Domingo. 18.11.2018

Dos emprendedores crean el primer vino con té del mundo

Dos emprendedores crean el primer vino con té del mundo

Una empresa española, llamada Poet, ha lanzado al mercado el primer vino con té del mundo, producto del que han vendido ya más de 3.000 botellas. 

Dos emprendedores crean el primer vino con té del mundo

Con una inversión inicial procedente únicamente de sus ahorros, los emprendedores Tadeo y Taig acaban de lanzar al mercado la primera mezcla de vino con té del mundo.

Según destacan en un comunicado, esta unión de productos tiene un nicho "mayor del que puede parecer", pues ya están produciendo un nuevo lote de 12.000 botellas tras vender un primero compuesto por 3.000 botellas. Pese a su juventud (ninguno supera la treintena), estos españoles cuentan con gran experiencia en sus respectivas áreas.

Tadeo lleva años dedicándose a la importación de té desde la India y Taig, por su parte, elabora vinos de autor con diversas bodegas de la Península. Hace dos años que Tadeo y Taig se conocieron y comenzaron a desarrollar una idea que aunaba las vivencias previas de ambos. Tras meses haciendo pruebas de sabor y aroma para encontrar las variedades que mejor encajan juntas, han desarrollado Poet.

Los emprendedores han puesto de relieve que los primeros clientes que se sintieron atraídos por Poet fueron varios restaurantes de alta gastronomía de Reino Unido y Bélgica. “Nuestra intención es abrir el paladar a un nuevo mundo de sabores y matices inexplorados”, afirman desde la startup. Según cuentan, cada vino Poet concentra una cultura diferente y está inspirado y nombrado bajo la poesía más característica de cada país.

Los diferentes tipos

Así, Soneto representa la distinción inglesa, empezando con una "elegante" estructura y terminando con un equilibrio "perfecto" entre acidez y frutosidad. Haiku, inspirado por la homónima poesía de Japón, desprende un aroma floral en nariz y "un fino buqué", mientras que Ghazal mezcla el arte y el misticismo de la India, así como notas delicadamente especiadas que crean un "interesante" balance de aroma e "intenso" sabor.

Desde Poet han resaltado que se han seleccionado cuidadosamente las tres variedades de té más representativas de cada región. Soneto es un vino tinto "con la fuerza" del té negro Earl Grey; Haiku, "una mezcla que conjuga la liviandad de la uva blanca con la sutileza del té verde Sencha", en tanto que Ghazal, con uva tinta merlot, se infusiona con la "profunda" intensidad del especiado té negro Chai Masala.

Dos emprendedores crean el primer vino con té del mundo