miércoles. 08.07.2020

MUCHOS CONTINUARÁN CON SU ACTIVIDAD A DISTANCIA

Los autónomos invirtieron una media de 500 euros para adaptarse al teletrabajo

Los autónomos invirtieron una media de 500 euros para adaptarse al teletrabajo

Los autónomos han tenido que invertir una media de 500 euros en material para adaptarse al teletrabajo. Algunos más porque se han visto obligados a abastecer de material a sus empleados. Ha teletrabajado todo el que ha podido y, tras la pandemia, muchos de ellos continuarán con su actividad a distancia.

Los autónomos invirtieron una media de 500 euros para adaptarse al teletrabajo

El confinamiento derivado de la crisis sanitaria del Covid-19, ha obligado a muchos trabajadores autónomos a iniciarse en la modalidad del teletrabajo. Los hogares españoles se han convertido en oficinas durante los más de dos meses que llevamos de Estado de Alarma, y los negocios han iniciado su particular transformación al mundo digital.

Mientras que hace menos de medio año, apenas el 7% de los empleados españoles tenían la opción de teletrabajar, a día de hoy, ya lo hacen el 80% de ellos. Además, distintos estudios coinciden en que trabajar desde casa está incrementando en gran medida la productividad y eficiencia de los empleados. Tanto es así, que muchas empresas ya han anunciado que mantendrán esta modalidad, como mínimo, hasta el mes de septiembre, e incluso se están planteando consolidarla en el tiempo y prescindir de su espacio físico.

Sin embargo, implantar el teletrabajo podría no ser tan sencillo como parece. Son muchos los autónomos que no cuentan con un lugar específico en sus casas, ni con el material de oficina adecuado. “Este escenario ha provocado una inversión media de hasta 500 euros para implantar todos los medios físicos que se precisan para trabajar desde casa. Sin incluir el importe de la conexión a Internet”, explicó Alberto Sierra, director Técnico de Derecho Laboral y Seguridad Social en la editorial jurídica Sepín.

A la inversión en material habría que sumarle la inversión en digitalización. Además, la implantación del teletrabajo dependerá, en gran medida, del sector en el que el negocio desarrolla su actividad y de los recursos que tenga a su alcance.

El autónomo ha de abastecer a sus empleados

Monitores, ratones, teclados, escritorios o impresoras. Son sólo algunos de los productos que han pasado a ser de primera necesidad en la vida laboral de los empleados durante la crisis. Y muchos no disponían de estos elementos en sus casas. Autónomos y pymes se han encontrado con la necesidad de adquirir todos esos materiales, para que sus empleados pudieran ejercer su trabajo.

Las característica el trabajo a distancia suponen una inversión a tener en cuenta por parte del responsable del negocio. Según la ley, están obligados a abastecer a sus empleados del material necesario para que puedan seguir trabajando desde sus casas.

A pesar de que el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores, en el que se hace alusión al teletrabajo, no mencione que el dueño del negocio tenga obligación de abastecer a sus empleados de material apropiado para ejercerlo, sí lo hace el Acuerdo Marco Europeo del 16 de julio del 2002. “Este acuerdo es mucho más desarrollado y recoge el derecho a las remuneraciones extra salariales para el mantenimiento y pago del material necesario para trabajar en un entorno ajeno a la oficina”, concluyó el abogado laboralista Alberto Sierra.

Algunos negocios no volverán a las oficinas

Durante el confinamiento, muchos autónomos que han optado por el teletrabajo como medida para seguir en marcha en plena crisis sanitaria, han terminado descubriendo que podría ser una alternativa para ahorrar costes y maximizar la eficiencia de sus trabajadores.

De hecho, un  informe de Acierto.com desvela que la productividad y eficacia han aumentado trabajando desde casa. Según las cifras que maneja la plataforma, casi el 70% de los trabajadores afirman ser igual o más productivos.

Además, los datos del informe apuntan que ocho de cada diez empleados están satisfechos con el teletrabajo, y a más del 90% les gustaría seguir trabajando a distancia cuando se recupere la normalidad.

Sin embargo, al mismo tiempo, "dos de cada cinco pymes afirman que, actualmente, no disponen de los medios ni conocimientos pertinentes para adaptarse al teletrabajo”. Es por ello que, tanto desde el Gobierno Central como desde empresas privadas, han lanzado iniciativas y proyectos para impulsar la tecnología en los negocios de autónomos y pymes.

Digitalizarse para no quedarse atrás

Cada vez son más los autónomos que optan por digitalizar sus negocios para obtener de ellos un mayor rendimiento y productividad. Las herramientas que el mundo online ofrece permiten alcanzar posibilidades casi ilimitadas para que los pequeños negocios sobrevivan y opten a nuevos mercados.

Sin embargo, el proceso de digitalización requiere de una inversión y conocimientos que no siempre se encuentran al alcance de todos. El confinamiento ha supuesto, para muchos, el empujón que necesitaban para lanzarse a las plataformas online y transformar su modo de trabajar. Las dudas y miedos que genera en muchos autónomos y pymes la digitalización de sus negocios, se han visto en cierta medida paliadas por las iniciativas como el Plan AceleraPyme o el Proyecto Attitude Academy.

Plan AceleraPyme

AceleraPyme parte de las medidas de apoyo económico anunciadas por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. “Con el fin de ayudar a pymes y autónomos a atenuar el impacto del Covid-19 en su actividad, se ha puesto en marcha el portal AceleraPyme a través de Red.es, una entidad pública adscrita a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial”.

Fuentes de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, explicaron que el proyecto parte de la importancia de ofrecer este tipo de ayudas a los trabajadores autónomos para intentar solucionar su economía y financiación.

La iniciativa “incluye soluciones tecnológicas, asesoramiento, y recomendaciones en materia de ciberseguridad a tener en cuenta en el contexto actual. Además, cuenta con una amplia oferta de cursos ante la necesidad de hacer uso intensivo del teletrabajo y acceso remoto a los sistemas corporativos”.

El portal de AceleraPyme ha recibido más de 329.000 visitas de hasta 55.000 usuarios distintos. “Estos datos son indicativos del interés y acceso a la información que han protagonizado pymes y autónomos en las últimas semanas con lo que respecta a la digitalización de sus negocios”. 

Proyecto Attitude Academy

Por su parte, la empresa de consultoría estratégica Barrabes puso en marcha Attitude Academy, una plataforma gratuita a través de la cual distintos expertos enseñan a pymes y autónomos a digitalizar sus negocios.

Su objetivo es  "desarrollar un gran centro de recursos formativos en el ámbito de la digitalización de operaciones y recursos humanos, que impacte directamente en miles de pymes y autónomos", explicó Luis Martín, presidente de la compañía.

En esta plataforma se han inscrito ya más de 25.000 pymes y autónomos, y cuenta con más de 100 expertos que imparten contenido. “En el mundo en el que vivimos tienes que digitalizarte casi de un día para otro, o sino parece que no funcionas. Lo que sí es cierto es que los autónomos que se han adaptado al entorno digital y al teletrabajo han conseguido mayor productividad y flexibilidad”, añadió Martín.

 

Los autónomos invirtieron una media de 500 euros para adaptarse al teletrabajo