jueves. 19.09.2019

SEGÚN XAVIER RODRÍGUEZ, DIRECTIVO DE BANCO SABADELL

Los autónomos no quieren hacer ciertas gestiones con los bancos por internet

Xavier Rodríguez durante el Curso de la UCM. | Foto: Guillermo López.
Xavier Rodríguez durante el Curso de la UCM. | Foto: Guillermo López.

Lo autónomos no quieren realizar ciertas gestiones y adquirir determinados productos bancarios por internet, como es el caso de un crédito o una hipoteca, según el Director de Transformación Digital de Procesos Operativos del Banco Sabadell, Xavier Rodríguez Alfaro.

Los autónomos no quieren hacer ciertas gestiones con los bancos por internet

El avance de la tecnología es un hecho que cada vez más evidente. Hoy en día, los negocios acuden a la digitalización para la automatización de sus tareas y procesos por naturaleza largos y tediosos pueden resolverse en pocos minutos. Los autónomos cada vez demandan más servicios ágiles y telemáticos, también a la banca.

Esto deriva en la aparición de un nuevo tipo de consumidor, lo que el Director de Transformación Digital de Procesos Operativos del Banco Sabadell, Xavier Rodríguez Alfaro, denomina el ‘cliente digital’. Una figura que exige “poder hacerlo todo desde casa, desde el móvil y sin tener que hacer muchas gestiones”.

No obstante, Xavier Rodríguez señaló que, a pesar de esta llegada del cliente digital al mercado, todavía existen productos y procesos que los autónomos, no quieren hacer por internet; como es el caso de las solicitud de una hipoteca por ejemplo. El directivo de Sabadell, realizó una ponencia durante el séptimo Curso de Verano del Escorial de la Universidad Complutense ‘Autónomos y Emprendedores, un modelo emergente’, que se celebra con la colaboración de ATA y el Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid (ICOGAM).

Los autónomos quieren hacer ciertas gestiones cara a cara

Según Rodríguez, el Banco Sabadell está digitalizando sus procesos a pasos agigantados. Sin embargo, todavía hay ciertos productos que el cliente no quiere hacer a través del móvil o el ordenador. Y es que la imposibilidad de negociar, la falta de confianza en aportar ciertos datos por internet o el no poder contar con las explicaciones del asesor del banco –cada vez más entidades incluyen esta figura-; lleva a los autónomos hasta las sucursales para poder gestionar estos productos cara a cara.

Es muy común en un trabajador por cuenta propia pedir un préstamo para la adquisición de equipos informáticos o la reforma del establecimiento. Para ello, el autónomo suele negociar con el banco términos como el importe, los conceptos que se van a financiar, el tipo de interés, las comisiones o las garantías. Una negociación que desde un ordenador se hace inviable. Problema que suele repetirse si se trata de la solicitud de una línea de crédito, de financiación para el adelanto de impuestos o de cualquier otro producto sujetos a negociación entre el autónomo y la entidad.

Otro productos recurrentes entre el colectivo de autónomos son el leasing o el renting. Dos opciones muy interesantes para la adquisición de un vehículo profesional. Sin embargo, los clientes desean poder contar con el asesoramiento de los trabajadores de la entidad, que les ayude a elegir los términos adecuados en base a sus posibilidades financieras. Un producto bancario mal elegido puede ser un motivo de quiebra, de ahí el cuidado y la rigurosidad del autónomo.

Del mismo modo, el confirming o el fáctoring para que la entidad se haga cargo del cobro de las facturas que una compañía tiene pendiente con sus proveedores, se tornan casi imposibles sin una negociación cara a cara con los comerciales del banco en cuestión.

Por estos motivos, Xavier Rodríguez explicó que el modelo de negocio de su entidad pasa por entender que “puedes tener una idea novedosa pero sin demanda o mal ejecutada, y saldrá mal. Pero coger una idea ya establecida y ejecutarla correctamente y perfeccionarla puede marcar la diferencia con la competencia”.

Los autónomos no quieren hacer ciertas gestiones con los bancos por internet