Aumentará un 40% sus costes sociales

Los agricultores consideran imposible asumir la cotización por ingresos reales en un sector con muchos problemas

Los jóvenes autónomos del mundo rural rechazan la propuesta de cotización por ingresos reales advirtiendo que aumentará un 40% sus costes sociales y que en ella no se tiene en cuenta la difícil situación del sector. 
Hasta 30.000 euros para autónomos y emprendedores del sector agropecuario.
Los jóvenes agricultores rechazan la propuesta de cotización por ingresos reales.
Los agricultores consideran imposible asumir la cotización por ingresos reales en un sector con muchos problemas

Desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) advierten que – a los problemas que ya de por sí tiene el campo en relación a su costes fijos y bajo rendimiento económico – no pueden asumir los costes laborales del nuevo sistema de cotización por ingresos reales planteado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta norma que, de ser aprobada, entraría en vigor en 2023 no tiene en cuenta las peculiaridades y características del sector. Asimismo, la organización agraria advirtió en un comunicado de prensa que este nuevo sistema de cotización supondrá un incremento de los costes sociales para los autónomos del campo en un 40%.

Según Asaja, la última propuesta para reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) del Gobierno busca que el sector agrario pague cotizaciones sociales en función de sus ingresos reales mediante un sistema de tramos, que se definen teniendo en cuenta los rendimientos netos del autónomo. ASAJA cree que la nueva cotización de autónomos no tiene en cuenta las características del sector. Los autónomos del mundo rural advirtieron que aquellos que tienen ingresos bajos y están clasificados en cualquiera de los primeros dos tramos experimentarán un ahorro una vez se implemente completamente la propuesta; los del tercer tramo no notarán la diferencia. Sin embargo, los que se encuadren en cualquiera de los diez tramos restantes - la inmensa mayoría de los cotizantes agrarios - tendrán que pagar más a la Seguridad Social con incrementos en las cuotas que llegarían en algunos casos a ser el triple de lo que se cotiza en la actualidad, explicó la organización agraria.

"Una nueva vuelta de tuerca para un sector asfixiado ya por los incrementos de costes de producción, la imposibilidad de repercutir los mismos en el precio de venta de los productos y por las limitaciones productivas que imponen la nueva PAC, con mayores condicionamientos medioambientales. Mientras tanto, el Gobierno, lejos de aportar soluciones, con cada nueva decisión exprime aún más las maltrechas economías agrarias", han indicado los jóvenes agricultores.

El Gobierno tampoco hace efectiva la Ley de la Cadena Alimentaria tras un 2021 horrible para el sector

El Gobierno aprobó en mayo de 2021 la Ley de Cadena Alimentaria con el fin de solucionar los problemas del sector agrícola y ganadero, y de este modo compensar las pérdidas del sector. Sin embargo, después de su aprobación, estos autónomos siguen sufriendo las consecuencias del desequilibrio entre precio por el que veden sus productos en el mercado y los costes que deben asumir. 

El 2021 no ha sido un año sencillo para la ganadería y la agricultura. La situación de estos autónomos, lejos de mejorar, sigue empeorando con una subida constante de costes sobre el precio de las semillas, los abonos, el plástico, la luz, gasoil o  fitosanitarios, que hacen casi impracticable la actividad, siendo la campaña de producción más cara de su historia. Ante esto, ven impotentes como sus productos suben de precio en los supermercados. Desde la plataforma de venta online de frutas y verduras Consentio aseguran que el precio de venta al público de los productos del campo ha aumentado un 30%. 

Desde UPA confirman que, aunque ellos hayan elevado el precio algunos céntimos para poder subsanar la subida de estos costes, la gravedad del problema persiste y está llevando al cierre de granjas. “Al campo sólo llegan las migajas”, añadieron fuentes de la agrupación. Explicaron que, el sector vacuno y cárnico – en especial el productor de cordero durante las fiestas – ha experimentado cierta mejoría, pero simplemente para recuperar el precio que existía antes de la pandemia.  Sin embargo, un ejemplo claro de la inflación es la leche. Producir un litro de leche en España les cuesta a los ganaderos una media de 38 céntimos por litro. Sin embargo, actualmente se les está pagando 34 céntimos por litro cuando la venta al público ronda los 80 céntimos de media. Con estos datos, la asociación afirmó que cada día cierran entre 2 y 3 explotaciones lácteas en nuestro país que provocará, según UPA, en el cierre de unas 600 granjas anuales en los últimos seis años.

Por otra parte, los piensos para el ganado se han encarecido cerca de un 30%. Al igual que las semillas (un 20%), los fertilizantes (un 300%), el agua (un 33%), abonos (un 48%) o los plásticos que se utilizan en cultivos de invernadero (46%). Costes que agravan aún más la situación del sector.

El campo recibe el 2022 con mucha incertidumbre

La crisis que está atravesando España no ha hecho más que agravar la difícil situación que estaba viviendo el campo. A pesar de que, durante la pandemia, los pequeños agricultores y ganaderos se pusieron de inmediato al frente de sus explotaciones para poder suministrar a los españoles, su trabajo no se ha traducido en beneficios. Si bien la actividad de los autónomos no quedó suspendida, la crisis está generando pérdidas en la mayor parte de las pequeñas explotaciones que muy posiblemente continúen el próximo año.

 “Predecir cómo va a ser el 2022 es muy difícil. Durante el último año, las condiciones meteorológicas – los efectos del cambio climático ya se están notando- han destrozado las explotaciones. Sequías, lluvias torrenciales o heladas son las tristes previsiones que de nuevo tendrá que afrontar el campo”, afirmaron fuentes internas de UPA. Estos autónomos, dicen desde UPA, sólo desean que los costes del campo se compensen y equiparen a los precios que tienen los consumidores. “Necesitamos legislaciones que nos apoyen, sino, el próximo año seguirán cerrando explotaciones y miles de autónomos se quedarán por el camino”.

Los agricultores consideran imposible asumir la cotización por ingresos reales en un sector con muchos problemas