jueves. 17.10.2019

UNA SOLUCIÓN PARA CAPTAR Y FIDELIZAR

Una buena red wifi hace que los clientes consuman hasta un 70% más

Una buena red wifi hace que los clientes consuman hasta un 70% más

Ofrecer buena conectividad a internet ayuda a atraer clientela, fidelizarla y aumentar el gasto medio por usuario en el local.

Una buena red wifi hace que los clientes consuman hasta un 70% más

Cada vez más estrategias de marketing giran en torno a la red wifi. De hecho, en los negocios enfocados al sector servicio, como por ejemplo los hoteles y las cafeterías, los clientes demandan cada vez más una red inalámbrica para conectarse. En este sentido, muchos usuarios valoran el wifi como el servicio más deseado.

¿Cuántas veces al día se solicita la clave para acceder a internet? Esto se debe a que cada día son más los usuarios que eligen un establecimiento en función de la calidad de conexión que ofrecen. Dicho servicio, no solo puede hacer que el posible cliente se quede, sino que también puede aumentar el ticket medio, ya que si funciona bien es posible que se quede más tiempo y por consiguiente pida más. Tanto es así que, según diversos estudios, en un local con wifi un cliente consume hasta un 70% más de productos.

También es importante que aquellos negocios que organicen un evento de cara al público ofrezcan wifi a sus clientes, de lo contrario es posible que no se obtengan los resultados deseados y que los usuarios queden insatisfechos. Además, al ofrecer conexión, los asistentes podrán hacer difusión de dicho acto, lo que ser traduce como publicidad gratuita.

Eso sí, hay que tener en cuenta que no sirve cualquier red, debido a que los clientes no solo demandan un servicio gratuito sino también de calidad. Y es que una red de wifi con baja velocidad puede generar pérdidas para el negocio, ya que dejan insatisfechos a los usuarios a los que se le cae la red cuando están conectados o no pueden acceder a determinadas prestaciones. Además, un uso intensivo que puede derivar en el denominado tsunami de datos, el colapso de la red y la insatisfacción de los clientes. En este sentido, la conectividad inalámbrica supone un desafío: se estima que en la actualidad el número de dispositivos conectados a las redes wifi crece de modo imparable porque cada usuario usa 3 dispositivos diferentes.

Tampoco podemos olvidarnos de la manía de muchos negocios de cerrar con contraseña este servicio para que sus propios clientes no le roben internet sin antes solicitarlo, lo cual puede generar que genera una mala experiencia. Hoy en día la experiencia es crucial y los clientes dejan comentarios en internet, lo que genera una imagen profesional indeseada. Así mismo, el 50% de los usuarios no volverán si la conexión no es estable o no ofrece un servicio adecuado

Es cierto que muchos autónomos y emprendedores ofrecen conectividad inalámbrica, pero muchos no sacan el máximo partido del mismo. Una oportunidad para estos negocios es wifi social: se trata de un arma de marketing muy poderosa ya que permite aprovechar la red para informar a la clientela sobre sobre sus productos o servicios. Es muy rápido y super sencillo. El cliente llega, busca la red wifi, la selecciona y se conectar con uno de sus perfiles sociales, como Facebook, o a través de un formulario. Así, esta herramienta permite convertir a los usuarios en fans y a los fans en clientes porque usa a Facebook como interface de conexión y acceso.

Por último, es muy importante que la red de los clientes vaya separada de la red de gestión. Es fundamental para evitar problemas de saturación o para no sufrir un ciberataque. Es necesario crear una barrera entre los clientes que están conectados y las bases de datos del negocio. Para ello, es muy importante configurar una red wifi para invitados, la cual permite simplificar la contraseña sin que sea menos segura.

Para convertir este reto de ofrecer wifi gratis de calidad en una oportunidad hay que analizar bien el proyecto y así conocer bien su público objetivo. Boltia Wifi, por ejemplo, ofrece soluciones para comercios y eventos para así mejorar el negocio. Se trata de una solución de conectividad adaptada a las necesidades de cada uno: sin permanencia y sin instalación a máxima velocidad en todo el mundo.

Una buena red wifi hace que los clientes consuman hasta un 70% más