viernes. 03.07.2020

OTRO MODELO HÍBRIDO DE LA MARCA JAPONESA

El nuevo Subaru XV Eco Hybrid, igual de bueno dentro que fuera del asfalto

Imagen del Subaru XV Eco Hybrid.
Imagen del Subaru XV Eco Hybrid.
El Subaru XV ya emocionba a muchos amantes de los verdaderos SUV 4X4 por su excelente comportamiento dentro y fuera del asfalto. El hecho de llevar un motor eléctrico no rebaja sus prestaciones, si acaso las mejora.
El nuevo Subaru XV Eco Hybrid, igual de bueno dentro que fuera del asfalto

Esta marca japonesa no es muy conocida para muchos consumidores españoles salvo para aquellos apasionados por los rallyes con su modelo Impreza y para muchos entendidos de la conducción off road porque tiene entre ellos verdaderos fans que consideran sus modelos Fotrester y XV mucho más que simples SUV. Aunque en España no sucede así, cuando viajas por el norte y el centro de Europa, por aquellos países fríos donde la tracción permanente necesaria durante gran parte del año o donde la orografía es complicada, resulta curioso el hecho de que, incluso en pueblos pequeños, es común encontrar una tienda, un servicio oficial o un taller de Subaru. Y es que esta marca tiene como enseña la tracción permanente a las cuatro ruedas y su fama de equipamiento, seguridad y dureza.

Y hablamos de Subaru cuando aparece a la venta en nuestro país la última versión del XV, un modelo mucho más todo terreno de los que puede aparentar su imagen deportiva, y que ahora es híbrido. Representa otra opción dentro del competido segmento de los vehículos electrificados.

Después del Forester, ahora el XV

El Forester ya fue presentado como híbrido, avanzando en esta política que dota a estos coches de la ansiada etiqueta ECO. El XV, también realiza su puesta en escena como vehículo menos contaminante, con una estética más urbana pero sin prescindir de la tracción a las cuatro ruedas.

Apenas ligerísimos retoques estéticos exteriores nos permiten distinguir esta versión de la anterior, excepto por el logotipo Eco Hybrid y por la pantalla superior del salpicadero, estéticamente idéntica a la ya existente, pero que nos informa de que estamos ante un sistema híbrido. Como hemos indicado, siempre funciona en tracción a las cuatro ruedas, por lo que le flujo de energía eléctrica es permanentemente enviado a los dos ejes, lo que permite que las capacidades off road del Subaru no se vean afectadas negativamente en absoluto, muy al contrario, tenemos un extra de par motor eléctrico que nos permitirá, por ejemplo, superar algunos obstáculos con mayor facilidad.

Algo que es poco habitual en este tipo de híbridos, es que nos permite circular hasta 1,6 kilómetros en modo totalmente eléctrico, siempre sin superar los 40 kilómetros por hora. Este suplemento eléctrico no está pensado para disminuir el consumo, algo que nunca ha sido el objetivo de esta marca, sino para reducir emisiones. El XV presenta, según Subaru, un consumo medio de 7,9 litros a los cien y unas emisiones de 180 gramos de Co2 por kilómetro, siempre según el ciclo WLTP, lo que no le impide lucir la pegatina ECO.

El motor térmico que instala es un 2.0 de 150 CV, de tipo bóxer, es decir, con los cilindros opuestos y dispuestos en horizontal. Estos motores, más caros de producir que los convencionales, ofrecen, por su centro de gravedad, mayor estabilidad y control a los vehículos que los montan y Subaru lo hace en toda su gama, con la característica suavidad de los mismos. Este motor se combina con otro, eléctrico y pequeño, situado en el cambio automático, lo que según la marca reduce las emisiones y los consumos en un 10 %  y mejora sus prestaciones. En realidad, como reconoce la propia Subaru, lo que hace es evitar que, con las mejoras prestacionales, ambos se disparen.

Como buen Subaru, excepcional tanto en carretera como fuera de ella.

La disponibilidad inmediata de 65 Nm de par añadidos por el motor eléctrico, se agradecen vivamente, sobre todo a bajas revoluciones. En cuanto a la plataforma del vehículo, no ha sufrido cambio alguno, manteniendo la existente que posee una rigidez extraordinaria, óptima sin duda para circular por carretera, que es donde más tiempo vamos a conducir cualquier SUV. Pero si se quiere aprovechar su tracción 4X4 permanente, se añade a su imagen de compacto deportivo, las posibilidades de un verdadero todo camino, que es su verdadera esencia. Su comportamiento  en carretera raya en lo perfecto aunque quizá, por buscarle un pero, su suspensión peque de ser levemente blanda. Pero en cuanto sacamos este Subaru a terrenos rotos, pistas y off road, descubrimos que tiene un motivo para ser así, ofreciendo un confort en esta conducción difícilmente igualable.

Con su altura libre al suelo de 22 centímetros y su modo de conducción X-Mode, con control de descenso incorporado, el XV nos recuerda rápidamente que es un Subaru y que el todo terreno lo domina a la perfección. Así, el incremento de 110 kilos de las baterías no se nota durante la conducción fuera de carretera, aunque sí lo notemos en su maletero, que queda reducido a 340 litros de capacidad.

El sistema híbrido, si ofrece alguna diferencia en la conducción off road es para mejorar sus capacidades incluso en terrenos muy complicados o cruces de puentes que serían de muy difícil realización por la mayoría de los otros SUVs 4X4 del mercado. Los de tracción delantera, mejor no intenten imitarlo.

Mucho equipamiento, calidad y precios ajustados

El XV se ofrece en dos niveles de acabado: el Sport Plus y el Executive Plus, ambos con el mismo sistema híbrido y todos los niveles de seguridad, ya que éste es uno de los pilares fundamentales de la marca. Así podremos disponer de un Sport Plus muy bien equipado, tanto a nivel de confort y conectividad, como de seguridad, desde los 32.500 euros (sin descuentos) o añadirle un extra de sofisticación por 34.500 euros en el Executive Plus, que lleva techo solar, la tapicería de cuero, el ajuste eléctrico de los asientos delanteros o la llave con acceso inteligente.

En cuanto a la estética general del coche, como en cualquier Subaru, el acuerdo es muy complicado. A quien le gusta, le encanta y a quien no, lo aborrece.  Pero son una opción dentro de un precio muy razonable de tener un vehículo muy particular, exclusivo, de calidad, muy equipado y que nos permite disfrutar de verdad de una salida fuera del asfalto.

El nuevo Subaru XV Eco Hybrid, igual de bueno dentro que fuera del asfalto