miércoles. 18.09.2019

UN NEGOCIO FAMILIAR DE ZARAGOZA

Los hospitales móviles para misiones humanitarias se hacen en España

Imagen del hospital de ARPA en Arabia.
Imagen del hospital de ARPA en Arabia.

De un pequeño negocio familiar de Zaragoza depende la atención médica de miles de personas en 53 países como Mali, Somalia o República Centro Africana. Así es ARPA, la pyme española que fabrica hospitales móviles para operaciones humanitarias internacionales. 

 

Los hospitales móviles para misiones humanitarias se hacen en España

Quien conozca la Muela sabrá de sus molinos, de su clima y de que ha sido considerado uno de los pueblos con mayor calidad de vida en España. Sin embargo, los habitantes de este pequeño municipio situado a las puertas de Zaragoza tienen más razones para estar orgullosos de vivir donde viven. Los hospitales que se utilizan en operaciones humanitarias en más de cincuenta países del mundo vienen de esta localidad. Concretamente, de un pequeño negocio familiar que fabrica nada menos que las unidades portátiles que utilizan las ONGs, ministerios de defensa o sanidad cuando se enfrentan a una misión humanitaria.

Se llama Arpa, y de esta pyme aragonesa depende,en gran medida, que haya hospitales; tiendas de campaña para las fuerzas armadas y para los civiles en misiones de paz o cooperación internacional.  Para hacerse una idea de las cotas de internacionalización que maneja éste pequeño negocio familiar, la CEO de ARPA, Clara Arpa, explicó que sus “equipos están en activo en casi todas las operaciones de la Unión Europea. Y, en muchas de las misiones de las Naciones Unidas. Como por ejemplo, acciones humanitarias que se están llevando a cabo ahora mismo en la República Centro Africana, en Mali, o en Somalia,”.

Además, explicó que actualmente están trabajando con 53 países: “somos expertos en logística y sanidad militar. Posiblemente seamos de los más conocidos entre los clientes del sector de la sanidad militar;  la alimentación y agua." Sus equipos móviles de campaña están destinados a suplir las necesidades de estas unidades, ya sean fuerzas militares, enviados especiales, ONGs, etc, para que cuenten con los materiales e instalaciones necesarios para llevar su actividad en cualquier parte del mundo.

En cuanto a los viajes necesarios para llevar su a equipo al resto del mundo, la dueña de Arpa explicó que “se transportan principalmente por barco, pero en ocasiones también por avión. Suelen estar integrados en contenedores o remolques, lo que facilita su transporte". Todo depende del tamaño de la unidad, del medio de transporte y del destino final. Y es que, “no es lo mismo llevar un hospital de emergencias para rescate de 20 camas que se puede transportar en un Hércules (un tipo de avión); que un hospital Role III que puede llevar 50 o 100 camas y que va sobre 30 camiones y 25 remolques que, a su vez, se transportan en barco mercante”.

Un modelo de negocio y gestión diferente

Crear, fabricar y vender estos equipos móviles de campaña no es tarea fácil. Empezando por la parte fundamental: los clientes. Clara Arpa explicó que el proceso de venta de sus equipos móviles “suele ser largo. Desde que identificamos una oportunidad, hasta que se materializa, pueden pasar entre uno y diez años”. La razón de esta tardanza es que la compraventa de sus productos no es fácil, ni por lo que venden, ni por la gente a la que se los venden. Afirmó además que “los proyectos son complicados y entran muchos factores en juego. Son para organizaciones complejas con métodos de licitaciones internacionales prolongados y financiaciones complicadas”.

Hay que tener en cuenta, que los principales clientes de ésta pyme zaragozana no son particulares, si no ejércitos, ministerios de salud, unidades de emergencia de protección civil, interior, educación, etc. Aunque, explicaron que, en ocasiones pueden llegar a tener algún que otro particular con una necesitad puntual. 

El coste de sus equipos móviles es muy variado, ya que son diferentes las áreas que pueden cubrir: defensa, civil, salud, emergencias y comunicación, cada uno con sus respectivos equipos especiales. Para hacerse una idea de la magnitud del negocio, Arpa dijo que el coste puede variar “desde los 350 euros de una litera de campaña, hasta los 25 millones de euros de un hospital de 100 camas".

equipos-moviles-ARPA

El proceso de construcción de estos equipos móviles es complejo. Aun así, el pequeño negocio se encarga de gran parte de proceso. “Hacemos mil cosas” explicó la CEO. "Las tiendas de campaña son 100% made in La Muela. Las hacemos nosotros”. Asimismo, explicó que tienen convenios de colaboración con otras compañías para hacer realidad sus equipos móviles. “Trabajamos con más de 1.000 empresas, todas suelen ser pymes”.

“Nosotros somos también una pyme, con lo que nuestra relación es de igual a igual” dijo Arpa. Actualmente, este negocio cuenta con 80 empleados, pero “hemos tenido etapas de 120. En 51 años de vida pasan muchas cosas”.

51 años de vida y tres relevos generacionales

ARPA Equipos Móviles de Campaña tiene 51 años de vida. El padre de Clara Arpa, Jose Antonio Arpa Romero, creó el negocio en 1968. Según contó su hija -ahora CEO de la empresa-, su padre era monitor en la Organización Juvenil Española. Durante uno de los campamentos en los Montes Universales de Teruel, se le ocurrió inventar un quemador de policombustible para dar de comer a los más 300 chicos que estaban en el campamento.

Antonio Arpa llevó este utensilio a la unidad de montaña de Jaca y a los paracaidistas “que estuvieron durante dos años haciéndoles pruebas. Hasta que, como resultado de esa colaboración, nació la cocina de campaña Arpa, o las 'ARPAS' que es como se la conoce dentro del ejercito a las cocinas remolcadas”.

Así, en 1968, nace éste negocio que tiene como primer cliente al Ministerio de Defensa del Estado español. Ese mismo, año el Estado cubano le encargó 100 cocinas y se produjo su primera venta internacional. Tras la cocina, contó Arpa, empezaron a fabricar otros equipos necesarios como grupos electrógenos, frigoríficos, duchas, cantinas o lavanderías.

“ARPA ha ido evolucionando conforme ha ido cubriendo las necesidades de sus clientes. En el campo de la logística de campaña somos los mejores, los que cubren las necesidades de la manera más eficiente y asequible, adaptándonos a los presupuestos y especificaciones de nuestros clientes, dándoles calidad, experiencia y un trato sin igual.” explicó la CEO. 

clara-arpa-

Imagen de la CEO de ARPA, Clara Arpa.

Clara Arpa afirmó que su padre -fallecido en 2006-, era “todo un visionario, que ya creía en el poder de las alianzas”. De ahí que en el ADN de este negocio zaragozano esté la internacionalización. A lo largo de su historia -y en la actualidad- han trabajado con diferentes países: Venezuela, Chile, Mozambique, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Arabia Saudí o Argelia, y , por supuesto, con España.

De hecho, es una de las pymes adscritas “al Pacto Mundial, la iniciativa de sostenibilidad más grande del mundo impulsada por Naciones Unidas. Ésto implica un compromiso a cumplir con principios de derechos humanos, laborales, anticorrupción y medioambientales. Somos miembros como muchos otros negocios españoles a través de la Red Española de Pacto Mundial, la más numerosa del mundo”. El secretario general de la Red, Antonio Gutiérrez, nombró en verano de 2018 a Clara Arpa, como miembro de su Comité Internacional en Nueva York. Y es que ella, como su padre, también cree en el poder de las alianzas.

Los hospitales móviles para misiones humanitarias se hacen en España