Miércoles. 21.11.2018

LA STARTUP UFO PAGA CUATRO EUROS

Llegan los patinetes eléctricos que premian al usuario por recargarlos

Imagen de los patinetes.
Imagen de los patinetes.

La startup UFO aterriza en España con el objetivo de dar una solución a la carga eléctrica de los transportes urbanos destinados a la movilidad compartida y ayudar a que los usuarios puedan aumentar sus ingresos por usarlos y “sin mucho esfuerzo”.

Llegan los patinetes eléctricos que premian al usuario por recargarlos

A través de patinetes eléctricos urbanos, UFO permitirá al usuario ganar cuatro euros cada vez que cargue uno de estos aparatos, sin límite de dispositivos para cargar. La startup española ha explicado en un comunicado que, con una inversión “sobre la mesa” de dos millones de euros por cerrar, UFO está presente ya en Barcelona y estarán operativos en los próximos meses también en Sevilla, Valencia, Madrid y Málaga.

Cargas en el domicilio

Los patinetes estarán disponibles durante todo el día y, por la noche. El usuario podrá llevarse el patinete a casa y cargarlo enchufado a la luz para que vuelva a funcionar al día siguiente.

Para que los usuarios puedan ganarse un ingreso extra y asegurar que los patinetes se cargan de manera correcta, UFO les ofrece cuatro euros por recarga. El ingreso se realizará directamente en la cuenta bancaria del usuario cargador.

Uno de los fundadores de la compañía, Mario Marín, ha señalado que “la movilidad ya no se tratará sobre el concepto de posesión, si no de tener acceso a ella”.

Por medio de la aplicación, los usuarios podrán saber donde se encuentra el patinete más cercano para así poder reservarlo, desbloquearlo, utilizarlo por toda la ciudad, volver a bloquearlo una vez terminen el viaje y realizar el pago desde su smartphone. Desbloquear el patinete supone un gasto de un euro por parte del usuario, cuyo precio se incrementará a 0,15 céntimos por minuto de servicio.

Los patinetes cuentan con una autonomía de 20 kilómetros y están pensados para una media de tres usos diarios.

Llegan los patinetes eléctricos que premian al usuario por recargarlos