jueves. 22.04.2021

ABARCAN TODO TIPO DE SECTORES

Los 500 concursos públicos que se anuncian cada día pueden ser una oportunidad para los autónomos

autonomos-negocio-concurso
Las administraciones convocan más de 500 concursos públicos cada día para todo tipo de actividades. Pueden ser una gran oportunidad de negocio para los autónomos en tiempos de pandemia.
Los 500 concursos públicos que se anuncian cada día pueden ser una oportunidad para los autónomos

Las administraciones españolas publican alrededor de 500 licitaciones públicas nuevas cada día. Se trata de una opción de negocio aún desconocida entre los autónomos. Sólo 8.676 trabajadores por cuenta propia participaron en concursos públicos durante 2019, y apenas abarcaron el 0,3% del total de estos contratos. 

Muchas veces, los autónomos no valoran los concursos públicos porque piensan que son exclusivos para las grandes empresas y que no pueden competir contra su músculo económico. Asimismo, creen que dichos proyectos vienen relacionados con grandes obras públicas (carreteras, túneles, puentes, etc.) donde no tienen cabida.

Nada más lejos de la realidad. Las licitaciones pueden ser una oportunidad para el colectivo gracias, entre otras cosas, a las mejoras de la Ley de Contratos Públicos. De hecho, la autónoma y fundadora del agregador de licitaciones públicas iTendersPro, Gadór Espinosa, explicó que “conseguir un cliente público cuesta mucho menos que uno privado en el caso de los autónomos”. 

Según comentó Espinosa, mientras que muchas entidades privadas y consumidores han sufrido daños económicos a raíz del estallido de la Covid-19 y han reducido sus gastos, las administraciones públicas no se han visto tan resentidas por la pandemia. Si bien es cierto que el número de convocatorias ha descendido desde el inicio de la crisis, todavía hay alrededor de 500 licitaciones diarias. “Muchas personas piensan que no hay oportunidades de venta para sus productos o servicios. Pero a lo largo de los últimos 20 años he visto licitaciones de todo tipo: servicios de peluquería, diseño gráfico, material de oficina, viajes, limpieza, etc.” apuntó Espinosa. 

Se pueden obtener unos 25.000 euros por licitación

Muchos trabajadores por cuenta propia desconocen el potencial como cliente de las administraciones públicas. En 2019 se repartieron 461 millones de euros en contratos para trabajadores por cuenta propia con importes menores de 100.000 euros. Esto quiere decir que cada trabajador por cuenta propia se ha llevado una media de dos contratos al año con un importe medio de 25.000 euros cada uno.

La Administración, presionada por directivas Europeas de lucha contra la corrupción, ha hecho un esfuerzo para que cualquiera pueda licitar. Sin embargo “el público general no lo sabe” aseguró la experta.  Así, la Ley de Contratos del Sector Público que entró en vigor en 2018, permite participar a empresas sin experiencia. Además, la Ley de Transparencia vigila de cerca los procesos de adjudicación y se ha creado un tribunal especial para recursos contractuales, exclusivo para licitaciones. Sin embargo, cabe destacar que los autónomos “sólo pueden optar a licitaciones acordes a su volumen de facturación. Ya que las administraciones entienden que si se tiene una facturación pequeña no se está preparado para ciertas cuantías o contratos públicos” apuntó Espinosa.

La realidad ha cambiado gracias a la Ley de contratos públicos promulgada en 2018. “Actualmente, el sistema de licitaciones ha mejorado muchísimo gracias a la división en lotes. Antes era una única empresa la adjudicataria de todos los productos y servicios que requiriera una administración pública, ahora se divide entre muchos más” afirmó Espinosa.

Esto permite que muchos autónomos puedan prestar servicios  y productos específicos, desde carpintería a material de oficina. Así mismo, de cara a los próximos cinco años se espera que “ las Administraciones Públicas muevan 140.000 millones de euros. Esto será un revulsivo para la actividad económica de autónomos y pequeños negocios si participan en los procesos de licitación que se generarán”,  afirmó Espinosa. 

Nueva oferta de contratos

La declaración del Estado de Alarma en marzo del año pasado desdibujó los productos y servicios habituales que las administraciones suelen sacar a concurso.   Las medidas excepcionales, respaldadas por la ley, han acelerado los trámites de los concursos públicos; los cuales tiene una vida máxima para su participación de 15 días. Concretamente se ha procurado abastecer de forma inmediata el material sanitario pertinente y ha incrementado el número de licitaciones a negocios que venden este tipo de productos: mascarillas, guantes de látex, hidrogeles, etc. para la prevención de contagios.

Así mismo, la experta destacó que los autónomos que han solicitado el cese de actividad también tienen la oportunidad de participar en los contratos públicos. “Si están dado de alta y pagan su cuota tienen derecho a aplicar. Esto es una oportunidad maravillosa para todos los gremios. Sectores como la cultura o el ocio, pueden encontrar una oportunidad en estos tiempos tan difíciles” agregó Espinosa.

Una herramienta para que los autónomos opten a las licitaciones públicas

iTenderPro es una plataforma tecnológica de origen almeriense que pretende democratizar las licitaciones públicas. Esta herramienta utiliza más de 160 algoritmos para que cualquier autónomos encuentre en cuestión de segundos los concursos públicos existentes que mejor se adapten a su actividad.

“Con esta nueva plataforma pretendemos dar visibilidad a las licitaciones públicas para que los autónomos y pequeños negocios encuentren un nuevo nicho de mercado donde ubicarse en estos tiempos tan adversos”, apuntó Espinosa. 

La herramienta se compone de:

  • Diccionario básico de la licitación pública
  • Pliego: documento con todas las indicaciones para presentar la oferta correctamente. Será parte del contrato si eres adjudicatario. Es de obligado cumplimiento.
  • Lote: partes de la licitación. A cada lote se presenta oferta independiente, aunque sea el mismo concurso. Es para que puedan optar los autónomos y pequeños negocios.
  • Solvencia técnica: acreditación de la experiencia previa. No tienes que haber trabajado antes con la administración.
  • Rolece: registro oficial de licitadores.
  • Solvencia económica: acreditación de medios económicos y financieros.
  • DEUC: documento único de contratación europeo que evita presentar poderes o escrituras.

Los 500 concursos públicos que se anuncian cada día pueden ser una oportunidad para los autónomos