viernes. 05.06.2020

ÉXITO DE LA VENTA ONLINE.

De vender en la calle a estandarte de la moda urbana

De vender en la calle a estandarte de la moda urbana

Uno de los empresarios más jóvenes del sector de la moda urbana, creador de una marca de ropa que reúne a todos los jóvenes identificados con la cultura, poseedor del control del merchandising de grandes artistas del género y uno de los precursores del fenómeno barbershop americano en Madrid. Así es Jorge de Gracia Moronta, creador de 044wear.

De vender en la calle a estandarte de la moda urbana

“No he cosido un botón en mi vida” aseguraba Jorge. A los 19 años, trabajando como diseñador gráfico en una empresa de eventos, se le ocurrió serigrafiar en una camiseta uno de sus diseños y venderlo a través de las redes sociales. La camiseta lucía la palabra 'Madriz', que sirvió para representar a aquellos jóvenes identificados con ese Madrid oculto tras las luces en los barrios más humildes. Ofrecía sus productos y pactaba su venta a través de las redes sociales. Después, quedaba en la calle con los compradores para hacer la entrega del producto.

Tras el éxito de esta camiseta, Jorge se sirvió de una pequeña inversión de dos promotores de fiestas, amigos suyos, para poder profesionalizar su negocio. Así, de la misma manera que nació 'Madriz', el joven emprendedor recurrió al código postal de su barrio, 28044, para crear su nueva firma de ropa, 044wear.

044-ropa

La ropa de la cultura urbana

Con el auge de la música urbana en España también ha crecido la demanda de ropa asociada a este género importado de Estados Unidos. Gracias a la masificación de esta cultura, Jorge encontró un nicho de mercado al que ofrecerle su producto a gran escala. A través de una presentación en una conocida tienda de Madrid de streetwear, llamada Triburbana, con varios artistas del panorama nacional, impulsó la imagen de su marca. Jorge admite que gran parte de su éxito se debe a la ayuda de estas estrellas del género que le han servido de escaparate de cara al público.

Su llegada masiva a los jóvenes, entre 14 y 25 años deriva de la presencia constante en redes sociales, “si no estás en Internet estás fuera de juego completamente” asegura este novel empresario. Se enorgullece de trabajar en un sector en el que el dinero se mueve única y exclusivamente entre gente de la industria, una industria recién nacida en España y que se caracteriza por la autogestión.

044-ropa-lema

El éxito está en diversificarse

Tras una etapa en la que sus ingresos disminuyeron casi hasta la quiebra por no saber gestionar tantas responsabilidades debido a su juventud, Jorge decidió delegar en sus padres muchas de las labores del negocio. Esto ayudó a su repunte financiero y le dio libertad para abrir nuevos frentes.

Creó una plataforma para llevar el merchandising de artistas. Hoy en día se encarga de la logística de ventas de grandes estrellas de la música urbana como Yung Beef, Nikone o Beret.

Tras el éxito de sus nuevos negocios, Jorge aprovechó la planta calle de su almacén en el barrio de Aluche, hasta ese momento inutilizado, para importar el fenómeno Barbershop americano. Una peluquería ambientada en la estética neoyorquina de los años 90 en la que ofrece un servicio premium a precio low cost.

044-barberia

No hay necesidad de tienda física

Jorge sostiene que su página web es como una tienda física al uso: “Entras, consumes y te vas”. En sus inicios esto fue un gran problema, porque la compra de artículos por internet no estaba tan arraigada en la sociedad española como lo está hoy en día. Debido a que su marca va dirigida a gente joven, en muchas ocasiones menores de edad, la compra la tenían que realizar los padres y muchos eran reacios a dar sus datos bancarios a una página web. “Por suerte, hoy en día la venta online está normalizada” aseguraba.

044wear ha demostrado que no necesitas tener una tienda física para vender a gran escala. El secreto radica en cuidar al detalle la estética de tu portal web oficial y promocionarte masivamente en redes sociales. Como dice el creador de la marca: “Me gustaría ver, en esta época, cómo hacen triunfar una nueva marca sin la ayuda de Internet”.

De vender en la calle a estandarte de la moda urbana