Domingo. 18.11.2018

SE EVITAN LOS INTERMEDIARIOS

La startup que ofrece una suscripción mensual de lentillas

De izquierda a derecha: Daniel Marcos (co-fundador de Neboola), Juan Montero (director de Loopas) y Enrique de Mateo (co-fundador de Neboola)
De izquierda a derecha: Daniel Marcos (co-fundador de Neboola), Juan Montero (director de Loopas) y Enrique de Mateo (co-fundador de Neboola)

La startup Loopas viene dispuesta a revolucionar el mercado óptico. Su propuesta es una suscripción online para que las personas que necesitan lentillas reciban todos los meses 30 pares -del tipo que se cambian a diario- por 20 euros. Un precio que, según Loopas, es el más barato del mercado porque se ahorran los costes de los intermediarios. Su modelo de negocio ha cautivado a casi 20.000 personas en cinco meses.

La startup que ofrece una suscripción mensual de lentillas

Suscribirse a vuelto a estar de moda. La gente vuelve a querer fidelizarse con una marca o con un servicio si éste le ofrece un buen producto aunque ahora la suscripción la hace vía online. La startup española Loopas quiere hacer lo mismo con una suscripción mensual de lentillas. Ésta permite a los clientes abonarse online a un envío mensual de 60 lentillas diarias por 20 euros al mes, para recibir el paquete regularmente en su casa y no tener que ir a la óptica. 

El uso de lentillas, según explica Juan Montero, director de Loopas, está creciendo entre la población, ya sea por estética o por calidad. Dentro del mercado, las diarias contaban con una serie de ventajas como ser más higiénicas -al utilizar una cada día no es necesario preocuparse por realizar un mantenimiento- y cómodas, ya que son más blandas porque no tienen que aguantar tanto tiempo. “Vimos que las lentillas diarias eran mejores, pero que la gente no las utilizaba porque son más caras que las lentillas mensuales. En la óptica, que es dónde principalmente se adquieren, cuestan unos 50 euros las diarias, con nosotros cuestan 20 euros”.

Este ahorro en el coste final de producto “no lo hacemos en calidad, sino que reducimos los intermediarios” asevera Montero. El director de Loopas relata que la cadena de valor de las lentillas en el mercado tradicional es fabricante, distribuidor continental, nacional e incluso regional, y la óptica. “Cada uno pone su margen de beneficio encareciendo el producto paso por paso”, afirma.

Para ahorrarse los costes de intermediarios y poder poner sus lentillas a un precio tan competitivo, Loopas distribuye sus lentillas directamente de la fábrica al consumidor a través de internet. El modelo de la suscripción es la herramienta que les permite ofrecerlo: “La gente que utiliza lentillas diarias o de forma recurrente para hacer deporte o salir de fiesta tienen que acordarse y salir todos los meses a comprárselas, nuestra suscripción le ahorra esa incomodidad”, explica Montero.

loopas-lentillas (1)

Para afianzar la suscripción y la confianza de los usuarios, la startup ofrece una prueba de una caja gratis en la que el usuario “sólo tiene que pagar los gastos de envío. A partir de ahí, el cliente puede decidir suscribirse para recibir una caja al mes con 30 lentillas para cada ojo (60 lentillas en total) y luego, ir configurando su suscripción, para recibirla cada dos meses, para un mes, etc” detalla.

Es muy importante ganarse la confianza de los clientes

Para un ‘nuevo jugador’ no es fácil ganarse la confianza de los clientes y más en sectores tradicionales y cerrados. Por ello desde Loopas siempre han prestado mucha atención a la imagen que transmitían a través de sus redes sociales y desde su página web. Además, uno de los aspectos que Juan Montero destaca es el traslado de todas las cuestiones a un especialista. “Mucha gente nos escribía con dudas sobre las lentillas y sobre cómo ponérselas correctamente. Nosotros tenemos un óptico en plantilla que se encarga de resolver todas estas cuestiones; porque al final, si tu tienes una duda y te la responde alguien correctamente, te da confianza”.

La inversión en marketing digital también ha sido fundamental para que Loopas se ganase esa confianza. Por ello han colaborado con influencers (gente con muchos seguidores en redes sociales) para “generar confianza y tener más exposición, porque al final siempre viene bien que alguien que conoces te diga que ha probado nuestras lentillas”. Pero “la colaboración con influencers no es el grueso del dinero que va al marketing digital” apunta el director de Loopas.

La idea no ha surgido en un bar

Su particular modelo de negocio aún no ha tenido grandes problemas en el sector. Según afirma Juan Montero, “no hemos tenido una reacción negativa, porque no estamos tomando ninguna responsabilidad de los ópticos, simplemente estamos vendiendo lentillas de reemplazo”. Y es que la idea de Loopas está pensada desde el primer momento, pues “no surge en un bar. Nuestro proceso de creación es peculiar”. 

El estudio de startups Neboola, que se dedica a analizar industrias y modelos negocios para encontrar aspectos ineficientes, fue el encargado de poner en marcha Loopas. Esta creadora de empresas emergentes cuenta con financiación y equipos de profesionales que hicieron que la suscripción de lentillas fuese una realidad en España. Desde que saliese en mayo, la startup ha conseguido 20.000 suscriptores y cuenta con 12 trabajadores en plantilla.

Las decisiones se pueden cambiar

El director de Loopas señala que a la hora de montar la startup tuvieron que tomar muchas decisiones y para ello siempre tuvieron muy presente dos aspectos: lo que vaya a ver el cliente y lo que no se vaya a poder cambiar. “En nuestro caso, este tipo de decisiones afectaba al tipo de lentilla que íbamos a comercializar y la calidad que iba a tener. Y luego los valores que va a tener la empresa de cara al cliente como la facilidad tanto para suscribirse como para darse de baja”

A pesar de ello, Montero aconseja que lo importante a la hora de crear una empresa es hacer pruebas, ya que "lo bueno que tiene internet es que puedes hacer cambios rápidamente y una cosa que pruebas un día puede estar cambiada al día siguiente; siempre y cuando sea algo que no sea algo muy malo que estropee la marca".

La startup que ofrece una suscripción mensual de lentillas