Viernes. 22.06.2018

LA CAUSA ES LA SENSACIÓN DE SOLEDAD

Los autónomos entre los colectivos que más sufren estrés laboral

Los autónomos entre los colectivos que más sufren estrés laboral

Ser el dueño de un negocio, ya sea grande o pequeño, pasa factura. El 70% de los ejecutivos, autónomos y empresarios sufren estrés laboral. Una enfermedad, que también es común entre los asalariados, se intensifica en los trabajadores por cuenta propia. La causa es la sensación de soledad.

Los autónomos entre los colectivos que más sufren estrés laboral

Dificultad para concentrarse, falta de atención, dolores musculares o sensación de ahogo son algunos de los síntomas que pueden indicar que una persona padece estrés laboral. Se trata de una enfermedad bastante frecuente e instaurada en el mercado laboral que padecen tanto trabajadores por cuenta ajena como propia y que puede afectar a la salud. Más aún cuando se es dueño y responsable de un negocio.

Los ejecutivos, los autónomos y los empresarios son los colectivos que corren más riesgo de sufrir estrés laboral porque, tal y como explica Joan Piñol, psicólogo y director de la Fundación Salud y Persona, tienen que lidiar con la soledad. “El sentido de soledad del autónomo es algo que no se comenta, pero es un factor estresante importante” porque acentúa las causas y síntomas que provocan el estrés laboral.

Desde su propia experiencia, en una empresa -por ejemplo- siempre se tienen medios, recursos y gente para que en el caso de que un trabajador se encuentre en una situación de estrés pueda no ir a trabajar. Pero el autónomo no tiene esa facilidad por el tema de la soledad, haciendo que sea muy poco habitual que se cojan la baja. Según señalaba la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), los trabajadores autónomos se dan de baja por enfermedad seis veces menos que los asalariados.

¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

Las razones por las que un trabajador puede llegar a sufrir estrés laboral son las mismas para asalariados y autónomos. Aunque en estos últimos, las causas pueden incrementarse debido a las características propias de su condición jurídica como es la responsabilidad. El riesgo económico es, como señala Piñol, una de las causas principales de estrés laboral y que aumenta en el caso de ser trabajador por cuenta propia debido a que el autónomo en el caso de que algo vaya mal en su negocio tenga que hacer frente con su patrimonio.

La estructuración del trabajo es otro de los grandes factores de este tipo de estrés ocasionado principalmente por la desorganización, la falta de recursos, largas jornadas de trabajo y sin tiempo para el descanso o, todo lo contrario, la falta de trabajo. También el tipo de trabajo u profesión que se desempeñe puede influir, pues las actividades monótonas generan más estrés.

A estas causas se les une las derivadas por situaciones de impago o morosidad, que implica que un trabajador por cuenta propia tenga que estar pendiente de cobrar para no verse obligado a cerrar su negocio. Algo que resulta un verdadero reto dado que una de cada tres empresas incumple los tiempos de plazo. Asimismo, situaciones ajenas al ambiente laboral como problemas en el ámbito familiar, personales, saludables, etc, también pueden llegar a generar estrés.

¿Cuáles son los síntomas del estrés laboral?

Desde la Fundación Salud y Persona, que dirige Joan Piñol, distingue que el estrés laboral se puede manifestar tanto a nivel psicológico o conductual, como nivel físico:

  1. Estrés laboral a nivel psicológico: dificultad para concentrarse, falta de atención y excesiva preocupación. “Este último, se acentúan más cuando uno está solo, porque cuando tu compartes la actividad con alguien la preocupación que genera llevar un negocio se comparte” ha aclarado Piñol. Otros síntomas pueden ser la falta de sueño, intranquilidad e irritabilidad.
  2. Estrés laboral a nivel físico: dolores musculares, palpitaciones, sensación de ahogo, etc.

El directo de la Fundación aclara que el hecho de que se padezca alguno de estos síntomas no implica que una persona tenga estrés laboral, simplemente puede ser la reacción de su propio cuerpo antes una situación estresante porque “al final todos somos humanos”.

¿Cómo combatir el estrés laboral?

Es importante conocer, como aseveran desde la Fundación Salud y Persona, que no hay una receta mágica que elimine el estrés laboral. No obstante, hay una serie de pautas y mecanismos que pueden ayudar a aliviar el estrés y a prevenirlo en el futuro.

- Tener un lugar de escucha para combatir la soledad: Joan Piñol considera que para contrarrestar la sensación de soledad que tienen los autónomos puede ser bueno que tengan un lugar de escucha y de soporte. “A nuestra fundación se acercan muchos profesionales que buscan estar ayuda psicológica y emocional”. Otra opción sería, por ejemplo, pertenecer a una asociación con la que poder compartir y comentar los problemas diarios de la actividad.

- Hábitos saludables: tener una buena dieta, hacer deporte y conocer técnicas de relajación son pautas que “mucha gente puede calificar de historietas” pero que pueden realmente ayudar a aliviar estas situaciones de estrés.

Los autónomos entre los colectivos que más sufren estrés laboral