martes. 07.12.2021

CASA CUARTERO PREMIADA COMO MEJOR TIENDA GOURMET 2021

La experiencia de un negocio centenario o cómo sobrevivir a cualquier crisis

Casa Cuartero, la mejor tienda gourmet de España según los consumidores.
Casa Cuartero, la mejor tienda gourmet de España según los consumidores.

La familia Cuartero lleva más de 100 años tras un mostrador en Toledo, superando crisis, guerras y pandemias, entre otros muchos avatares. Ahora ,incluso, la han elegido como la mejor tienda gourmet de España. Así lo hace.

La experiencia de un negocio centenario o cómo sobrevivir a cualquier crisis

Anclada como una estaca, férrea al paso del tiempo, en la calle Hombre de Palo número 5 de Toledo, al lado de la catedral, se encuentra Casa Cuartero. Un negocio centenario que ha sobrevivido a guerras, distintos regímenes políticos, crisis económicas y hasta pandemias gracias a la dedicación y resiliencia de tres generaciones de la familia Cuartero. Tienda gastronómica que ha sido reconocida ahora como la mejor tienda gourmet de España 2021. En este artículo cuanta algunos secretos de su éxito que se basan en saber adaptarse a cada momento, estar al tanto de la nuevas tendencias, aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología y, sobre todo, ofrecer un producto de calidad sin perder su esencia.

En 1920, Mariano Cuartero y su esposa Juana decidieron montar una pequeña carnicería y mantequería en el centro de Toledo que, con el paso de los años, se ha consagrado como referente nacional de productos gourmet y que exporta productos artesanos y exclusivos de la tierra a países como Brasil, Portugal o Francia. Una tienda que desde sus inicios apostó por la calidad del producto, por el conocimiento del mismo y un trato extraordinario al cliente. Tres generaciones después, el nieto de Mariano, Fernando Cuartero, sigue abrazado la esencia que su padre y abuelo consagraron. Dado que, una de las principales claves de su triunfo, se enmarca en saber acertar en cada generación con sus necesidades y gustos.

“El tipo de gastronomía en 1920 no es el mismo que el 2021, al igual que los clientes que pasan por nuestra tienda no son los mismos. Tanto mi abuelo y mi padre tuvieron que saber lidiar con momentos muy difíciles de la historia de nuestro país. Pero su ilusión y pasión por el negocio siempre fue el sello que les marcó el camino. Su trabajo diario, levantar la persiana todos los días e invertir en el negocio acorde a la demanda es lo que nos ha hecho prevalecer”, explico Fernando Cuartero. El autónomo de 47 años narró como a la hora de emprender un negocio, como hizo su abuelo y su padre, hay que pensar y vivir en el día a día y poner en valor tu sello distintivo.

Casa Cuartero: la trayectoria de un negocio centenario

Cuando Mariano Cuartero fundó su carnicería en la artería principal de Toledo, no se imaginaba que su negocio superaría una guerra civil, una dictadura, crisis económicas e incluso una terrible pandemia.

Hace una centuria, los negocios de alimentación vivían bajo demanda. Las grandes superficies y supermercados no existían, y los propietarios de las tiendas de alimentación debían adaptarse a los alimentos que ganaderos y agricultores ofrecían. Especialmente en momentos clave como la posguerra, donde la crisis económica y las penurias de la contienda dificultaban la adquisición de bienes de primera necesidad. Asimismo, cuando Mariano regentaba la carnicería y mantequería junto a su hijo Florentino, muchos alimentos no podían conservarse como hoy en día. Los toledanos acudían a Casa Cuartero a adquirir pescados en salazón, manteca fresca y los embutidos manufacturados de las matanzas de la zona. Paso a paso, el negocio se hizo un hueco en el día a día de la ciudad. Durante la dictadura tampoco fue sencillo, ya que según nos cuentan desde la tienda, existían muchas trabas e inconvenientes, especialmente en materia de conservación. Por ello, uno de los primeros cambios en su modelo de negocio fue apostar de forma pionera en Toledo por cámaras frigoríficas selladas herméticamente, productos envasados y conservas de alta calidad. Ofreciendo a sus clientes una formula mejorada de mantener sus productos frescos en tiempos de necesidad.

Una vez entrada la transición, y ya con Florentino Cuartero y María Pilar Parrilla al frente de la tienda, el negocio también supo adaptarse al cambio de paradigma que supuso abrirse a Europa y al mundo. Los clientes locales mutaron, dado que los supermercados y grandes superficies comenzaron a tomar forma. En este sentido Florentino dedicó sus esfuerzos en ofrecer productos que no se encontraran en los locales de la competencia. De este modo, la tienda gourmet que hoy conocemos comenzó a modelarse sin desprestigiar el pequeño consumidor con precios asequibles. Además, la entrada de turistas también fue un refuerzo para apostar como una tienda que ubicase productos locales de calidad en la zona, convirtiéndola en una de las imprescindibles de la gastronomía manchega.

Asimismo, Florentino relegó, como su padre, el legado a su hijo Fernando. El autónomo de 47 años lleva más de 27 a cargo del centenario local. Y, al igual que sus antecesores, supo capturar la esencia y adaptarla a los tiempos que corren. En este sentido, Fernando subió el nivel de especialización de la tienda gracias a su formación como sumiller en la Cámara de Comercio de Madrid. Vinos, quesos de autor y aceites de alta calidad comenzaron a desfilar por los estantes de la tienda de alimentación. “Cuando iba con mi padre a los salones del gourmet observamos como las tendencias gastronómicas iban mutando. Es muy importante estar al día de que desea el cliente en cada momento y ofrecerle el mejor producto en ese sentido. Por ello la especialización es tan importante. Hoy día tiendas como la nuestra son las que marcan la diferencia a la hora de tratar con el cliente para explicarles el origen y el valor del producto que se van a llevar a sus casas”, afirmó Fernando.

El valor de la digitalización en un negocio centenario

Casa Cuartero puede ser un ejemplo para aquellos emprendedores que todavía son reacios a adaptarse al ecosistema digital. “Tener un página web o negocio online sólo suma”, añadió el propietario de la tienda. Asimismo, Fernando Cuartero valora el poder que las redes sociales tienen en su mercado y como los turistas conocen de antemano su tienda antes de viajar a la ciudad imperial.

Fernando elevó el valor de su negocio siendo pionero en uno de los campos más urgentes entre los trabajadores por cuenta propia: la digitalización. En 2004, con ayuda de un amigo informático, Fernando creó la web y tienda online de Casa Cuartero. “Observaba las tendencias, veía a la gente joven cada vez más en Internet y pensé ¿Por qué no? Obviamente los primeros pasos y clientes de la página web eran mínimos. Pero a día de hoy es uno de nuestros grandes escaparates, especialmente de cara al turista que viene a visitar Toledo, que ya sabe que tipo de productos y calidad ofrecemos”, explicó Fernando. Sin embargo, “Internet no era tan rápido ni accesible como ahora. Subimos más de 3.000 productos manualmente, con sus descripciones ¡Fue un trabajo de chinos! Pero, a toro pasado, fue una inversión muy rentable”, concluyó Fernando.

Según el autónomo, Internet ha sido un gran aporte publicitario, en especial en tiempos tan convulsos de crisis como la económica del 2008 o la reciente derivada de la pandemia. Dado que los soportes digitales permiten ampliar el marco de negocio de forma muy accesible y estar las 24 horas del día abierto al público de todas las partes del mundo.

Los consumidores eligen a Casa Cuartero como mejor tienda gourmet de España

Uno de las grandes satisfacciones de Casa Cuartero para seguir emprendiendo después de 100 años de actividad es que recientemente la antigua mantequería ha sido galardonada por los consumidores como la mejor tienda gourmet de España.

“Es una inyección moral, un empujón de la leche”, enfatizó Fernando. El emprendedor recibió el premio junto a su padre y madre, lo que supuso todo un honor para su familia. Especialmente cuando, “es a través de los clientes porque han sido los que han tenido la última palabra y han votado el premio”.

Energía que se transmite en las ganas de levantar la persiana después de guerras, pandemias y crisis, todos los días como lo hiciera Florentino, Juana, Mariano o María Pilar y que apostará por seguir evolucionando sin perder la esencia de lo que es Casa Cuartero.

La experiencia de un negocio centenario o cómo sobrevivir a cualquier crisis