miércoles. 12.08.2020

NO NOTAN LA VUELTA A LA NORMALIDAD

El comercio textil se hunde bajo el exceso de stock y una alarmante caída de ventas

El comercio textil se hunde bajo el exceso de stock y una alarmante caída de ventas

Según la CEC, uno de cada cinco pequeños comerciantes podrían cerrar sus puertas antes de final de año. Siguen sin vender, especialmente los negocios que se dedican al textil o los ubicados en zonas turísticas.

El comercio textil se hunde bajo el exceso de stock y una alarmante caída de ventas

El comercio minorista y de proximidad ha sido uno de los más castigados por el Covid-19. Los autónomos que regentan estos pequeños establecimientos se han visto, en la mayoría de los casos, sobrepasados por las circunstancias y la inestabilidad que generó -y todavía genera- la crisis en su economía. Tanto es así que, en los últimos seis meses, el sector perdió más de 13.200 trabajadores por cuenta propia.

Entre diciembre de 2019 y junio de 2020 el comercio minorista experimentó una caída en el número de afiliados del 1,7%. Estos negocios ya venían notando un importante declive en sus ventas, y el confinamiento y el freno en la facturación e ingresos podría terminar siendo la puntilla que lleve a muchos de ellos al cierre.

“A pesar de la reactivación de las actividades y la vuelta a la ‘nueva’ normalidad, las cifras de ventas en los pequeños y medianos comercios siguen siendo muy negativas”, explicó Carlos Moreno, tesorero y portavoz de la Confederación Española de Comercio (CEC). “Especialmente en las zonas más turísticas, como las Islas Baleares y Canarias, donde la facturación está siendo de un 50% menos con respecto al año anterior”, añadió. Año que -recordó el portavoz- ya fue malo de por sí.

Aunque el interior de la península es el territorio que mejores ventas está registrando en cuanto a los pequeños comercios gracias a que depende de un turismo más nacional, también se sitúa muy por debajo de los parámetros de hace un año. “De media nacional, observamos un 30% de caída en las ventas respecto al 2019. Estimamos que el 20% de los pequeños negocios desaparecerá antes de finales de este año”, señaló el tesorero de CEC.

“Estamos en el mes de julio y aún no he abierto mi tienda. En las islas vivimos del turismo y este año nuestra economía se va a resentir mucho. No esperamos una gran afluencia”, comentó un autónomo propietario de una tienda en Ibiza. “Voy a tantear mi apertura en los próximos meses porque abrir ahora me condenaría a cerrar la puerta definitivamente”, añadió.

El sector textil se hunde bajo un exceso de stock

Dentro del amplio colectivo de autónomos que regentan negocios pertenecientes al comercio minorista, los más perjudicados por los estragos de la crisis han sido aquellos que se dedican al textil. Los propietarios de estos negocios vieron completamente frustrado el arranque de la temporada de moda de primavera, debido al inicio de la pandemia y el consecuente confinamiento, lo que generó un exceso de stock muy importante en los establecimientos.

Estos pequeños comercios no pudieron dar salida a sus prendas durante casi tres meses. La acumulación de stock ha sido tal que, aún a día de hoy -sin restricciones de movilidad y apertura-, son muchos los que no han conseguido deshacerse de él. “El objetivo principal es quitarse el stock como sea, hasta tal punto que muchos autónomos están valorando liquidar las prendas que aún conservan en su almacén cuanto antes para así cerrar sus puertas. Nos preocupa enormemente que muchos no puedan superar esta crisis, el sector del textil está hundiendo las cifras de ventas, son los más afectados”, aseguró Carlos Moreno.

“Ahora que todas las tiendas pueden abrir es cuando se puede empezar a valorar realmente el impacto de la crisis en este sector. Y lo que ya vamos constatando es que algunas tiendas no han vuelto a abrir sus puertas y otras han durado apenas un mes más”, explicó el tesorero de la Confederación.

Además, el portavoz de CEC aseguró que “las pocas ventas que se están dando son muy agresivas, ya que estos autónomos tienen que eliminar todo el exceso de stock. No tienen apenas márgenes de beneficio por el escaso tiempo con el que cuentan, ya que los meses y las temporadas de las colecciones pasan y no se pueden permitir acumular más prendas sin saber si van a poder venderlas”.

Por otra parte, el inicio de las rebajas no ha hecho más que perjudicar al sector. Los descuentos online en las grandes superficies y, posteriormente, en las tiendas físicas, han arrinconado por completo al pequeño comercio. "Estimamos que las rebajas van a ser un 20% menos que el año anterior. De hecho, los primeros 10 días de rebajas estamos registrando un 30% menos y no esperamos que repunte", señaló Moreno.

Bajar el IVA del comercio minorista

Desde la CEC aseguraron que se está trabajando junto al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en la creación de una batería de medias para la reactivación de las ventas, centrada especialmente en los comercios pequeños, ya que son los más afectados.

“Queremos medidas prácticas para estos autónomos. Intentaremos fomentar el comercio de manera que tengan que cerrar el menor número de negocios posible”, explicó el tesorero.

Entre las soluciones que la confederación ve más viables para ayudar al colectivo destaca la bajada del IVA en los productos del comercio minorista. “Sería importante que se plantease bajar el IVA como medida de sostenibilidad para estos autónomos. Ya lo están empezando a poner en marcha en otros países. Sin embargo, en España se está hablando de subir los impuestos, lo que supondría un golpe que quizás muchos no logren superar”.

Bien es verdad que, tal y como explicó Carlos Moreno,las medidas de reactivación y rentabilidad en la economía del comercio minorista son competencia de cada Comunidad Autónoma. Sin embargo, para Moreno, esto no debe ser óbice para que se apoye al sector, y especialmente a los autónomos, "lo antes posible".

“Nosotros proponemos soluciones, pero depende de los recursos de cada CCAA el llevarlos a cabo. Aunque hay que tener en cuenta que si se demoran demasiado en ello o se cumple la ya anunciada subida de impuestos, va a afectar directamente a los pequeños comercios y el final de año puede ser horrible para el colectivo”, concluyó el portavoz de CEC.

El comercio textil se hunde bajo el exceso de stock y una alarmante caída de ventas