viernes. 19.07.2019

LA RED ELÉCTRICA ES LA PRINCIPAL CAUSA DE LOS SINIESTROS

Los comercios tienen obligación de hacer revisiones trimestrales para prevenir incendios

Los comercios tienen obligación de hacer revisiones trimestrales para prevenir incendios

La red eléctrica es la causante de la mayoría de los incendios que se producen en los negocios. Aunque la mayor parte de ellos no suelen producir consecuencias graves, es importante tener todas las medidas de seguridad al día. La nueva normativa obliga al trabajador por cuenta propia a realizar trimestralmente una revisión.

Los comercios tienen obligación de hacer revisiones trimestrales para prevenir incendios

Los incendios siguen siendo un riesgo para muchos negocios. Si bien su causa ha cambiado, antes eran producidos principalmente por cigarrillos, ahora es la red eléctrica. Aunque la gran parte (el 71,4%) de los incendios se produce en los hogares, hay un porcentaje importante que se sigue produciendo en los comercios (8,5%), por delante de los edificios industriales (7,2%), según el informe ‘Estamos Seguros’ sobre incendios que ha realizado Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) en base 103.000 percances producidos en locales asegurados.

Aunque la palabra incendio suele asociarse a grandes catástrofes, lo cierto es que también pueden ser pequeños y sin mucha importancia. Según Antonio Tortosa, vicepresidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección de Incendios (Tecnifuego): “la gran parte de los incendios que se producen en los locales son conatos, es decir son el inicio del incendio y no llegan a afectar a la estructura de los establecimientos. Estos conatos pueden ser apagados por un particular”.

Esto no hace que los conatos sean menos graves para la salud de las personas “porque lo que se quema expulsa un gas y afecta a la respiración de las personas. Si es grave el siniestro puede provocar la asfixia y producir lo que se conoce como muerte dulce” apuntó Tortosa. En estos casos, lo primero que hay que hacer es llamar a los bomberos para que extingan el fuego y ventilar bien la estancia.

Ya sea un conato o un incendio mayor, todos tienen una consecuencia económica para los locales. De hecho, según el informe de Unespa, cuando se “analiza el daño que genera cada incendio, los incidentes en el hogar pierden peso (bajan hasta el 50%) porque suelen implicar daños menores; mientras que los incendios industriales ganan importancia (25,6%) porque unitariamente resultan más costosos”. En tercera posición están los comercios también con un incremento del 11,5%, de los costes producidos por incendios.

Por su parte el vicepresidente de Tecnifuego aclaró que es “muy difícil cuantificar el coste” de un incendio para un autónomo, pues todo dependerá de la actividad, del local, de los materiales que se tengan ese momento en el local y de la intensidad de las llamas. Aún así dice que la mayoría de los incendios en los locales, “al producirse por la instalación eléctrica, su reparación varía entre los 1.5000 euros y los 5.000 euros”.

Obligados a hacer revisiones trimestrales

El vicepresidente de Tecnifuego explicó que  “existe un nueva normativa -concretamente el Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios- que sustituye el antiguo y que obliga al dueño de un comercio a realizar revisiones trimestrales -que pueden realizar ellos mismos- y otra anual que deben realizar las empresas especializadas”. Las comunidades autónomas se encargarán de revisar mediante la inspección que se está cumpliendo con la nueva normativa.

Las revisiones trimestrales se limitan a “comprobar que se está cumpliendo con la normativa en cuanto, por ejemplo, a señalización de los extintores, que estén bien indicados, que estén visibles, etc. La revisión anual la realiza un experto y se fijan más en los aspectos más técnicos”.

Los comerciantes han tenido un año para adaptarse a esta nueva normativa que entró en vigor el pasado 12 de diciembre de 2017. Según apuntan desde la Asociación, “la revisión trimestral de los equipos debe constar en acta, y debe hacerlo el propietario o bien encargarlo a una empresa de mantenimiento habilitada.  Dichas actas deben ir firmadas por el responsable del comercio y por quien haya realizado la revisión (personal mantenimiento o empresa de mantenimiento) y deben conservarse durante al menos 5 años a disposición de los servicios de Inspección de la comunidad autónoma”.

Todas las obligaciones técnicas y requisitos no son recogidas en la normativa, sino que están especificados en la Guía Técnica de Aplicación: Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios del Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo

Las causas del incendio

Tortosa explicó que las causas del incendio en los locales son muy diferentes y que los factores de riesgo dependen de la actividad. Así distingue entre:

  • Restaurantes: tienen que tener una buena limpieza y “aún así no se libran del todo de sufrir un incidente”. Según el vicepresidente, la grasa que se va quedando en las campanas y en la maquinaria puede “ser muy peligrosa”.
  • Industria: la causa más frecuente del incendio en las industrias es por el uso de los productos químicos. Aunque también se producen por cigarrillos, menos que antes, pero “todavía hay gente que busca lugares escondidos dónde poder fumar y que luego se le olvida apagar bien el cigarrillo”.
  • Comercio: la mayoría de los incendios en los comercios se producen debido a la red eléctrica debido a que tienen un mal cableado o que hacen un uso mayor de la potencia contratada. Éstos suelen empezar en los almacenes que es dónde están, lo que los expertos denominan, la batería, “que es aquello que tiene facilidades de prender”.
  • *Viviendas: principalmente por cocinas y cargas de red eléctricas, pues los hogares “no están preparados en su mayoría” para hacer frente a todo el consumo electrónico. También destaca en las zonas rurales, los incendios producidos en casas por chimeneas o braseros.

Para prevenir los incendios Antonio Tortosa, vicepresidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección de Incendios (Tecnifuego) aconseja: revisar la red eléctrica, cableado, actualizar las potencias contratadas, saber cómo funcionan los extintores.

Los comercios tienen obligación de hacer revisiones trimestrales para prevenir incendios