domingo. 08.12.2019

SÓLO ADMITEN A PROFESIONALES MUY CUALIFICADOS

Una plataforma pone en contacto a los "manitas" con sus potenciales clientes

Una plataforma pone en contacto a los "manitas" con sus potenciales clientes

A través de esta plataforma, los carpinteros, electricistas, fontaneros y demás profesionales dedicados a las reformas y reparaciones obtienen una nueva forma de captar clientes, a la vez que los usuarios consiguen una forma rápida de encontrar los servicios que necesitan. 

Una plataforma pone en contacto a los "manitas" con sus potenciales clientes

“Si no quieren que les estén llegando ofertas de posibles clientes, que no se den de alta en Multihelpers”. Esta frase, que bien podría servir de eslogan a la plataforma para captar trabajadores autónomos, es en realidad la muestra de confianza que tiene el emprendedor Adrián Miranda en la herramienta que lleva desarrollando desde 2015. Ésta pone en contacto a profesionales por cuenta propia, del sector llamado 'manitas', con clientes que necesitan sus servicios.

Los servicios que requieren los usuarios de Multihelpers son muy variados, pero todos están dentro del sector de las reparaciones y mantenimiento del hogar. De esta forma, se puede utilizar la plataforma desarrollada por Miranda cuando se necesite ayuda para cambiar las bombillas, hasta para la realización de una pequeña obra. “Nosotros nos encargamos de que la persona que haga el encargo sea un profesional, porque lo que nosotros hacemos muy bien es el trabajo de captación de los helpers” explicó Miranda.

La plataforma realiza un exhaustivo proceso de captación del profesional, ya sea carpintero, electricista, fontanero o, cualquier otra profesión dentro del sector de los ‘manitas’. Es precisamente este procedimiento de verificación del profesional lo que diferencia a Multihelpers, de otro tipo de plataformas similares. De hecho, desde la plataforma aseguran que sólo tres de cada diez profesionales superan el proceso de selección.

Según explicó el emprendedor, los helpers debían pasar por dos filtros. El primero, consistía en un formulario en el que tenían que catalogar su actividad y con el que se aseguraban de que el profesional cumplía con todos los requisitos para ejercer (como que estuviera dado de alta en Seguridad Social o tuviese un seguro de responsabilidad civil). Y, el segundo filtro, es una especie de test o validación, para ver si estaban de acuerdo con el modus operandi que tiene la plataforma. “Ambos filtros están pensados para que el procedimiento sea ágil y que el profesional no tenga que perder todo un día en completar el formulario” apuntó el emprendedor. 

Cuanta mejor sea la valoración del autónomo, más encargos recibe 

Una vez que el profesional está activo en la plataforma, le van llegando al móvil ofertas de trabajo en función de su actividad y zona de trabajo. Él puede, en todo momento, decidir si quiere hacer o no el trabajo. Y también es el encargado de establecer un presupuesto, que será enviado al cliente; quien tendrá la última opción de decisión. La plataforma asegura que en el 70% de los casos, el usuario encuentra una solución para su problema en menos de 16 horas.

“La asignación de la tarea a cada profesional está robotizada y depende de un logaritmo, que tiene en cuenta el código postal del autónomo, las preferencias del lugar de trabajo que haya especificado, la cualificación del mismo para la tarea, el rating, etc” afirmó Miranda. Éste último aspecto es uno de los más importante, pues se conforma a través de las opiniones de los clientes sobre el profesional y su trabajo, y hace que los mejores valorados salgan beneficiados. Ya que los primeros en ser notificados de los encargos son los profesionales que tienen mejor rating

Este sistema de trabajo y puntuación, hace que Miranda no sepa decir cuánto puede llegar a ganar un trabajador autónomo a través de su plataforma: “varía en función de cada profesional y del rating que tenga”. Lo que sí aseguró, es que estar activo en la plataforma es una forma de obtener nuevos clientes e incluso de acceder a aquellos que nunca accederían, “pues tenemos acuerdos con grandes empresas para realizar diferentes tipos de servicio”.

En la actualidad, la plataforma cuenta con casi 7.000 profesionales dados de alta, aunque sólo están verdaderamente en activo 700. La mayoría de ellos, reconoció Miranda, “vienen del boca a boca. Pero nos hemos dado cuenta de que muchos de los se habían dado de alta al principio, siguen trabajando con nosotros”.

Por el momento, esta herramienta, que tiene su sede en Pamplona, sólo está operando en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Alicante, “que son ciudades en las que realmente tenemos un volumen de negocio. Porque para nosotros es muy importante poder ofrecer a nuestros helpers diferentes oportunidades de trabajo”. Para acceder a la plataforma el autónomo o, incluso la pyme, no tiene que pagar nada, “nosotros no cobramos al profesional por estar inscrito, si no que nuestro modelo de negocio es transaccional. Esto significa, que cobramos un porcentaje de cada transacción que se haga a través nuestra” detalló el creador de Multihelpers.  

Un volantazo, para bien, en el modelo de negocio

Fue hace alrededor de cuatro años cuando a Adrián Miranda se le ocurrió poner en marcha Multiherlpers. Por aquel 2015, la herramienta era muy distinta a lo que es hoy en día. Miranda recordó que “Multihelpers nació como un horizontal de servicios entre personas que ofrecían todo tipo de actividades. Es decir, no estábamos tan centrados en el tema ‘manitas’ como estamos ahora, si no que se podían encontrar servicios de clases particulares hasta cuidado de niños”.

La plataforma funcionaba así, llegó a tener más de 12.000 usuarios por toda España. Pero tenía un problema: no conseguían monetizarla. “Cuando pones en marcha un proyecto así, por mucho que sea divertido y que veas que la gente la está utilizando, quieres obtener algo de él” explicó Mirando. Quien a los nueve meses de lanzar su proyecto, tuvo que dar un volantazo a su modelo de negocio, para conseguir rentabilidad.

“Hicimos entonces un estudio de las diferentes verticales que se ofrecían en la plataformas, y decidimos enfocarnos por el desarrollo de servicios que requerían un perfil profesional” señaló Miranda. Desde el punto de vista de este emprendedor, estos profesionales, ‘los manitas’, eran actividades que habían existido toda la vida, pero que no se habían adaptado a los nuevos tiempos. “Con la creación de la plataforma, nosotros le estábamos dando una opción de que pudiesen acceder a los clientes más digitales, sin que éstos tuviesen que invertir en el desarrollo de una página web y todo lo que conlleva (inversión en posicionamiento SEO y SEM)”.

Así, fueron captando profesionales que fuesen capaz de desarrollar desde el trabajo más básico de mantenimiento, hasta aquellos que pudiesen realizar pequeñas reformas. Del mismo modo, también han cambiado sus clientes, que ahora van desde particulares, que necesitan asistencia en un momento determinado; hasta comunidades de vecinos que requieren diferentes servicios e, incluso, empresas.

Fue el verano de 2017 cuando Multihelpers pasó a ser, exclusivamente, una plataforma intermediaria entre profesionales y clientes. Y durante los dos últimos años la plataforma ha tenido un crecimiento exponencial: "hemos multiplicado casi dos cifra la facturación final" dijo Miranda orgulloso. Quien confesó que cree que la clave del éxito de su herramienta es “la rapidez en contactar y realizar el servicio, y el que éste se realice a través de profesionales” es decir, que se haga a través de autónomos.

Una plataforma pone en contacto a los "manitas" con sus potenciales clientes