sábado. 04.07.2020

EN 8 MESES HA DISTRIBUIDO 1.000 VEHÍCULOS

Una novedosa startup de renting permite adquirir un coche en 12 minutos

Mario Carranza, fundador y CEO de Vamos.
Mario Carranza, fundador y CEO de Vamos.

Tas una trayectoria con mucho recorrido en el sector de la movilidad, Mario Carranza decidió en julio del 2019  lanzarse a la aventura de emprender. Creó Vamos, una startup española que ha rediseñado el modelo de renting de coches con una plataforma que permite contratar de forma casi instantánea y 100% online.

Una novedosa startup de renting permite adquirir un coche en 12 minutos

Las necesidades de movilidad son distintas para cada negocio. Asimismo, el sentimiento de pertenencia está cambiando y la sociedad ya no busca tanto el título de propiedad, sino el hecho de poder disfrutar libremente de un bien o de un servicio, sin necesidad de endeudarse. Es decir, pagar por lo que se usa y se necesita en cada momento, favoreciendo el ahorro de costos y el compromiso medioambiental.

Un reflejo de ello son los datos del renting, un servicio cada vez más demandado por los autónomos. Desde la Asociación Española del Renting (AER) corroboran que los trabajadores por cuenta propia cada vez están más interesados en esta fórmula. Así, en 2019, los autónomos y particulares incrementaron en un 57,83% el número de sus vehículos en esta modalidad hasta los 87.191 unidades (el 12,25% del parque español de renting).

Este incremento en la nueva forma de adquirir un vehículo por parte de los trabajadores por cuenta propia también se debe al esfuerzo realizado por los negocios dedicados al renting, resolviendo incertidumbres con unos precios razonables, para democratizar un sector que, hasta hace poco tiempo, era exclusivo solo los más grandes. Y es que, una de las ventajas del renting para el autónomo es darle facilidades para que pueda olvidarse de la gestión del vehículo y centrarse en su negocio. 

Bajo esta filosofía, nació Vamos: una startup digital, fundada por el español Mario Carranza en julio de 2019 tras llevar a cabo una ronda de financiación semilla en la que recibió el apoyo de inversores españoles e internacionales como Axel Springer Digital Ventures, el brazo inversor tecnológico del grupo editorial alemán que había invertido en otras grandes startups como Uber o Airbnb.

Estudio de solvencia y contratación en menos de 15 minutos

Vamos opera como expositor de renting con 28 modelos disponibles en su plataforma, lo que significa que no es propietario de los vehículos que ofrece. Establece alianzas comerciales con la industria del coche, como como Fiat Chrysler y Daimler a través de sus empresas de renting Leasys y Athlon, para asegurar una selección variada de vehículos en su catálogo y abastecer la demanda en su plataforma. “En mi opinión, cómo te percibe un cliente no va tanto de qué es lo que le vendes sino cómo se lo vendes. He aprendido que todo cliente, independientemente del sector, busca comprar dos cosas principalmente: tiempo y satisfacción. Por eso nuestra estrategia se resume en conseguir ponérselo cada día más fácil al cliente y conseguir que nos quiera cada día más”, recalca el fundador.

“El cliente se conecta al marketplace vamos.es e introduce su banca online –imprescindible que esté dado de alta en una y que esté activada su cuenta–. El sistema, a través de los algoritmos, no solo analiza sus ingresos, sino también sus gastos con el fin conocer el remanente y sus hábitos financieros a lo largo de 12 meses. En base a estos datos se obtiene un scoring – puntuación - y ese dato se cruza con la operación y el criterio financiero de cada uno de los proveedores y, seguidamente, la resolución: aceptado o denegado”, explica. Es decir, lo primero que hay que hacer es pasar un estudio de solvencia, parametrizado por un cotizador digital, que se basa en los movimientos financieros que tiene un usuario durante todo un año, realizado por el simulador de solvencia del proveedor como, por ejemplo, de Fiat. “Para ello, mandamos un enlace, vía Whatsapp o correo electrónico, en el que el usuario se identifica con sus datos: correo, DNI, calle, la cual es muy importante porque en los siguientes 15 días tienes el vehículo en la puerta del domicilio o del trabajo... En definitiva, se tarda tan solo dos minutos en saber si es apto para contratar el renting”, afirman desde Vamos.

Después, se pasa al asesoramiento y la contratación en la que un asesor guía al usuario para hacer la contratación del vehículo. “Tenemos un récord de 12 minutos”, apunta. En cuanto a la entrega, el consumidor elige el lugar y lo recibe en un máximo de 15 días hábiles desde la firma del contrato de renting, sin coste añadido.

Hasta ahora, en el sector del automóvil no se hacían muchas operaciones online. El año pasado no se llegó a comprar ni un millón de coches a través de la red. “El problema está en los procesos. Nosotros intentamos prestar una experiencia homogénea. Es decir, que el cliente seleccione el coche, sea aprobado o denegado en tiempo real, lo suscriba en cuestión de poco tiempo y servirlo al cabo de 10 o 15 días. Ahí está nuestro reto. No todo el mundo tiene capacidad de operar de esa manera”, explica el fundador de Vamos.

Además, eliminan la necesidad de pagar entrada y visitar varios concesionarios antes de tomar una decisión. Sin embargo, es posible no hacerlo gracias a los vídeos de todos los modelos en tres dimensiones: “los coches que comercializa Vamos son nuevos y antes de subirlos en la plataforma son llevados a estudios robotizados donde se realizan fotos y videos 360º que permiten al cliente conocer los detalles del vehículo que va a conducir “a través de la pantalla, lo cual ahorra tiempo para no tener que ir a verlo físicamente.

En cuanto a las modalidades de contrato, comprenden formatos que van desde los 24 a los 60 meses, con todo incluido: seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, mantenimiento y revisiones, gestión de multas, impuestos, y cambio de neumáticos. En caso de defecto o exceso de kilómetros se compensará y se penaliza al usuario.  Cuentan con opciones desde 202 al mes (Fiat 500), hasta 1.305 euros al mes (Porshe Cayenne). “Todos los precios son 100% transparentes e incluyen IVA. Además, no esconden ningún tipo de coste adicional que incremente el precio final que el cliente paga”, afirma el fundador.

“Nacemos para liberar al cliente de los aspectos negativos de poseer un coche, como la financiación, a la vez de proporcionar los mismos beneficios de tener coche en propiedad”, apunta el fundador. En sus ocho meses de vida, la startup ha distribuido más de 1.000 vehículos, cuenta con un equipo de 20 personas especializadas en el sector y espera cerrar el primer año siendo rentables y superando los 2.000 vehículos distribuidos.

Imagen2

Trayectoria de referencia en el sector de la movilidad

El emprendedor Mario Carranza, cuenta con mucho recorrido en el sector de la movilidad en España. Todo empezó a los 24 años formando parte del equipo inicial de Cabify, donde lideró el lanzamiento y posterior crecimiento de la primera aplicación de movilidad urbana de nuestro país. De ahí, pasó a trabajar como analista de inversiones para el emprendedor Martin Varsavsky - fundador de Jazztell - en su holding Jazzya Investments.

Luego fue CEO de la aplicación de movilidad colaborativa Amovens. “Ahí puse en marcha una etapa de transformación y crecimiento a una empresa por entonces muy pequeñita y sin ingresos. Multiplicamos su facturación por cuatro durante tres años consecutivos. Gracias a un gran trabajo en equipo alcanzamos la rentabilidad y superamos el millón y medio de usuarios en 2018”, cuenta.

Finalmente, en 2019 Mario decide lanzarse a la aventura de emprender y crear Vamos, una empresa de movilidad que tiene como misión hacer que tener coche sea fácil, transparente y accesible para todos. “La práctica totalidad de la innovación en el espacio de la movilidad se ha centrado hasta ahora en cómo ayudar a las personas a llegar del punto A al punto B. Sin embargo, en Vamos estamos replanteando el concepto de propiedad del automóvil y el uso a largo plazo del mismo, un espacio donde hasta ahora se ha producido muy poca innovación. Estamos creando una forma completamente nueva de tener coche a través de una experiencia 100% digital donde priorizamos satisfacer las expectativas del cliente actual”, afirma en fundador.

“Pienso que emprender es un arte que todo el mundo puede llegar a dominar en mayor o menor medida, como tocar un instrumento o pintar un cuadro. Como en cualquier otra disciplina, la práctica y la experiencia juegan un papel fundamental en el camino de alcanzar la excelencia. Una cita que siempre me ha gustado dice que "la persona inteligente busca la experiencia que desea realizar", y eso es precisamente lo que he intentado hacer durante mi carrera. En Cabify aprendí la importancia de la satisfacción del cliente, de Martín Varsavsky aprendí a pensar en grande, y en Amovens a crear cultura de empresa”, declara.

 

Una novedosa startup de renting permite adquirir un coche en 12 minutos