lunes. 14.06.2021

SERÍA INCONSTITUCIONAL

Los autónomos ya no tendrán que pagar dos impuestos distintos por usar bolsas de plástico en sus negocios

impuesto-bolsa-plastico-autononomos-ley-consejo-ministros

Los autónomos no tendrán que soportar dos impuestos por usar bolsas de plástico en sus negocios. El Consejo de Ministros aprobó la Ley de Residuos y Suelos Contaminados que anula la normativa anterior que les obligaba a pagar ese gravamen.

Los autónomos ya no tendrán que pagar dos impuestos distintos por usar bolsas de plástico en sus negocios

Los autónomos pueden respirar más tranquilos tras el pasado Consejo de Ministros. Más de un año después de que el Gobierno anunciase el Anteproyecto de Ley de residuos y suelos contaminados que amenazaba con gravar dos veces el uso de las bolsas de plástico de un solo uso, la aprobación del Ejecutivo para el texto de la futura Ley ha disipado las dudas al respecto. Los pequeños negocios no tendrán que soportar dos veces un impuesto por usar bolsas de plástico en sus negocios, ya que "gravar dos veces el mismo elemento es inconstitucional", explicó Rubén Gimeno, director de estudios del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

Tal y como señaló la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el impuesto al plástico que recogía el Anteproyecto chocaba con el Real Decreto-ley que regula la venta de las bolsas implantado en 2018. El Anteproyecto de Ley preveía gravar diversos tipos de plásticos: desde los vasos para llevar el café a la oficina, hasta las toallitas, pajitas para la bebida, los cubiertos desechables, la vajilla en muchos negocios de catering, tapones, botellas, fundas, bolsas y hasta embalajes de los comercios. El problema es que las bolsas, debido a la normativa del Real Decreto ya estaban gravadas, es decir, ya soportaban un impuesto, por lo que ahora podrían pasar a soportar dos.

No obstante, según el director de estudios de la REAF, la Ley que se envió este martes al Congreso de los Diputados "anula el Real Decreto, y con el los impuestos que regulase. El Real Decreto-ley es una forma jurídica menor que una Ley, puesto que en el momento que la Cámara la apruebe, el decreto se eliminará y el Gobierno sólo podrá exigir un único impuesto sobre los plásticos". 

Dos impuestos sobre un mismo producto es "ilegal"

Pese a toda la incertidumbre que rodeó al doble impuesto sobre las bolsas de plástico a principios de 2020, los expertos insisten en que "es ilegal gravar dos veces un mismo impuesto sobre cualquier producto". De hecho, Rubén Gimeno explicó que las comunidades autónomas que cuentan a día de hoy con un impuesto sobre el plástico, "tendrán que eliminarlo. En el caso de que la ley se consolide y el Gobierno imponga ese impuesto a todo el Estado, si sigue vigente el autonómico, los autónomos de esos territorios se verían obligados a pagarlos dos veces, cosa es inconstitucional", apuntó el experto. 

No obstante, según Gimeno, el Ejecutivo "deberá compensárselo a las comunidades autónomas". Es decir, tiene que indemnizar a las CCAA que quiten ese gravamen, ya que "perderán buena parte de su recaudación". Asimismo, también recordó que si se trata de dos impuestos distintos sobre una misma cosa, sí está permitido y avalado por los Tribunales.

¿Cómo afectará a los autónomos este impuesto?

Si bien tras la aprobación de esta Ley los pequeños negocios no tendrán que soportar dos impuestos sobre las bolsas de plástico que repartan en sus negocios, eso no quiere decir que no tengan que pagar un gravamen por su uso. De hecho, este tributo afectará de manera directa al colectivo de trabajadores por cuenta propia, ya que, la mayoría de ellos disponen de bolsas de plástico para suministrar sus productos a los clientes. Desde una farmacia hasta una ferretería, la mayoría de autónomos al frente de actividades productivas precisan de esas bolsas para ofrecer en sus establecimientos. Se trata, por tanto, de una medida que impacta especialmente sobre sector servicios. Más concretamente al comercio, hostelería y restauración, puesto que es dónde se hace principalmente venta y uso de productos que contienen plásticos. 

Bien es cierto que cuando a un producto le suben el IVA, al autónomo no debería afectarle (es un mero trasmisor del impuesto), sino al consumidor. Sin embargo, como muchos negocios no pueden repercutir un incremento de esta tasa en sus precios, acaban asumiéndolo ellos. Con lo cual, el dueño de un negocio también se ve afectado cuando se eleva este impuesto.

"Para los trabajadores por cuenta propia supone por un lado un mayor gasto cuando compra ese artículo, ya que estará pagando más", explicó el director de estudios de la REAF. Y, por otro, si el autónomo no quiere ver disminuidos sus márgenes de beneficio, tendrá que encarecer sus precios. "El dueño de un negocio no querrá que su beneficio baje, y menos en la situación actual, por ello, en caso de tener que soportar un impuesto más, se verá obligado a subir los precios de sus productos", aseguró. Suponiendo que pueda hacerlo y no se vea obligado, como se ha dicho, a asumir el incremento del IVA.  

Por tanto, se prevé que estos nuevos impuestos afecten a una larga lista de negocios y consumidores. Empresas -pequeñas, medianas y grandes - y autónomos que viven, directa o indirectamente, del plástico. Actualmente, los envases para contener alimentos se utilizan en panaderías, carnicerías, pastelerías, ultramarinos, pequeños supermercados, comercios de barrio, restaurantes con servicio de comida para llevar, y demás negocios que, para bien o para mal, se ven obligados a utilizar plástico en sus fases de producción, distribución o venta al consumidor. 

Es un impuesto penalizador, no recaudatorio

Los impuestos aprobados por el Gobierno suelen tener dos objetivos: recaudatorio o penalizador. El experto explicó que, en ese caso, "los impuestos al plástico se imponen para “desincentivar comportamientos en los ciudadanos, es decir, son penalizadores al igual que lo son los impuestos al tabaco y al alcohol".

Según la REAF, "más que utilizarse como medio para recaudar, el fin de estos impuestos medioambientales es que los ciudadanos modifiquen su conducta y no utilice, en este caso, plásticos”. 

Las bolsas de plástico aportaron 26 millones al fisco en 2019

No obstante, el hecho de que el objetivo del Gobierno con la imposición de este impuesto no sea recaudar, "inevitablemente el gravamen ayudará a llenar las arcas del Estado", señaló el director de estudio de la REAF. Aún a día de hoy no se conoce a cuánto podría ascender este nuevos impuesto, pero ya es posible prever que "aumentarán de forma significativa el precio final de varios productos", con sus respectivas consecuencias para autónomos y pymes, -menos preparados y con menos recursos para replantear su modelo de negocio-.

Tal y como se explicó en este diario digital, el precio de cada bolsa de plástico oscila entre los cinco y los 15 céntimos de euro por unidad. Según las cifras que maneja la Unión Europea, cada ciudadano consumió 144 bolsas de plástico en 2018. En España, el pasado año este consumo se redujo un 24%. Esto es, hasta las 110 unidades. Haciendo un cálculo estimado sobre un precio medio de cinco céntimos de euro por bolsa y teniendo en cuenta sólo los 23 millones de personas en activo, en España se pudieron comprar unas 2.530 millones de bolsas de plástico en 2019. En términos de facturación, el resultado sería de unos 26,5 millones de euros

Los autónomos ya no tendrán que pagar dos impuestos distintos por usar bolsas de plástico en sus negocios