sábado. 06.06.2020

LOS GRANDES GRUPOS AUTOMOVILÍSTICOS NO SE DETIENEN

Se presenta el nuevo Audi A3 Sportback a pesar de la crisis del coronavirus

Nuevo Audi A3 Sportback. | Foto: página web Audi.
Nuevo Audi A3 Sportback. | Foto: página web Audi.
Al igual que los tiburones tienen que nadar durante toda su vida, los grandes grupos del automóvil no pueden parar su actividad ni siquiera debido al coronavirus. Entre ellos, el grupo Volkswagen, que acaba de presentar su nuevo Audi A 3.
Se presenta el nuevo Audi A3 Sportback a pesar de la crisis del coronavirus

Al igual que ya pasó con otros modelos de este grupo, la presentación del nuevo Audi A 3 Sportback se ha realizado de manera online. Y nos trae una imagen continuista pero refrescada. Sabemos que los alemanes son fieles a aquello de que “lo que funcione, no lo toques”, pero en este caso el diseño exterior de los nuevos compactos de Audi, es la más alta expresión del refrán.

La política de diseño de Audi llevada al extremo

A primera vista, este sportback de cinco puertas -el modelo de tres puertas ya dejó de fabricarse- no es fácil de distinguir del anterior. Cambian detalles, como la nueva parrilla frontal, hexagonal, de mayor tamaño y un nuevo enrrejillado interior, las tomas frontales de aire y, en el lateral, la parte inferior de las puertas, que cambia su forma, añadiendo más concavidad a las mismas para acentuar su imagen deportiva.

En la parte trasera, un paragolpes es diferente, el spoiler de techo es más largo y los difusores, de nuevo diseño, le diferencian. Estas modificaciones, ya que casi no afectan al aspecto, sí lo hacen con la aerodinámica, que mejora, ayudada igualmente por el carenado de los bajos del coche.

Desde su versión más básica, monta ahora luces de tipo LED, pudiendo opcionalmente montar LED matricial, que permite circular con las luces largas aún con un coche delante ya que el haz de luz lo contorna. También puede iluminar la curva en el sentido en que giramos el volante.

El interior ya es otra cosa. Aquí los cambios sí son evidentes. El salpicadero es nuevo, al igual que el cuadro de instrumentos, que es digital en todas las versiones con una pantalla de 12, 3 pulgadas, junto a otra pantalla central de 10, 1 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento MMI. Por supuesto, con Apple Car Play y Android Auto incluidos.

El mando giratorio que estaba presente en la anterior generación desaparece y ahora lo manejamos todo por voz, usando la pantalla táctil o, directamente, escribiendo en la pantalla con nuestros dedos.

Bajo la pantalla, encontramos los mandos del climatizador y, más abajo, la palanca de cambios que en el caso de ser automático, es minúscula, de tipo shift-by-wire, como las que ya conocemos del Golf o el León en sus nuevas generaciones.

Los asientos delanteros están situados en una posición algo más baja, lo que ofrece mayor altura libre al techo y, además, estas plazas son más anchas que antes. Poco, eso sí. Las plazas traseras no cambian y el maletero ofrece una capacidad de 380 litros (1.200 con los asientos traseros plegados)

Los motores son ya conocidos

De momento, la gama de motorizaciones no es excesivamente amplia. Un 1.5 TFSI de 150 CV, con 4 cilindros y un diesel 2.0 de 116 CV, con un nuevo cambio manual de 6 velocidades. Otra opción es el motor de 150 CV con cambio S-tronic de 7 velocidades, que es nuevo.

Más adelante estará disponible un Mild Hybrid: el 35 TFSI, que incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios, un alternador que recupera carga en las frenadas y la almacena en una pequeña batería de ion litio para aportar potencia y par al motor térmico. Este sistema ayuda igualmente en ciudad con las permanentes paradas y arranques de la conducción urbana.

También se prevé el lanzamiento de una versión con motor tricilíndrico de 1.0 litros y cambio manual. Posteriormente saldrán un híbrido enchufable, una versión con motor de gas natural GNC y por supuesto, un S3.

En cuanto a la batería de elementos de ayuda a la conducción, tanto de serie como opcionales, es prácticamente inacabable, habiendo dado Audi un gran paso adelante en este aspecto para el A 3. Si el coronavirus no lo impide, en mayo estará en los concesionarios en acabados Standar, Advance, Black Line Edition y S- Line, con unos precios que empiezan desde los 29.062 euros hasta los 37.982 euros, sin tener en cuenta promociones.

Se ha presentado también el A3 Sedán.

A lo dicho sobre el Sportback, hay que sumar que la marca también ha presentado el Audi A 3 Sedán, su versión de 4 puertas. Sigue con la misma estética del anterior, con mínimas diferencias de tamaño, ni siquiera en el maletero, que permanece con sus 425 litros. Por supuesto, en el interior comparte los cambios ya indicados en el Sportback.

Las motorizaciones disponibles al inicio de su comercialización también son escasas. Un diesel, el 35 TDi S-Tronic, de 150 CV con cambio de siete velocidades, automático eso sí. Y un gasolina, el 35 TFSI, con motor 1.5 turboalimentado de 150 CV y desconexión automática de cilindro, con micro hibridación y cambio automático de siete velocidades o sólo con motor térmico y cambio manual de seis. Las versiones venideras son las mismas que en su hermano de 5 puertas, las básicas diesel de 116 CV y gasolina tricilíndrico de 110 CV.

Los precios de este sedán ya han sido anunciados por Audi, y son  desde 28.760 euros para el 30 TFSI gasolina de 110 CV, aún por aparecer y 29.970 euros para el TFSI gasolina 150 CV, ya a la venta.

En este modelo de corte clásico, cabe preguntarse quién ha pensado en incluir el logo de los cuatro aros de Audi en la parte inferior de las puertas traseras. Era una buena idea, aunque supongo que es cuestión de gustos.

Un coche, dos carrocerías y una opción tan atractiva como siempre dentro de la gama de compactos de Audi que, aunque ha visto mermadas sus ventas por sus propios SUVs, sigue siendo un coche Premium a tener en cuente.

Se presenta el nuevo Audi A3 Sportback a pesar de la crisis del coronavirus