Valida y acompaña al emprendedor en todo el proceso

Nace la plataforma digital que tramita y gestiona el alta de los autónomos extranjeros en España

Resify es la apuesta de emprendimiento de un grupo de jóvenes españoles por simplificar y abaratar los costes de los extranjeros que quieren ser autónomos en España.
Gonzalo Astolfi y Didier Martín, creadores de Resify.
Gonzalo Astolfi y Didier Martín, creadores de Resify.
Nace la plataforma digital que tramita y gestiona el alta de los autónomos extranjeros en España

Los expertos señalan que darse de alta como autónomo extranjero en España tiene un coste medio de 1.700 euros. Burocracia extensa que suele ser una carga para este colectivo a la hora de tramitar su alta en el RETA. Por ello, un grupo de jóvenes abogados especializados en derecho de extranjería han creado una plataforma digital para obtener de manera sencilla todos los documentos de viabilidad y liquidez de estos trabajadores por cuenta propia. Resify es una página web donde los ciudadanos de otros países podrán conocer si su proyecto de emprendimiento es viable en nuestro territorio.

Tras años de experiencia en el sector privado en empresas como PricewaterhouseCoopers, Gonzalo Astolfi y Didier Martín Díaz – compañeros de facultad – decidieron aplicar su experiencia en extranjería a las nuevas plataformas digitales. En su trabajo como abogados, reconocieron las dificultades que los extranjeros no comunitarios afrontan en España para darse de alta como autónomos. “Nuestro objetivo era crear una web sencilla, accesible y gratuita que les  permitiera conocer si realmente estaban capacitados para emprender o no en España. A través de un sencillo cuestionario, Resify evita que estos futuros autónomos deban gastarse un dinero innecesario en trámites que las consultorías – por lo habitual – cobran sólo por hacer dicha consulta”, afirmó Astolfi.

“Al trabajar como autónomos en nuestro propio despacho de abogados, nos dimos cuenta que tardábamos horas con nuestros clientes en conocer cuáles eran sus necesidades de emprendimiento. Cada uno tenía unas circunstancias distintas, no es lo mismo montar un restaurante que trabajar como arquitecto”, añadió Martín Díaz.

“Hace poco una ciudadana china acudió a nosotros porque quería dar clases particulares como autónoma. Además del plan de empresa, le ayudamos a confeccionar todos los documentos de cara al informe de viabilidad que organizaciones como la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) valida de cara al Ministerio. Nuestro trabajo es ser una especie de empresa de paquetería que acompaña durante todo este proceso al autónomo, añadimos cualquier documentación pertinente, le informamos sobre el estado de su alta y evitamos que si su proyecto no es viable, no pierda el tiempo o su dinero en gestiones innecesarias”, explicó Astolfi.

“El 80% de las gestorías estaban cobrando salvajadas a los autónomos extranjeros. La primera consulta no es gratuita como en Resify y el procedimiento hasta el alta en la sede electrónica del Ministerio costaba en torno a los 1.700 euros. Gracias a nuestro sistema de digitalización hemos conseguido abaratar los costes, para que dicho acompañamiento le cueste al autónomo extranjero entre unos 300 o 500 euros máximo”, expuso Martín Díaz. "De cara al futuro, con el lanzamiento de la Ley de Startups que plantea el Gobierno  estamos terminando de perfilar que los nómadas digitales y startups de otros países puedan tramitar sus proyectos en nuestra web", adelantó el emprendedor. 

El valor del estudio, los idiomas y la experiencia para el emprendimiento

“La formación y la experiencia es indispensable para el éxito”, afirmó Astolfi. El abogado nacido en Málaga explicó que no podrían haber conseguido crear su startup sin un conocimiento previo del mercado privado y haber intentado emprender con anterioridad. “Las grandes empresas también tienen trámites de extranjería, pero ninguna se centraba en el autónomo. Sin embargo, al ser procesos más extensos, aprendimos y reconocimos todas las dificultades que entrañaban esta clase de trámites. Antes de crear Resify estuvimos en otros proyectos. El error también es un buen compañero de viaje si sabes encajarlo y entenderlo”, concretó.

“Además, los idiomas son una parte fundamental si se desea trabajar con extranjeros. Principalmente tenemos clientes de China, Reino Unido o Latino América. Muchas veces nos limitamos a nuestra zona de confort a la hora de emprender, pero aprender nuevas lenguas sólo consigue impulsar tu negocio para poder acceder a un mercado global”, valoró el emprendedor.

“TaxDown, Heritae, ZTE o Goodwe son algunos nuestros clientes. Algunas de estas empresas proceden de otros países y valoraron positivamente nuestro trabajo en conjunto con la Cámara de Comercio de China o los servicios de voluntariado en organizaciones como Caritas para ofrecer asesoramiento jurídico a las personas más necesitadas. Nuestra recomendación para todo aquel emprendedor – sea abogado o no – es que nunca deje de formarse y afianzar relaciones laborales que les encaminen al éxito. El trabajo duro es nuestra máxima”, valoró el abogado madrileño Martín Díaz. “Este camino de experiencia nos ha llevado a colaborar gracias a nuestra plataforma con el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Política Territorial y Función Pública”, concluyó Astolfi.

Resify: Todos los procesos de extranjería en una sólo plataforma digital

Además de crear un formulario gratuito y acompañar a los extranjeros en su alta en el RETA, la plataforma Resify también admite trámites para estudiantes y particulares. Según Astolfi y Martín Díaz, la web tarda un máximo de 24 horas en dar una respuesta a los ciudadanos extranjeros que quieran residir en España. Estos son todos los procesos que un autónomo extranjero necesita y que puede tramitar en la novedosa startup:

  • Copia del pasaporte
  • Certificado de antecedentes penales o documento equivalente, que debe ser expedido por las autoridades del país de origen o del país o países en que haya residido durante los últimos cinco años en el que no deben constar condenas por conductas tipificadas en la legislación penal española.
  • Certificado sanitario con el fin de acreditar que no padece ninguna de las enfermedades susceptibles de cuarentena previstas en el Reglamento Sanitario internacional.
  • La titulación o acreditación para el ejercicio de la profesión u homologación requerida
  • Acreditación de que se cuenta con la inversión económica necesaria, o bien compromiso suficiente de apoyo por parte de instituciones financieras u otras entidades.
  • Proyecto del establecimiento o actividad a realizar, con indicación de la inversión prevista, su rentabilidad esperada y, en su caso, puestos de trabajo cuya creación se prevea.
  • Relación de las autorizaciones o licencias que se exijan para la instalación, apertura o funcionamiento de la actividad proyectada o para el ejercicio profesional, que indique la situación en la que se encuentran los trámites para su consecución, incluyendo, en su caso, las certificaciones de solicitud ante los organismos correspondientes.

Nace la plataforma digital que tramita y gestiona el alta de los autónomos extranjeros en España
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad