miércoles. 21.10.2020

PELIGRAN MÁS DE 8.000 ESTABLECIMIENTOS

El 42% del ocio nocturno podría cerrar debido a las restricciones de seguridad

El 42% del ocio nocturno podría cerrar debido a las restricciones de seguridad

El 42% de los locales de ocio nocturno está en serio peligro y podría cerrar sus puertas. Las medidas de seguridad les avocan a una inviabilidad económica para mantener sus negocios. Además, algunos de estos autónomos deben lidiar también con los propietarios de los locales y los consecuentes alquileres.

El 42% del ocio nocturno podría cerrar debido a las restricciones de seguridad

En un principio, las discotecas españolas podían iniciar su reapertura con el inicio de la Fase 3 de la desescalada, la última y previa al desconfinamiento. Sin embargo, fueron muy pocos los establecimientos que abrieron sus puertas entonces, la mayoría prefirió esperar a hacerlo en la –nueva- normalidad.

A día de hoy, todos los territorios españoles –a pesar de algunos ubicados en Huesca debido a nuevos rebrotes- se encuentran desde el pasado domingo 21 de junio estrenando la –nueva- normalidad. La apertura de los locales de ocio nocturno se está llevando a cabo de forma paulatina y el Ejecutivo ha trasladado la competencia de establecer las medidas de seguridad en estos establecimientos a las comunidades autónomas.

A medida que los autónomos de estos negocios han ido teniendo conocimiento de las medidas que debían implantar en sus locales, son muchos los que ven “inviable” su continuidad. Concretamente, en una encuesta realizada por la Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno de España (España de Noche), el 42% de estos negocios –más de 8.000 locales-, ve peligrar su economía y podrían estar avocados al cierre.

El ocio nocturno tiene una presencia en nuestro país de más de 25.000 locales, en su inmensa mayoría regentados por trabajadores autónomos. El desarrollo de esta actividad, que supone un 1,8% del PIB, se está viendo fuertemente castigada a raíz de la pandemia, por lo que las organizaciones del sector reclaman el “reconocimiento del ocio nocturno como un sector especialmente sensible y vulnerable, que recuperará de forma muy frágil su actividad”.

Además, la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno, junto con el Instituto de la Calidad Turística Española (ICTE), elaboraron un plan de medidas de prevención de riesgos para el sector que, aun siendo validado por el Ministerio de Sanidad, no ha tenido acogida por parte de las administraciones a la hora de elaborar sus propias medidas.

Restricciones y visión negativa hacia el sector

En cada CCAA las administraciones regionales son las encargadas de regular las medias específicas de prevención y contención para los locales dedicados al ocio nocturno, en función de las características del territorio. “Hay 17 decretos diferentes, y todos han aumentado las restricciones en vez de aplicar las medidas que propusimos”, explicó Vicente Pizcueta, portavoz de España de Noche.

El aforo de las discotecas ha quedado reducido a un tercio, es decir, estos establecimientos únicamente pueden acoger en su interior al 30% de sus clientes. “El tema del aforo tiene muchas interpretaciones, ya que debería de tenerse en cuenta otros aspectos como la capacidad de los locales”, comentó Pizcueta. “Esos decretos autonómicos en términos de sanidad son muy taxativos, cuando a la hora de establecer unos porcentajes surgen muchos problemas de interpretación”, añadió. Además, Pizcueta señaló que la restricción de la pista de baile, “sería como ir al cine y que no te dejaran ver la película”.

“Entorno al ocio nocturno se plantean muchos debates que tienen más que ver con la euforia de la socialización que estamos viviendo, que con el desarrollo de la actividad en sí. Se está lanzando un mensaje muy negativo sobre la seguridad en el sector, que no es la realidad”, concluyó desde España de Noche.

Problemática con los propietarios 

A la importante inversión económica que supone para los autónomos la puesta en marcha de toda la batería de medidas preventivas en sus establecimientos, se suma el hecho de que muchos de ellos tienen alquilados los locales donde desarrollan sus negocios. El gasto del alquiler durante Estado de Alarma -meses en los que han permanecido cerrados-, ya provocó una importante inestabilidad económica, ya que se vieron obligados a hacer uso de sus ahorros para poder mantener y dar continuidad a sus negocios. Y ahora que ya tienen permitido abrir, se encuentran con la problemática de que con las restricciones vigentes no generan los ingresos suficientes para hacerse cargo de ese gasto.

Este es el caso de Susan Moreno, propietaria de un pub en Castellón. En su local, además, no puede hacer uso de una terraza ya que su negocio se encuentra ubicado en una calle en la que no hay sitio para ese servicio. “No tengo derecho a terraza y en el interior de mi local sólo puede haber un 30%, es totalmente inviable abrir en esas condiciones. Generaría muchas más pérdidas que ingresos”, explicó Moreno.

Esta autónoma se ha visto avocada al cierre de su negocio ya que le ha sido imposible llegar a un acuerdo con el propietario del establecimiento en el que desarrolla su actividad. “Estoy viviendo una situación catastrófica, el propietario únicamente quiere cobrar y no entiende que yo no he podido generar ningún ingreso con el que pagarle”, contó.

“He acudido a muchos economistas para ver si había una opción de abrir el pub y sacar algún beneficio con el que hacer frente al pago, pero todos me han asegurado que es imposible. Voy a cerrar, no puedo mantener mi negocio en esta situación”.

La propietaria del establecimiento de ocio nocturno aseguró que no es la única que se está viendo obligada al cierre. “Muchos compañeros del gremio han decidido dejar sus locales para celebrar algún evento, e incluso otros lo han puesto ya en traspaso”, concluyó Moreno.

El 42% del ocio nocturno podría cerrar debido a las restricciones de seguridad