jueves. 01.10.2020

CCOO ATRIBUYE EL DESCENSO A LA INSPECCIÓN DE TRABAJO

Cada vez hay menos autónomos que dependen de un solo cliente

Cada vez hay menos autónomos que dependen de un solo cliente

Durante el 2019, el número de trabajadores autónomos económicamente dependientes (Trade) siguió bajando. Concretamente 11.000 menos según la Encuesta de Población Activa y especialmente en el sector servicios. No obstante, en el primer semestre de 2020 esta figura experimentó un leve repunte.

Cada vez hay menos autónomos que dependen de un solo cliente

Durante 2019, 11.000 autónomos económicamente dependientes (Trade) desaparecieron de los registros de la Encuesta de Población Activa (EPA). De esta forma, mientras que en 2018 había 112.000 autónomos Trade, en diciembre del año pasado apenas si sumaban 101.000.

Un informe elaborado por Comisiones Obreras (CCOO), que utiliza estos datos de la EPA, atribuye esta caída a la presión ejercida por la Inspección de Trabajo para luchar contra los falsos autónomos. Fue especialmente en el segundo y tercer trimestre del año 2019 cuando se experimentó el mayor descenso de número de trades. Los autónomos conocidos como TRADE son aquellos trabajadores por cuenta propia cuyos ingresos dependen, al menos en un 75%, de un mismo cliente.

Fue por la presión de la Inspección de Trabajo

Desde CCOO achacaron este descenso a la presión que ejerció la Inspección Laboral en su campaña de lucha contra la figura del falso autónomo. El Ministerio de Trabajo ya advirtió en 2018 que se reafirmaban en su intención de dar continuidad a las acciones para convertir en asalariados a aquellos supuestos autónomos que realmente deberían estar cotizando por el Régimen General de la Seguridad Social, y por ello, iban a endurecer las inspecciones.

De hecho, ese mismo año la por entonces ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, puso en marcha Plan Director por un Trabajo Digno 2018 – 2020, que ponía el foco en la detección y lucha contra la utilización de la figura de los falsos autónomos en el mercado laboral. Los últimos datos que se conocen sobre los resultados del Plan son de julio de 2019, justamente cuando se cumplía un año de su puesta en marcha en julio de 2018, y revelan que las inspecciones de trabajo habían regularizado la situación de  32.067 'falsos autónomos', que habrían pasado a cotizar en el Régimen General. Actuación que proporcionó a las arcas públicas 217 millones de euros más de recaudación por cotizaciones. 

CCOO da por hecho que la propia figura del trade favorece su utilización para el fraude de los falsos autónomos: “al ser una figura que se encuentra a caballo entre un autónomo y un asalariado, se dan circunstancias de falsos autónomos de manera demasiado habitual" explican desde el sindicato. Incluso, el gabinete económico de Comisiones Obreras afirma que los autónomos económicamente dependientes podrían encontrarse en peligro de extinción.

Repunte de TRADE en el primer semestre de 2020

Aunque en 2019 haya caído el número de trades, lo cierto es que, durante los primeros seis meses del 2020, ha vuelto a experimentar un ligero repunte. Según los datos del Instituto Oficial de Estadística, el sector servicios concentra ese aumento de trabajadores dependientes con un 67%. Le siguen la agricultura (14%), la industria (10%) y la construcción (9%), señala el informe de CCOO.

No obstante, el sindicato aduce este incremento al “contexto de coyuntura especial que se está viviendo en España. Muchos trabajadores en ERTE o incluso despedidos se ven forzados a trabajar bajo esta fórmula”, apuntó un economista de CCOO.

¿Qué diferencia un TRADE de un falso autónomo?

A pesar de que la realidad del autónomo dependiente o TRADE y la del falso autónomo pueda parece similares en algunos casos, es necesario recordar que precisamente la figura del TRADE se desarrolló en el Estatuto del Trabajo Autónomo para defender y dar cobertura a unos trabajadores por cuenta propia que, debido a sus especiales características, tienen un cliente del que dependen al menos el 75% de sus ingresos. No por el hecho de tener un cliente principal se es automáticamente falso autónomo.  .

La principal diferencia ente un un TRADE y un falso autónomo radica en que, éste último, mantiene una relación laboral encubierta con la empresa que le fija horarios, importe de las facturas, le da los medios para ejercer la actividad y no hay diferencia organizativa con un asalariado. Por el contrario un trade puede depender de unos ingresos que le aporta una empresa, pero organiza su jornada como quiere, utiliza sus propios medios para ejercer la actividad y factura una cantidad pactada libremente.

Requisitos para ser un autónomos TRADE 

  • La actividad que se desarrolle ha de atender a criterios de organización propios al 100 %. Es decir, cada trabajador por cuenta propia se puede organizar su trabajo como guste y no como le indique un superior.
  • No se puede tener a cargo a un trabajador ni se puede subcontratar parte de la actividad a una tercera persona. Dicho de otro modo, el trabajador autónomo debe desarrollar la totalidad del trabajo por sí mismo.
  • Se ha de recibir una contraprestación económica a cambio del trabajo realizado según lo pactado
  • El autónomo ha de contar con infraestructuras y materiales propios para realizar el trabajo. Es decir, si se acude a una empresa a realizar un trabajo, no se debería utilizar un ordenador de esa empresa, sino un portátil propio.

Una vez que se cumplan estas condiciones, se deberá formalizar el contrato entre la empresa y el autónomo dependiente económicamente. Posteriormente, se tendrán que incorporar las cláusulas convenidas entre ambas partes y proceder al registro.

Cada vez hay menos autónomos que dependen de un solo cliente