miércoles. 08.07.2020

Y LOS SECTORES QUE PUEDEN REACTIVAR LA ECONOMÍA

Los tres escenarios posibles para que la economía alcance "la nueva normalidad"

Los tres escenarios posibles para que la economía alcance "la nueva normalidad"
Los negocios tendrán que tener en cuenta tres posibles escenarios según la evolución del virus y cuatro sectores principales que serán clave para la reactivación de la economía tras la crisis.
Los tres escenarios posibles para que la economía alcance "la nueva normalidad"

Tras dos meses de confinamiento y paralización en la mayoría de los sectores económicos, los autónomos y pymes ya están poniéndose en marcha para reactivar sus actividades volver a lo que viene llamándose la "nueva normalidad". La compañía Everis ha elaborado un informe en el que evalúa el impacto que está teniendo el Covid-19 en la economía, y analiza las perspectivas de recuperación y gestión de vuelta a esa normalidad en los negocios. Según el informe, las consecuencias de esta crisis sanitaria podrán dar lugar hasta tres escenarios distintos, que determinarán el impacto económico y la recuperación de los diferentes sectores productivos.

Los tres posibles escenarios dependerán de cuatro factores claves para el desarrollo de los negocios: la aparición de una vacuna, la utilización de un fármaco que prevenga del virus, que se produzca una inmunidad grupal y por último, que se controlen condiciones de su propagación

  • Primer escenario: derivaría de  un rebrote menor que podría acontecer a lo largo del mes de junio para estabilizarse en agosto. De esta manera, la "nueva normalidad" se alcanzaría en noviembre. Este pequeño rebrote se podría producir por las medidas de desbloqueo o casos importados. Los negocios de todos los sectores tendrán que prestar mucha atención a la evolución de la pandemia a lo largo del mes de junio, para estar preparados para un posible arranque.
  • Segundo escenario: ocasionado por un rebrote importante. El arranque de este rebrote tendría lugar en agosto, para llegar a la fase de estabilización en noviembre y a la "nueva normalidad" no se alcanzaría hasta enero de 2021. Los posibles rebrotes durante finales de junio y julio, implicarán que los negocios inicien el arranque de su actividad en septiembre.
  • Tercer escenario: provocado por una pandemia continuada. Esta visión expone la posibilidad de un rebrote periódico en el tiempo, sin alcanzar la fase de estabilización hasta avanzado el 2021. Los negocios deben estar listos en caso de se produzcan nuevos rebrotes a partir de septiembre, lo que requerirá una rápida adaptación a una nueva normalidad.

Las economías del país deben actuar considerando estos distintos escenarios de rebrotes, ya que conducen a establecer tres escenarios de recuperación económica que dañarán estructuralmente la economía de forma distinta.

Cuatro motores para la recuperación económica

Después de una primera ola de inversiones destinada a contener la crisis sanitaria y proteger la economía, se espera una segunda con el objetivo de dinamizar y desarrollar los sectores clave. Del informe de Everis se extraen los cuatro sectores que van a tener un especial protagonismo en el proceso de recuperación económica.

El peso que generan en el PIB del país, supone un claro impulso a la hora de reactivar la actividad en todos los demás sectores. El consumo interno apoyado por el turismo reactivará la economía española, y las exportaciones, por su parte, son esenciales para la reactivación porque contribuirán a dinamizar la industria manufacturera.

  • Consumo: Es un sector básico para el mantenimiento de la economía, y para no caer en una crisis de demanda que podría acelerar situaciones económicas muy adversas. Su peso en el PIB es el más importante, un 57%, y requiere aplicar todas las acciones necesarias para estimularlo. 
  • Inversión pública ágil y eficiente: El Gobierno ya ha anunciado que va a incrementar el gasto y la inversión pública para dinamizar los distintos sectores industriales y de servicios de la economía española. Una eficiente y ágil llegada de la inversión al tejido industrial permitirá la reactivación económica, ya que tiene un peso del 42% en el PIB.
  • Exportaciones:  Las exportaciones generan un resultado muy positivo en la balanza comercial, por cuenta corriente y balanza de pagos. La productividad y competitividad de España hacen que las exportaciones españolas sean más atractivas para los países europeos. La crisis del Covid-19 está promoviendo cambios en las estrategias de la cadena de suministro de las compañías globales hacia proveedores locales. La exportación supone el 24% del PIB.
  • Turismo: La reactivación del turismo, además de fortalecer el consumo, acelera uno de los sectores más importantes de España. Es una fuente de generación de empleo y el primer sector por volumen de PIB generado, se estima en un 12%. La crisis del Covid-19 afectará al turismo de larga distancia, lo que hará más atractivo visitar España para los ciudadanos europeos.

Las consecuencias de la crisis sanitaria del Covid-19 traerán consigo una reinvención, casi obligatoria, en los modelos de negocio. Existe un consenso generalizado respecto a que los autónomos y las pymes van a tener que adaptarse a las nuevas tecnologías, ya que esa será una de claves más importantes para la reactivación de su economía

La pandemia deja en el país una situación muy poco previsible a corto plazo. Su evolución dependerá de un amplio rango de variables médicas, sociales, legales, políticas y económicas.

Cambios en los modelos de negocio post-Covid-19

Los negocios tendrán que experimentar grandes cambios en la era post-Covid-19. Se enfrentarán a los retos que traerá consigo el contexto de la "nueva normalidad": estrategias multiescenario, la guerra comercial y la reconquista de la cuota de mercado, los cambios en los paradigmas  de comportamiento y el desarrollo de las organizaciones resilientes.

Daniel Úbeda, socio de consultoría estratégica de Everis, comentó que "para mitigar esta crisis, los negocios han de innovar y restructurar sus modelos. Rediseñar la organización y los recursos es algo imprescindible para competir en el futuro".

  1. Los negocios deberán tener en cuenta un contexto de múltiples escenarios
  2. Flexibilidad para adaptarse a la incertidumbre, en tiempo y costes. Estrategias alternativas para asegurar entregas (materias primas, cadenas de suministro…).
  3. Es el momento de innovar: nuevos modelos de negocio, sectores, canales, segmentos de clientes y categorías.
  4. Es necesario prepararse para competir en una Economía en Rebajas.
  5. Re-arranque para reconquistar cuota de mercado y clientes, con especial atención a las oportunidades por la caída de competidores que no han sobrevivido.
  6. La velocidad de mercado es clave: es necesario prepararse para el re-arranque, pero éste debe ser rápido.
  7. El trabajo en remoto, cuando se lleva a cabo un trabajo en una ubicación no centralizada demuestra que el talento es accesible a nivel global.
  8. La realidad digital ha llegado. Abrazar las nuevas tecnologías y habilitar su implementación en el negocio es fundamental.

"Es necesario crear nuevos productos y servicios digitales, así como atraer a nuevos socios y crear sinergias con otras compañías. Redibujar la organización para que sea más flexible, ágil y abierta, y potenciar nuevas competencias. Esto permite equilibrar de nuevo los recursos donde sea necesario y reforzar la toma de decisiones basada en datos", destacó Úbeda.

Los tres escenarios posibles para que la economía alcance "la nueva normalidad"