas más pequeños, cambios en el portón trasero, en  el diseño interior de los grupos ópticos traseros y en el diseño de sus llantas. Se ha añadido a la posibilidad de elegir el techo en color contrastado, otra moda en auge que hace que el cambio exterior sea sustancial.

El equipamiento de la versión Limited

En su versión Limited, la más equipada de la gama, encontramos infinidad de ayudas a la conducción, como asistentes de aparcamiento delantero y trasero, asistente a la frenada de emergencia, aviso de cambio de carril, sensor inteligente de luces -para hacer de manera automática el cambio de cortas a largas- reconocimiento de señales, control de crucero, aviso de posible colisión con mantenimiento de distancia de seguridad o detector de fatiga.

Si añadimos la tapicería combinada en tela y cuero, los faros de led, la pintura bitono de la carrocería, las llantas de aleación de 18 pulgadas, los faros antiniebla,  la cámara de marcha atrás, el acceso sin llave, el climatizador automático bizona, los faros y limpias automáticos y este motor del que hemos hablado con 163 CV con cambio automático por 21.200 euros –precio sin descuentos- podemos decir que no hay un SUV de este tamaño y esta potencia, con todo este equipamiento a ese coste. Aunque la gama empieza aún más económica, apenas en los 13.550 euros.

Se trata de una magnífica elección de compra, sobre todo por precio, pero ahora con mejoras evidentes, y sin necesidad de renunciar a muchos detalles de confort y seguridad en la conducción.  Ofrecen una ventaja comparativa con otros coches del segmento y un beneficio claro para aquellos autónomos que necesiten un coche amplio y con grandes avances tecnológicos.

El nuevo SsangYong Tivoli, un renovado SUV bien equipado y a buen precio