domingo. 09.05.2021

LA PANDEMIA MULTIPLICÓ SUS INGRESOS

Cómo una joven emprendedora ha vencido la crisis haciendo reformas

emprendedora-reforma-estudio
Imagen de una de las reformas terminadas de Blanca Barrera.
Una joven emprendedora cuenta cómo la pandemia hizo que su negocio de reformas multiplicara sus ingresos. Pasó de reformar la casa de sus padres a restaurar casas palacio.
Cómo una joven emprendedora ha vencido la crisis haciendo reformas

El confinamiento ha obligado a todos los españoles a permanecer durante meses en sus hogares y a convivir la mayor parte del tiempo con su familia en un espacio muchas veces reducido y en el que algunos no se sentían a gusto. Esto hizo que, tras el estado de alarma, miles de personas se lanzaran a comprar electrodomésticos para su hogar y a reformar sus pisos. 

De hecho, la crisis del coronavirus disparó la facturación de la mayoría de compañías de muebles y utensilios para el hogar, y también supuso una oportunidad para miles de emprendedores que pusieron en marcha un negocio en el sector de las reformas. Ejemplo de ello es el Estudio de Interiores de Blanca Barrera, una joven arquitecta y emprendedora de apenas 28 años que vio cómo su actividad empezó a crecer en el momento en el que dejó de estar en vigor el estado de alarma. 

Esta joven arquitecta y emprendedora puso en marcha su estudio poco tiempo después de acabar la carrera y antes de que hubiera comenzado la crisis sanitaria a raíz del coronavirus. También tenía, a su vez, una empresa de catering "que permaneció completamente parada desde que la COVID llegó a España", aseguró Barrera.

Las reformas fueron su principal fuente de ingresos por la pandemia

No obstante y contra todo pronóstico, Barrera empezó en cuestión de meses a recibir varios encargos de personas interesadas en reformar su vivienda. "Mientras que el mundo del catering está paralizado, ha crecido exponencialmente la demanda de reformas, actividad a la que me estoy dedicando casi por completo", aseguró la joven emprendedora, licenciada en Arquitectura de Interiores por la Universidad Politécnica de Madrid.

Como muchos emprendedores, Blanca Barrera comenzó su actividad de reforma con clientes muy cercanos. De hecho, sus primeros encargos consistieron en reformar las dos casas de sus padres, y en menos de un año, su proyecto ha terminado convirtiéndose en su principal fuente de ingresos, llegando a reformar casas palacio en Santander y grandes inmuebles en Madrid. “La gente visitaba la casa de mis padres, y les encantó cómo había quedado, de tal forma que me empezaron a encargar las reformas de sus casas“.

El boca a boca funcionó para esta emprendedora, haciendo que el resultado le permitiera hacerse un hueco en el mundo de la restauración. Desde entonces, ha reformado y decorado casas, tanto en Madrid como en diferentes sitios de España, viendo como su actividad no ha parado de crecer a pesar de la difícil situación económica que atraviesa nuestro país. 

Espera duplicar su facturación para 2021

De hecho, ha recibido ocho trabajos diferentes en los últimos meses. Una buena cifra, teniendo en cuenta que el precio por reforma suele oscilar entre los 100.000 y los 300.000 euros y el margen de beneficios de este estudio está entre el 10% y el 15 %.  A esto, hay que añadir que Barrera pretende que su estudio duplique la facturación para este año. 

En su estudio, Barrera trabaja con dos personas que se dedican a la reforma y a la decoración, aunque ahora y con la situación actual los tres hacen "un poco de todo", dependiendo de cada proyecto. 

Desde salones hasta restaurantes

En cuanto al tipo de encargos, según afirmó la emprendedora, no se limitan al hogar. Al parecer, los clientes le piden restaurar desde proyectos residenciales completos, locales con alma e incluso un hotel boutique fuera de España, manteniendo siempre el halo de misterio. Su seña de identidad es dar nueva vida a materiales antiguos, de hecho, reutilizó suelo recuperado de un palacio de Chinchón para el suelo de una casa en una reforma de Cantabria.

Dentro de las casas, su parte preferida son los salones ya que “es el hueco de la casa donde se va a hacer más vida en familia y donde se mantienen las conversaciones mas serias. Es importante que transmita positivismo y que te haga estar relajado y cómodo en todo momento”.

Actualmente tiene varios proyectos que se están llevando a cabo. Los más importantes son dos casas palacio en Santander, diferentes pisos en Madrid e incluso un futuro proyecto en Arabia Saudí.  Encargos que, sin duda, podrían hacer de este estudio un referente dentro del mundo de la reforma y la decoración.

Cómo una joven emprendedora ha vencido la crisis haciendo reformas