sábado. 06.06.2020

PIDEN MEDIDAS ADAPTADAS A SUS PARTICULARIDADES

Los agentes inmobiliarios han tenido pérdidas de hasta el 90% por la crisis

inmobiliarias-autonomos-coronavirus
inmobiliarias-autonomos-coronavirus

Los agentes inmobiliarios son autónomos que ya pasaban por un mal momento antes de la crisis y ahora han tenido que hacer frente a pérdidas de hasta el 90% desde que se decretó el Estado de Alarma. Para que sus negocios sobrevivan, piden al Gobierno medidas adaptadas a sus particularidades.

Los agentes inmobiliarios han tenido pérdidas de hasta el 90% por la crisis

La crisis del Covid-19 ha empeorado todavía más la situación de los autónomos del sector inmobiliario, que ya venían registrando pérdidas desde antes de que el Gobierno decretase el Estado de Alarma, entre otras cosas, porque  algunas plataformas gratuitas están eliminando la necesidad de intermediarios físicos. También en los alquileres  a la hora de buscar y ofrecer un local o una vivienda, cada vez se recurre menos al agente inmobiliario. 

La situación se ha agravado todavía más desde que se decretó el confinamiento y los ciudadanos dejaron de poder salir a la calle, posponiendo la búsqueda de un nuevo piso para comprar o alquilar.  “Ha sido un parón en seco, la imposibilidad de mantener la actividad tendrá graves consecuencias, una de cada tres agencias tendrá muchas dificultades para subsistir tras la pandemia”,aseguró José María Alfaro, coordinador general de la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI).

El confinamiento ha supuesto para muchos de los trabajadores autónomos de este sector, un descenso en su actividad de hasta el 90%, "nuestra actividad ha quedado reducida a poco más que gestiones meramente residuales" explicó Lola Alcover, secretaria general del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria en España (COAPI). Además, "al ser un sector muy relacionado con la movilidad, el consumo y, en definitiva, la salud de la economía, la dimensión de sus pérdidas es aún mayor”, añadió.

Los profesionales inmobiliarios, llevan dos meses sin poder abrir las puertas de sus negocios y, aunque el teletrabajo es una opción, lo cierto es que el trabajo presencial -para cerrar acuerdos, mostrar viviendas o hacer fotografías del piso- forma parte intrínseca de la actividad inmobiliaria. "El que el mercado de inmuebles va a verse muy afectado, no obstante, aún es demasiado pronto para poder tener un criterio fiable en cuanto a la dimensión real que alcance y en qué línea se va a proyectar la misma" señaló Alcover.

La limitación a la libre circulación, ha impedido llevar a cabo esa parte esencial de su actividad. “No he podido acogerme a ninguna medida y, con cero ingresos, sigo haciendo frente a los gastos. Los autónomos estamos acostumbrados a luchar, nuestra capacidad de adaptación nos ayudará a sobrevivir pero no lo estamos teniendo fácil esta vez”, apuntó Manuel Arias, propietario de Arias-Martín Inmobiliaria.

Podrán abrir desde el 11 de mayo, pero con incertidumbre

Desde el 11 de mayo, el plan de desescalada que puso en marcha el Gobierno permitirá a los autónomos del sector inmobiliario reabrir sus puertas , aunque todavía no tienen certeza de la demanda que habrá cuando lo hagan. Por más que la vivienda sea algo esencial no saben si, cuando retomen su actividad, los ciudadanos estarán en condiciones de buscar u ofrecer un piso para alquilar o comprar. Y el futuro a medio plazo no es mucho más claro.

Muchos de los autónomos que intermedian en el sector inmobiliario ingresan, sobre todo, por los alquileres y no saben cómo afectará la crisis del COVID-19 a este negocio. La crisis ha causado estragos en todos los sectores económicos del país y los alquileres de las viviendas también han sido susceptibles a ella. Por el momento, se están presenciando bajadas en los precios, sin embargo, “tenemos que esperar a ver cómo reacciona la compraventa, ya que, de no producirse suficiente, esa demanda presionará al alza los precios de alquiler”, explicó el autónomo Alberto García, gerente de Atalaya Team.

El precio del alquiler en España tras la crisis sanitaria del coronavirus pasa por una gran incertidumbre. Los expertos coinciden en que a largo plazo, desgraciadamente muchas personas se verán obligadas a vender o alquilar sus propiedades, a causa de la falta de ingresos o la pérdida del empleo lo que, por otro lado, generará oportunidades en el mercado. Sin embargo, la presidenta de FADEI aseguró que "es muy aventurado decir que los precios van a bajar o van a subir como consecuencia de esta crisis".

Los principales motivos para que se propicie la bajada de precios en alquileres, pueden ser el “deterioro económico generalizado en los ingresos familiares, o la paralización de los desplazamientos entre ciudades”, señaló. Por otra parte, en caso de que se dé una subida de alquileres en determinadas viviendas, el gerente de Atalaya, destacó que se derivaría de una escasez en la compra de vivienda e inestabilidad laboral que implique preferir alquilar a comprar. 

“Aún no nos hemos encontrado con una demanda seria de compra”, explicó el agente inmobiliario Manuel Arias, “las demandas que nos han llegado durante el confinamiento es intentado hacerse eco del oportunismo. Por ello ahora es más importante que nunca la ayuda de un profesional inmobiliario a la hora de seleccionar la vivienda”, concluyó Arias. 

En todo caso, y hasta que sepan cómo ha cambiado la crisis a su sector, los autónomos de la inmobiliaria piden al Gobierno que actúe y les de soluciones adaptadas a las peculiaridades de su actividad.

El sector inmobiliario pide medidas concretas

Ante el impacto que esta crisis sanitaria ha ocasionado en su sector, la Federación de Asociaciones de Empresas Inmobiliarias, ha presentado un documento en el que se recogen diferentes medidas destinadas a superar y reactivar la economía inmobiliaria.“El Gobierno debe prestar una atención específica al sector inmobiliario, ya que representa una parte importe del PIB, y sin medidas concretas pone en riesgo a muchos trabajadores”, explicó Montserrat Junyent Martin, presidenta FADEI.

La patronal inmobiliaria considera que el negocio ha quedado “desprotegido” y alerta de la necesidad de poner en marcha algunas medidas que garanticen la supervivencia del sector. “Debe producirse una rebaja del 50% del Impuesto de Transmisión Patrimonial para incentivar las compraventas, y flexibilizar los ERTES presentados por fuerza mayor, de manera que su vigencia se extienda al menos tres meses más allá del periodo de duración del Estado de Alarma”, señaló la presidenta. 

Además, los autónomos de la inmobiliaria piden la suspensión en las cotizaciones a la Seguridad Social y de las cuotas durante el Estado de Alarma, ya que la mayoría de estos trabajadores no puede hacer frente a gastos como el alquiler de sus locales, que siguen corriendo mientras sus ingresos son nulos.

Más de 300 alquileres gratuitos para los sanitarios

En plena crisis del Covid-19 agentes inmobiliarios, junto a abogados y profesionales del marketing digital, decidieron crear una plataforma que facilitase la gestión de alquileres de inmuebles de forma gratuita, al personal sanitario y demás profesiones esenciales en la lucha contra la propagación del virus.

La iniciativa solidaria 'Emergency Home' ya ha facilitado alojamiento gratuito a más de 300 sanitarios en toda España. Ya sea porque estos profesionales estén desplazados de sus ciudades, o bien no quieren dormir en sus casas para evitar un posible contagio a sus familiares más cercanos, esta plataforma les facilita el desarrollo de su trabajo.

Los profesionales del sector se encargan de buscar propietarios dispuestos a ayudar y ceder de forma gratuita sus inmuebles vacíos. “Poner nuestro tiempo y experiencia a frenar la propagación del virus ha sido nuestra máxima desde el principio de la pandemia”, explicó Manuel Arias, agente inmobiliario que participó activamente en la iniciativa.

“En nuestro país, la plataforma se pondrá en standby a partir del próximo lunes 11 de mayo gracias a que cada vez va habiendo menos demanda, pero se volverá a activar en caso de volver a necesitarse”, señaló el autónomo. En todo caso,“estamos seguros de que hemos ayudado a salvar muchas vidas, qué mejor forma que aportar nuestro granito de arena ejerciendo nuestro trabajo”, concluyó Arias.

Los agentes inmobiliarios han tenido pérdidas de hasta el 90% por la crisis