miércoles. 26.01.2022

HABÍAN VENDIDO UN MILLÓN DE ENTRADAS PARA NOCHE VIEJA

Los autónomos del ocio nocturno de Murcia, Asturias, Aragón y Cataluña dan por perdida la Navidad

Los autónomos del ocio nocturno dan por perdida la Navidad.
Los autónomos del ocio nocturno dan por perdida la Navidad.

Cataluña, Aragón, Asturias y Murcia han cerrado los locales donde era tradición festejar el Año Nuevo. El ocio nocturno ya había vendido un millón de entradas para esta Nochevieja. Ya se estiman caídas de ingresos superiores al 50% en zonas donde no hay restricciones por el miedo al contagio.

Los autónomos del ocio nocturno de Murcia, Asturias, Aragón y Cataluña dan por perdida la Navidad

Las restricciones sanitarias han vuelto a noquear al sector del ocio nocturno. Los autónomos de esta actividad, en especial en Cataluña, Murcia, Asturias y Aragón, dan por perdida la Navidad a vísperas de celebrarse los festejos de Nochevieja, uno de los eventos más importantes del año. Cierres de pista de baile, toques de queda o clausura de locales, son algunas de las restricciones que distintos territorios están imponiendo a estos trabajadores por cuenta propia. Los cuales ya habían vendido un millón de entradas para este fin de año. Además, estiman cajas entre el 50 y el 70% inferiores a las de antes de la pandemia en las zonas que aún no existen limitaciones.

“La situación es catastrófica. No se puede achacar toda la culpa de la nueva ola de coronavirus a un sector económico”, explicó Vicente Pizcueta, portavoz de España de Noche. Según el representante del sector del ocio nocturno, la variante Omicron va a terminar por destrozar a un sector que en “prácticamente no ha podido trabajar” desde el inicio de la pandemia. No obstante, Pizcueta hace un balance positivo dado que las anteriores Navidades no se pudo facturar debido al toque de queda y que en estas fechas la caja será superior a la de 2020. Sin embargo, las ganancias serán inferiores, entre un 50 y 70%, a los niveles previos a la pandemia.

“Esta va a ser la última Nochevieja de la pandemia”, afirmó Pizcueta. Las ventas son, obviamente, superiores a las de 2020 cuando estaban cerrados en toda España. Ahora, muchos territorios permiten que se celebren eventos. Sin embargo, en el caso de Cataluña, Murcia, Aragón o Asturias, el portavoz reclamó ayudas para compensar las pérdidas. “Otra vez tendremos que enviar trabajadores al ERTE, otra vez tendremos un problema de liquidez dado que las bodegas siguen llenas y no hay consumo”, añadió el portavoz. Concretamente, en el caso de Cataluña, Pizcueta explicó que tras los meses más duros de la pandemia se consiguieron salvar el 80% de los locales del territorio. Actualmente, con la sexta ola omnipresente,  el portavoz ya no garantiza que se puedan salvar tantos negocios del ocio nocturno en el territorio.

Asturias y Aragón se suman a las restricciones para cerrar el ocio nocturno

La semana pasada, tanto Cataluña como Murcia habían anunciaron restricciones contra los autónomos y pequeños negocios dedicados al ocio nocturno y a la hostelería. Bares de copas, salas de eventos o discotecas de estos territorios deberán cerrar sus puertas hasta nuevo aviso. Situación que, ante la incipiente expansión del virus, se ha hecho extensiva a otras Comunidades Autónomas.

Aragón ha decretado el cierre de barras para consumo y adelanta el horario de cierre tanto para hostelería como ocio nocturno. Donde sólo se podrá consumir sentado con un máximo de 10 personas por mesa. En el caso particular de las discotecas o salas de baile, el toque de queda será a las dos de la madrugada, siendo hasta las 12 de noche en la hostelería o cualquier tipo de establecimiento donde se sirva comida y bebida. Además, otro de los sectores  afectados por estas nuevas restricciones será el de la cultura, donde los espectáculos deberán reducir su aforo en un 50%. Todas estas medidas estarán vigentes hasta el próximo 15 de enero y, según confirmó el Gobierno de Aragón, se irán revisando en función del número de contagios.

Por otra parte, el Gobierno del Principado de Asturias impuso nuevas restricciones para el ocio nocturno. Todos los bares de copas, discotecas, salas de bailes y locales de ocio nocturno de Asturias permanecerán cerrados desde el 28 de diciembre hasta nuevo aviso. Además el interior de todos los locales de restauración y hostelería deberán cerrar sus puertas antes de la una de la madrugada. Al igual que quedará prohibida la venta de alcohol entre las diez de la noche y las seis de la mañana.

En la Región de Murcia se adoptaron medidas relacionadas con limitación de horarios de la actividad no esencial y del número de comensales en espacios interiores y exteriores de los establecimientos de la hostelería y ocio nocturno. Las nuevas limitaciones contemplan la petición del certificado o pasaporte covid en todos las discotecas y se cerrarán las pistas de baile. En los restaurantes, las mesas estarán limitadas a un máximo de 10 comensales en el interior y 12 en las terrazas o veladores. Dichas medidas finalizarán el próximo 14 de enero y toda actividad no esencial deberá cerrar a la una de la madrugada.

Finalmente, en Cataluña, se retomaron las restricciones más severas desde la pandemia. El Ejecutivo catalán anunció el cierre total del ocio nocturno, la limitación de aforos al 50% en el interior de los locales y un toque de queda de la una a las seis de la mañana. Asimismo, Cataluña estableció un límite de 10 personas en los encuentros interiores y exteriores y una reducción del aforo al 70% en el comercio y eventos deportivos, culturales y gimnasios. 

Las zonas sin restricciones también están notando caídas en la facturación

Desde Andalucía, Oscar Araque, propietario del bar de copas La Habana de Hemingway en Puerto Banús, recalcó que la facturación se ha resentido debido al miedo generalizado que ha suscitado esta nueva ola. “Se nota el miedo. Aunque en Andalucía las cosas funcionen con cierta normalidad la facturación ha caído considerablemente desde que empezó diciembre”, explicó Araque. Actualmente, en el territorio andaluz la única norma sanitaria vigente es el pasaporte covid y apenas ha tenido incidencia en los locales de ocio nocturno. “La gente está muy concienciada y el pasaporte apenas ha tenido impacto. Sin embargo, el miedo es lo que nos está matando. La gente está aprensiva y la caída de nuestra facturación ha sido del 20% y sabemos de locales que cifran pérdidas superiores”, añadió el emprendedor.

Ante las posibles restricciones que se suceden en el resto de Comunidades Autónomas, Araque explico que “cuando lo paras todo en seco, todo se va al traste”. Los tres meses de la pandemia fueron especialmente duros para este local que, a pesar de contar con ayudas autonómicas, “no cubre los gastos fijos ni las perdidas”. Según Araque, “todo lo entra en tu cuenta bancaria son gastos y muy pocos beneficios. Es insostenible”.

El Gobierno de Cataluña anuncia ayudas de 20 millones para el ocio nocturno por el cierre del sector

El Govern de Cataluña destinará 20 millones de euros en ayudas directas para los autónomos y negocios dedicados al ocio nocturno por el nuevo cierre que afronta el sector por la pandemia. El conceller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, explicó que esta línea se suma a los 40 millones anteriormente destinados hasta el momento, dado que hasta el momento “estos establecimiento han sido muy golpeados por la pandemia”.

Los autónomos del Ocio Nocturno piden que no se infunda el miedo hacía el Ocio Nocturno

Desde España de Noche insisten en que es necesario lanzar un mensaje de prudencia y tranquilidad que permita analizar con rigor los datos epidemiológicos actuales y evitar entrar en una escalada de decisiones precipitadas y alarmistas, ajenas a la situación actual de la enfermedad en España y sin tener en cuenta la importancia y el éxito de la campaña de vacunación que se ha desarrollado en nuestro país. Asimismo, la patronal advirtió  que la actividad de los locales de ocio no puede señalarse como la causa de los problemas de los contagios en las circunstancias actuales, ya que la quinta ola, que tuvo lugar durante el pasado verano, se produjo cuando el sector tenía su actividad cerrada o con severas restricciones en toda España. Y la sexta ola se ha iniciado tres meses después de que estos negocios recuperaran su actividad.

Los autónomos del ocio nocturno de Murcia, Asturias, Aragón y Cataluña dan por perdida la Navidad