Domingo. 18.11.2018

HA FUSIONADO LA MODA CON LA TECNOLOGÍA

Un emprendedor crea camisas que no se manchan, ni se arrugan y ni muestran el sudor

Un emprendedor crea camisas que no se manchan, ni se arrugan y ni muestran el sudor

Sepiia 2080 es la startup española que intenta revolucionar el mundo textil con camisas y polos de hombre inteligentes: no se manchan, no se arrugan y no huelen. El emprendedor Federico Miguel Sainz de Robles Rueda pretende fusionar moda y tecnología con diseños funcionales y sostenibles sin dejar de lado el diseño y la creatividad. ¿Su próximo reto? Entrar en el mercado femenino.

Un emprendedor crea camisas que no se manchan, ni se arrugan y ni muestran el sudor

Tras participar en numerosos proyectos de aplicación de tecnología a la industria de la moda, Federico Miguel Sainz de Robles Rueda descubrió cómo los materiales técnicos poseen propiedades que pueden ser utilizados para prendas de vestir. Así, decidió crear Sepiia 2080, marca que fusiona la moda y la tecnología: camisas que no se arrugan, no se manchan, no acumulan malos olores (tecnología antibacteriana), no marcan el sudor, son elásticas y transpirables.

Foto2_Federico

Imagen del emprendedor Federico Miguel Sainz de Robles Rueda.

La startup Sepiia 2080, fundada en Valencia en 2016 por Federico Miguel Sainz de Robles Rueda, que desempeña las funciones de dirección y es el responsable del desarrollo técnico y el diseño. Robles Rueda es ingeniero técnico en diseño industrial (UPV), estudió diseño de moda (IED Madrid), y tiene un máster y un diploma de AITEX en Ingeniería Textil y Nuevos Materiales, en colaboración con CEU y la UPV respectivamente. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el sector textil y de la moda en diferentes áreas, tanto en el retail, como en el diseño de moda, así como en el mundo editorial.

Para hacerlo realidad, Sepiia 2080 ha contado con el apoyo de Lanzadera, la aceleradora impulsada por el presidente de Mercadona, Juan Roig. “La empresa la fundamos dentro del programa Lanzadera, en Valencia. Ellos nos fueron financiando mes a mes el desarrollo de la empresa. El capital inicial con el que empezamos fue de 3.000 euros y en total recibimos una financiación de Lanzadera aproximadamente de 100.000€”, cuenta su fundador.

Pese a todos los avances tecnológicos que nos rodean, en la moda se ha evolucionado muy poco. Por ello, las prendas de Sepiia 2080 suponen una gran innovación a nivel mundial: ofrece soluciones ante problemas tan cotidianos como las manchas, las arrugas o la transpiración, a través del desarrollo de nuevas fibras y acabados a un coste asequible. Además, la propia empresa diseña y crea su propio tejido en colaboración con el instituto tecnológico textil de AITEX y coordinando su producción a través de las empresas proveedoras, realizando este proceso íntegramente en España.

Foto3

Las camisas Sepiia 2080 están diseñadas partiendo de un estudio de la anatomía y la biomecánica del cuerpo humano para facilitar la movilidad.  Para ello, Fede se inspiró en prendas como las que utilizan los astronautas o los bomberos para diseñar camisas y polos para vestir en el día a día. Además, mezclan las características de las prendas técnicas de deporte con el saber hacer de la sastrería clásica. Esta innovación es posible gracias al desarrollo de la prenda desde su origen: la fibra. El tejido permite una óptima absorción de la humedad y facilita que la prenda seque rápidamente. Por su parte, el tratamiento antimanchas consigue que los líquidos resbalen sin dejar ni rastro.

La empresa basa su actividad económica en la investigación y su modelo de negocio en la venta online, a través del portal de la marca para mantener los precios más competitivos posibles. Esto se debe a que si hubiera intermediarios las camisas podrían costar el triple. En su catálogo se encuentran desde polos a un precio de 62 euros a camisas por 84. Otro punto a destacar es que son producidas en su totalidad en España de manera sostenible.

Sepiia 2080 comenzó con una producción muy pequeña de prendas, pasando de una hacer 120 camisas a 500 y, de ahí, a 1.500 camisas. Ahora, cuentan con una producción constante de prendas, teniendo un stock controlado. A día de hoy, han acumulado 3.500 prendas vendidas, logrando una facturación de más de 275.000€. En cuanto a la clave del éxito, su fundador cree que “es entender bien las necesidades de los clientes y ofrecer un producto que les añada valor. En nuestro caso, el éxito ha estado en proponer un producto muy diferenciado por la tecnología, en un sector de gran consumo como es el de la moda y en el que podemos aportar mucho”.

En el ámbito de reconocimiento y premios a la empresa, cuenta con el premio a la mejor empresa de moda sostenible por el British Council 2017, fue finalista en el South Summit 2017 y ha recibió el tercer premio a IDEAS UPV 2017, entre otros. Desde hace unos meses la empresa lleva a cabo sus actividades en el establecimiento del Campus Madrid de Google, debido a que fue seleccionada en el programa de Campus Residency para startups en fase de crecimiento. Además, la firma fue elegida por Sony para vestir a los equipos españoles de PlayStation Talents en la Madrid Week Games

Actualmente, se encuentran en el desarrollo de productos enfocados a las mujeres. Dentro de las previsiones de crecimiento se encuentran nuevas unidades de negocios como uniformes laborales y colaboraciones con marcas y diseñadores.

Un emprendedor crea camisas que no se manchan, ni se arrugan y ni muestran el sudor