viernes. 17.09.2021

EL COLECTIVO EXIGE QUE PAGUEN SUS FACTURAS A TIEMPO

La deuda de las administraciones públicas con los autónomos alcanza casi los 4.500 millones de euros

La administración central, autonómica y local, acumulan deudas de casi 4.500 millones de euros a sus proveedores, la mayoría pequeños negocios. El colectivo vuelve a exigir medidas contra la morosidad en este momento de crisis.
La deuda de las administraciones públicas con los autónomos alcanza casi los 4.500 millones de euros

La crisis económica sigue asfixiando a muchos autónomos y pequeños negocios. Trabajadores por cuenta propia que han tenido que ajustar sus cuentas al máximo para estar al día con sus obligaciones tributarias e intentar no generar una deuda con la Tesorería o, incluso peor, echar el cierre. Por ello, en un momento en el que las ayudas directas por valor de 7.000 millones todavía no han llegado a los autónomos, resulta sorprendente que las administraciones públicas deban casi 4.500 millones de euros a sus proveedores, que precisamente son trabajadores por cuenta propia, en su gran mayoría. Sólo con que se pagara esta deuda, se estaría pagando una cantidad cercana a las anunciadas ayudas directas del Ejecutivo. 

Los datos recogidos mensualmente por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, dentro de sus estudios de Periodo Medio de Pago a proveedores (PMP), con su última actualización a mayo de 2021, reflejan un dato preocupante: las administraciones tardan más de 100 días de media en abonar sus deudas. Asimismo, las Comunidades Autónomas son las que más morosidad acumulan con sus proveedores. Los territorios españoles reúnen más de 2.755 millones de euros en deudas, con un promedio de pago de entre 15 y 29 días. Por otro lado, la Administración Central tarda 25 días en pagar sus operaciones, con una deuda acumulada de 695 millones de euros. Finalmente, los ayuntamientos y corporaciones locales son los que más tardan en pagar a los trabajadores por cuenta propia, con una media superior a los 70 días en su ratio de pagos, con una deuda acumulada de más de 979 millones de euros.

En este sentido, la Administración central, a través de la Agencia Tributaria, debe desde inicios del 2021 una media de 13.000 euros por persona, alcanzando 14.918 euros en su último registro. Por comunidades, Cataluña encabeza la deuda pública con más de 794 millones de euros en impagos.  Siendo La Rioja, por su carácter unipronvicial, la que menos deuda acumulada tiene de toda España (9 millones). No obstante, tanto la Administración Central como las CCAA, pagan dentro del marco recogido en la Ley de Morosidad, en un periodo que no supera los 32 días.

Sin embargo, los datos más escandalosos surgen de los Ayuntamientos o Entidades Locales, donde ciudades como Jaén tardan más de 600 días en pagar a sus proveedores. Sin embargo, ayuntamientos como el de Madrid consigue pagar a sus proveedores en menos de 30 días. Asimismo, los ayuntamientos andaluces de Granada y Jerez de la Frontera acumulan una media de 65 millones de euros en impagos y más de 150 días en abonar sus cuentas pendientes, siendo las administraciones locales andaluzas las que más tardan en pagar de toda España. Por el contrario, ciudades como Burgos pagan en menos de un día a sus proveedores o Fuenlabrada, que en sólo cinco días también cumple con sus deudas.

Los autónomos exigen un nuevo plan de pago a proveedores

La pandemia, el Estado de Alarma, el confinamiento y la paralización de la actividad económica ha traído consigo un aumento desmesurado tanto de los plazos medios de pago en operaciones comerciales como  de los impagos de facturas, tanto en el ámbito de las administraciones públicas como en el sector privado.

En este sentido, Gonzalo Quiroga Sardi, Presidente de la Comisión de Morosidad de ASSET (Asociación Española de Tesoreros y Financieros de Empresa) y socio director de Quiroga y Asociados Abogados, explicó que “como sabemos ya por la experiencia en otras situaciones de crisis, uno de los principales problemas para los autónomos y negocios es la morosidad de las administraciones y sus clientes. Principal causa de la desaparición de las mismas”.

Ante ello, Quiroga demandó un nuevo plan de pago a proveedores que permita que las administraciones públicas se pongan al día en sus pagos atrasados. Al ser la Administración Pública la cabeza de muchas de las cadenas de pago en operaciones comerciales, estos retrasos de pago por su parte generan que, a su vez, los acreedores que los sufren no puedan pagar en plazo a sus proveedores, y así sucesivamente. “La Administración Pública ha de ser la que predique con el ejemplo y la que haga los esfuerzos necesarios para apoyar al tejido productivo en esta situación de crisis económica” añadió Quiroga.

Por ello, el abogado propone planes de pago como el que hubo en 2012. Donde el Ministerio de Hacienda, entonces dirigido por Cristóbal Montoro, saldó todas las deudas del Estado, CCAA y ayuntamientos entre 2012 y 2014, abonando a autónomos y empresas un total de 41.814 millones de euros. Una vez solventada la deuda, explicó Quiroga, debe preocuparse de no acumular nuevos retrasos y pagar “escrupulosamente” dentro del plazo legalmente establecido.

Además, el abogado cree lícito cambiar el criterio de recaudación del IVA, de forma que no haya que adelantar el impuesto antes de cobrar la factura, lo que solventaría y daría oxígeno a muchos autónomos en sus cuentas. Finalmente, los trabajadores por cuenta propia, esperan con impaciencia el nuevo reglamento sancionador dentro de la Ley de Morosidad que obligue tanto a particulares como a entidades públicas a cumplir con los límites establecidos por la ley a través de sanciones que no dejen impunes estos actos.

La deuda de las administraciones públicas con los autónomos alcanza casi los 4.500 millones de euros