domingo. 05.12.2021

TUVIERON QUE DEVOLVER LAS CUOTAS DE SUS EMPLEADOS

Cerca de 7.500 autónomos se vieron obligados a revertir los ERTE por la necesidad de reducir plantilla

ERTEs-despidos-gestores
7.500 negocios se han visto obligados a devolver las exoneraciones de las cuotas de sus empleados en ERTE porque necesitaban reducir plantilla. Además 300.000 trabajadores siguen si cobrar las prestaciones.
Cerca de 7.500 autónomos se vieron obligados a revertir los ERTE por la necesidad de reducir plantilla

Más de 7.500 negocios ya han devuelto a la Seguridad Social las cotizaciones que les fueron exoneradas por sus empleados en  Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) porque creen que no podrán mantener sus plantillas durante los seis meses que marca la ley. Para acceder a estas exenciones, la norma que regula estos expedientes les obligaba a mantener a sus trabajadores después de que finalice el ERTE. 

Muchos autónomos, especialmente de los sectores de la hostelería y comercio, continúan con su actividad e ingresos bajo mínimos, por lo que ven imposible mantener a sus empleados durante el tiempo que marca la ley, y han empezado a devolver el dinero a la Administración para despedir sin incumplir la clausula de salvaguarda del empleo. 

Así se desprende de los datos del último barómetro publicado por el Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos, que da cuenta de la desesperación de la pequeña y mediana empresa. A estos autónomos "les sale más rentable reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exonerados, con el recargo y los intereses de demora correspondientes, con tal de desvincularse de la cláusula de salvaguarda del empleo", explicó su presidente, Fernando Santiago.

El plazo empieza a contar cuando se reincorpora al primer trabajador

La Cláusula de Salvaguarda del Empleo se recoge en la disposición adicional sexta del Real Decreto Ley 18/2020 de medidas sociales en defensa del empleo. Esta disposición establece que los negocios están obligados a mantener el empleo durante seis meses “entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aún cuando ésta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla”. Esto significa que el plazo a contar de seis meses empieza cuando el autónomo reincorpora al primer trabajador.

El problema está en que los empleadores que despidan a uno de sus trabajadores, incumpliendo así el compromiso adquirido, tendrán que devolver las cotizaciones a la Seguridad Social que les fueron exoneradas por todos y cada uno de los trabajadores incluidos en el expediente

Esto provocó que miles de empleadores se vieran en los últimos meses entre la espada y la pared: se les obligaba a decidir entre mantener todos los costes laborales sin percibir ingresos, o devolver todas las cotizaciones de las que fueron exonerados que, en muchos casos, podrían superar los 10.000 euros.

Es por ello que, tanto las organizaciones empresariales como los gestores administrativos abogan por modificar esa cláusula de forma que los dueños de negocios sólo tengan que devolver las exoneraciones de los trabajadores que despidan antes de los seis meses, y no de toda su plantilla. "Esto es muy perjudicial para los autónomos. Si por ejemplo un hostelero tiene nueve trabajadores, y ahora mismo sólo puede mantener a cinco, para poder despedir a los otros cuatro empleados tiene que devolver las subvenciones de toda su plantilla", explicó Fernando Santiago. 

Afecta a los ERTE por fuerza mayor, que son la mayoría

La Dirección General de Trabajo ya aclaró hace meses que no todos los autónomos que solicitaron un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) van a tener la obligación de mantener contratados a sus empleados durante los seis meses siguientes a la reactivación de la actividad.

La DGT emitió un criterio interpretativo en el que establecía que sólo los ERTE realizados por causa de fuerza mayor, y no los que se han hecho por motivos económicos, tienen la obligación de mantener el empleo durante seis meses cuando se reanude la actividad. Pero éstos son la mayoría 

Otras opciones de despido sin devolver las cotizaciones

Bien es verdad que la clausula de salvaguarda del empleo no impide despedir en todas las circunstancias. El problema, según los expertos, es la dificultad de cumplir con los requisitos actuales para poder hacerlo. Éstas serían las opciones:

  • Reunir las condiciones para presentarse a un concurso de acreedores 

Para cumplir esta condición no es necesario iniciar realmente el procedimiento concursal, sino que basta con cumplir con los requisitos para acceder a él. Éstos son, como establece la Ley Concursal, cuatro:

-El sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.

-La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.

-El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.

-El incumplimiento generalizado de obligaciones de alguna de las clases siguientes: las de pago de obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de concurso; las de pago de cuotas de la Seguridad Social, y demás conceptos de recaudación conjunta durante el mismo período; las de pago de salarios e indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

De esta forma, un autónomo que cumpla con estas condiciones puede reducir su plantilla – y por tanto disminuir los gastos asociados a su negocio -, acreditando que “realiza el despido de ese trabajador en ERTE, porque la empresa cumple con todo lo necesario para iniciar un concurso de acreedores”, apuntó el abogado laboralista, Jaume Barcons.

  • Esperar a que acabe el periodo obligatorio de mantenimiento del empleo 

La Cláusula de Salvaguarda del Empleo, mencionada anteriormente, establece que los negocios están obligados a mantener el empleo durante seis meses, “entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aún cuando ésta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla”. Esto significa, que el plazo a contar de los seis meses empieza cuando el autónomo reincorpora al primer trabajador.

Por tanto, un trabajador autónomo tiene la posibilidad de despedir a sus empleados desafectados del ERTE una vez pasados los seis meses obligatorios de mantenimiento del empleo.

  • Alegar un despido procedente

Otra opción que tendrían los trabajadores autónomos para despedir a empleados afectados por un ERTE sería que el trabajador en cuestión o el negocio aportara motivos suficientes para recurrir al despido procedente. Es decir, habría que "demostrar que tu empleado está actuando de mala fe y cumple con los requisitos que se establecen en el artículo 54 para determinar que se trata de un despido disciplinario por el que no se indemniza al trabajador", explicó el abogado Barcons.

300.000 trabajadores siguen sin cobrar el ERTE

Otra de las conclusiones que se desprende del informe elaborado por los gestores administrativos es que, aún a día de hoy, 300.000 trabajadores siguen sin cobrar el ERTE. De ellos, 205.000 están todavía en ERTE y 105.000  son empleados que estuvieron en ERTE y ya se han reincorporado al trabajo. "Se trata de una situación de impago de la prestación que pone en un gran aprieto económico a miles de familias que dependen de ella para subsistir", señaló Fernando Santiago.

La cifra, como dice Santiago, es "demoledora". El presidente del consejo consideró que el Estado "está incumpliendo con sus obligaciones y faltando al derecho del ciudadano de cobrar por lo que ha cotizado". "El Gobierno se limita a decir que nuestras cifras son desproporcionadas pero no han publicado ninguna oficial, lo que indica que estamos acertados", apuntó.

“El Barómetro vuelve a mostrar el caos en el que está sumido el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). A pesar de ser conocedores -aunque no lo reconozcan- de los problemas existentes, nuestros gobernantes siguen sin dotar de los medios necesarios al organismo para que pueda ponerse al día. Estamos hablando de personas, de comer, de salud mental", alertó el presidente.

Constantes errores en los cobros del ERTE

Además, los gestores administrativos aseguran que 500.000 trabajadores siguen sin percibir las cantidades que les corresponderían tras su incorporación al ERTE. "Se trata de problemas que ya se habían venido comentando durante todos estos meses y que corresponden a no considerar la existencia de descendientes o cualquiera otra circunstancia que les está suponiendo cobrar cantidades distintas a las que tienen derecho". 

Para los gestores administrativos son dos las razones por las que se están dando tantos fallos en los pagos de la prestación. La primera es que el SEPE tiene casi 3.500 trabajadores menos para atender al mismo público, "con lo cual, la saturación del sistema esta ocasionando constantes errores". Y la segunda, es que "sus programas tienen mas de 35 años de antigüedad, por lo que los datos que manejan estás totalmente obsoletos y desactualizados", concluyó Santiago.

Cerca de 7.500 autónomos se vieron obligados a revertir los ERTE por la necesidad de reducir plantilla