domingo. 13.06.2021

RECOMENDACIONES DE SEEDCASH

Algunos trucos si eres autónomo para reducir el riesgo de impago de clientes

Mejorar el cobro
Los expertos de la plataforma de control de ingresos y gastos SeeDCash ofrecen algunos consejos para que los autónomos cobren más rápido a sus clientes y minimicen el riesgo de impagos. 
Algunos trucos si eres autónomo para reducir el riesgo de impago de clientes

La morosidad, es decir, los retrasos en el cobro de las facturas, y los impagos siguen siendo una de las grandes lacras que soporta el colectivo de autónomos. Ya en 2019, las deudas a causa de impagos supusieron para las pequeñas empresas la friolera de 4.000 millones de euros. Ahora, en pleno coronavirus, los retrasos en el cobro siguen estando a la orden del día, y generan una situación de vulnerabilidad para los negocios, ya de por sí muy tocados, que puede llevarles incluso al cierre.

Si bien no hay ninguna fórmula para evitar la morosidad, sí hay formas en las que el autónomo puede minimizar el riesgo de impagos y cobrar más rápido por sus servicios. Para los expertos, la clave está en conocer a cada cliente, ya que "tener más clientes no significa necesariamente tener más ingresos. Porque puede suceder que no cobres las ventas y eso hará que tus costes sean superiores y baje tu rentabilidad. Además, has tenido que comprar más productos y hacer el desembolso correspondiente", explicaron desde SeeDCash, una aplicación para móvil y Tablet diseñada para que los autónomos y pequeñas empresas puedan hacer una gestión previsional de los cobros y pagos. 

Por ello, antes de nada, los autónomos han de calcular los costes de cada cliente "para saber cómo son de rentables y así saber el impacto que un retraso en el pago tendrá en esa rentabilidad. También es importante comprobar los desfases que tiene un negocio entre pagos y cobros porque eso va a determinar el colchón de efectivo que va a necesitar en cada momento", apuntan los expertos de la plataforma.

Precisamente para evitar que los autónomos se vean en estas circunstancias, desde SeeDCash ofrecen cuatro recomendaciones para que los pequeños negocios cobren cuanto antes sus facturas y minimicen al máximo el riesgo de impagos que tan perjudicial puede llegar a ser para un negocio en tiempos de pandemia.

Cinco recomendaciones para que los autónomos eviten impagos

Prevé los cobros.

Según los expertos, más vale tener una previsión, aunque sea aproximada, que no tener previsión. Recuerda que el objetivo es evitar futuros problemas de liquidez en tu negocio. Aunque es difícil hacer previsiones realistas, es recomendable intentar calcular unos objetivos de ventas. Al menos, establecer una previsión mensual como base y, si es posible, hacerla semanal. Hacer una estimación basada en tu presupuesto te puede servir de herramienta de gestión.

Además, apuntan desde SeeDCash, "es fundamental que vayas confirmando esas previsiones para ir haciendo las correcciones necesarias. En este sentido, conocer al momento si no has cobrado facturas te puede evitar problemas mayores".

Clasifica a tus clientes

Clasificar a los clientes, aunque sean pocos, podría ser de gran ayuda a la hora de hacer un mejor seguimiento de sus pagos y para conocer cada vez mejor su perfil pagador (cómo pagan).

En la medida de lo posible, recomiendan los expertos de SeeDCash, "antes de que pasen a engrosar tu portafolio de clientes, es mejor conocer bien las empresas, buscar información financiera sobre ellas, así como las ratios de rentabilidad que tienen y analizar su histórico de solvencia, su comportamiento de pago y su riesgo de impago".

En base a cada tipo de cliente, es posible no sólo determinar el límite de crédito que se le puede conceder, sino también 'vigilar' y anticiparse a su comportamiento.

Haz una labor de cobro preventiva.

También es recomendable prevenir problemas, sobre todo, con aquellos clientes con los que se tengan más volumen de ventas. Para ello, se puede enviar un aviso una semana antes del vencimiento de la factura, por ejemplo. Así, en caso de que hayan tenido algún problema con la factura o con la documentación y no te hayan avisado, podrás adelantar la solución.

En el supuesto de que prioricen el pago de las facturas, "podrás pasar delante de otros proveedores. También puedes enviar periódicamente estados de cuenta a tus clientes para cerciorarte de que los saldos son reconocidos por éstos", explican los expertos de la app de gestión de cobros.

Además, es recomendable enviar otro correo al vencimiento y un día después si no has recibido el pago. Si tienes muchos clientes, debes de hacer una previsión de los cobros correspondientes y así podrás vigilar de forma automática si los recibes o no.

Vigila todos los impagos 

Saca tú mismo o pide a tu gestor, al menos cada semana, el informe de deudas vencidas. Mantener controlada la antigüedad de la cartera es un elemento clave para la liquidez de la compañía y aplicar mejor las acciones necesarias de acuerdo al status en que se encuentren. Hay que actuar rápidamente sobre los impagos y evitar que las deudas se alarguen. "Una deuda vencida con poca antigüedad es más fácil de cobrar, mientras que una deuda  vencida con entre 90 a 120 días de antigüedad tiene altas posibilidades de convertirse en incobrable", advierten desde SeeDCash.

Para ello, siempre es recomendable utilizar herramientas sencillas que te ayuden a hacer el seguimiento de forma muy fácil, que sean automáticas para que no te suponga trabajo adicional y que te avisen enseguida en caso de que no se cumplan los cobros previstos. Una de ellas es precisamente SeeDCash. Esta aplicación para móvil y Tablet  ayuda a la gestión previsional de los cobros y pagos, estableciendo un equilibrio entre ellos para que los trabajadores por cuenta propia puedan reaccionar a tiempo ante posibles problemas de efectivo.

Además, genera automáticamente las previsiones de cobro y de pago a corto, medio y largo plazo siguiendo un modelo predictivo basado en el histórico de cada negocio, de las cuentas bancarias que gestiona un autónomo. Y las concilia de forma inteligente cada día con los movimientos que se producen en el banco, proporcionando en tiempo real los indicadores de liquidez y alertas que se personalizan si, por ejemplo, se prevé entrar en descubierto en algún momento, o si no se ha recibido un cobro esperado.

Algunos trucos si eres autónomo para reducir el riesgo de impago de clientes